El mundo y yo

Dr.Michael LaitmanEste mundo es similar a un sello o una sombra inversos: Éste nos demuestra hasta qué punto somos diferentes al nivel del mundo espiritual con el que debemos correspondernos (al cual debemos volvernos equivalentes).

Digamos que tengo diez años de edad y, de acuerdo a mi edad y al desarrollo que recibí de la naturaleza y mis padres, se espera que yo reúna un cierto nivel de conocimiento y comportamiento. Sin embargo, no lo he alcanzado, por lo tanto veo el mundo como si estuviera roto.

Si precisamente reuní todos los requisitos relacionados con mi edad, yo podría ver el mundo como si fuera perfecto, puesto que mi deseo, propiedades, el mundo, y mi actitud hacia él se corresponden con la edad. Entonces, yo mismo podría experimentar la sensación de existir en el mundo del Infinito, pero sólo en la capacidad de un niño de diez años de edad. Y es lo misma a cualquier edad.

Todos los mundos son ocultamientos o manifestaciones del mal, causados por mi incongruencia con el sistema. Yo debería estar ascendiendo sus peldaños, pero no me ajusto a ellos, porque no conozco las leyes. Por lo tanto, el mundo me trata de acuerdo a mi deficiencia e insuficiencia.

Yo corrompí el mundo con mi mala actitud hacia él, y ahora lo veo como si en retorno existiera en los sistemas de disciplina y respuestas fomentadas hacia mí.

Todos ellos me parecen no corregidos. ¿Por qué?

Esto se debe a que “cada uno juzga según sus propios defectos”. El mundo nos muestra quienes somos, éste es nuestra sombra. Por lo tanto, no podemos culpar a alguien o hacer otra cosa que corregirnos internamente a nosotros mismos. Yo mismo me examino en relación al entorno correcto, al grupo, y puedo verificar si he alcanzado la unidad y la garantía mutua con él. Al pedirle ayuda al Creador, yo llevo a cabo la corrección del sistema colectivo.
(24059)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 10/15/10, “Arvut” (Garantía mutua)

Material Relacionado:
Mi vida como una película, el “verdadero” trato
La matriz de nuestra realidad
Nuestro mundo es una sombra del mundo espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: