La fórmula de la corrección: Un círculo, una línea, un círculo

Dr. Michael LaitmanComo resultado de todas las correcciones, nosotros tenemos que regresar a la forma de un círculo, como fue creado por el Creador en el mundo de Ein Sof (Infinito). Pero esto sólo puede hacerse por medio de una multitud de líneas, es decir restricciones del deseo de recibir, Masajim (pantallas) y Zivug de Haka’a.

¡La línea directa es justicia; paguen y recibirán! Los círculos son como una madre que está lista para darnos todo lo que tiene: tomen lo que quieran.

Pero los círculos por que anhelamos después de la corrección está formado por un número tan grande de  líneas rectas que toman la forman de un círculo. Si no hay limitaciones en mi deseo y está completamente corregido, yo llego a ser un círculo, quien otorga equitativamente, “Yo soy de mi amado y mi amado es mío”.

Por supuesto, nuestro ego es un círculo y este círculo está corrupto. Él quiere disfrutar todo lo que ve sin ninguna limitación ni cuenta. Nosotros tenemos que llevarlo a la forma de un círculo corregido de tal manera que sea totalmente con el fin de otorgar, por encima de cualquier cuenta. Su corrección la llena una línea. Nosotros restringimos nuestro deseo y lo limitamos por medio de un Masaj. Es el Masaj el que transforma el círculo en una línea, ya que éste limita el círculo y lo arregla de acuerdo a cierto orden y cierta cuenta.

Si no fuera por el Masaj, las vasijas permanecerían como círculos, como la Luz que los creó. Después de las restricciones, sin embargo, decimos no a la recepción ilimitada y estamos dispuestos a recibir sólo de acuerdo a cierta ración, a cierta cuenta, a cierto acuerdo. El Creador no está involucrado en esto.

Al restringirse a sí mismos, parecen decirle al Creador: “Espera, dame tiempo para dirigir mi deseo de recibir. Yo quiero arreglarlo. En el momento en que lo arregle, nos conectaremos. Por favor no me interrumpas, sólo ayúdame cuando Te pida ayuda”. Si yo no hago aquello, sentiré vergüenza, y si hago eso seré digno, y seré independiente.

Trabajar en línea recta significa trabajar de acuerdo a la justicia. Esto está determinado por cuánto puedo localizar al grupo en contraste con mi deseo de recibir, para que, por medio de la ayuda del grupo, yo dirija la Luz que Reforma y le pida ayuda al Creador. La línea recta está trabajando con el Masaj, de acuerdo a mi habilidad de sobreponerme a la vergüenza y transformarla en respeto, según la cuenta de cuánto puede usar la persona su naturaleza y la naturaleza del Creador.

Pregunta: Una línea ordinaria conecta puntos, ¿Qué conecta esta línea?

Respuesta: Esta línea conecta el deseo de recibir con la Luz a través del Masaj. Así, el círculo de “con el fin de recibir” se transforma en un círculo de “con el fin de otorgar”. El círculo correcto se creado al multiplicar el número de líneas hasta Ein Sof. Si nosotros encontramos aunque sea un grano de “deseo de recibir”, lo transformamos en una línea.

Resulta que tal monto infinito de líneas llega a ser un círculo. Recibir con el fin de otorgar de forma infinita, también es llamado círculos. Por lo tanto volvemos al mundo de Ein Sof. Nosotros podemos convertir nuestro deseo de recibir en líneas, excepto el corazón de piedra que será corregido al final, de una sola vez, por medio de todos nuestros esfuerzos. Esto va de acuerdo a la condición: “Él se tragó un ejército y lo vomitará”.
(121252)
De la 3° parte de la Lección diaria de Cabalá del 11/11/13, Talmud Eser Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta