La oración por el yo futuro

thumbs_laitman_571_02El problema es cuán rápidamente se incluye la persona, después de haber llegado a la sabiduría de la Cabalá, en el trabajo real. Ella podría estar allí por mucho tiempo, escuchar lo que se dice, pero no aplicar un esfuerzo real, que es la conexión con los demás.

Tal vez, sólo después de un largo tiempo, ella finalmente comienza a entender que el camino espiritual está en la conexión en el grupo, y que es necesario encontrar el punto central de esta unidad. Después de todo, sólo allí será digna de contactarse con el Creador.

Pasará mucho tiempo hasta que ella desarrolle una idea sobre el concepto del Creador. Después de todo, nosotros no tenemos ninguna imagen, forma, ni una leve pista del Creador. El Creador es llamado la fuerza de otorgamiento que se le revela en la persona bajo determinadas condiciones, las cuales tiene que alcanzar por su propio esfuerzo. Ella tiene que ser idónea para revelar esta propiedad. Sólo cuando ésta se manifiesta en la persona, puede ser llamada el Creador, pero no por fuera de la persona.

En esencia, la persona que es impresionada por la forma que ella misma tomará en el futuro. Ella se atrae hacia el hecho de que ésta se revela en ella, es decir, a ella en el futuro. Debe quedar muy claro para ella que nada cambiará, excepto a ella misma, que se esfuerza por su forma futura, la dirige con una oración.

Por lo tanto, se nos dice acerca de este camino, “trabajé y hallé”. Esto no quiere decir que yo permanezca como estaba y todo lo que hay a mi alrededor cambie. El mundo entero, toda la realidad está dentro de la persona, y sólo ella cambia. Por eso, “trabajé y hallé, créanle”. Es imposible llegar a este hallazgo sin cambiar uno mismo. Yo “hallo” porque me llevé hacia la forma correcta debido a la Luz que Reforma y dentro de mí mismo revelé la propiedad común de otorgamiento y amor llamada el Creador.

Es imposible lograrlo sin esfuerzo. Y después de haber aplicado los esfuerzos, yo hallo porque hago de mí mismo la base sobre la cual puede descubrirse la imagen del otorgamiento, la propiedad del Creador. Esta es la única manera de avanzar. Esta es la razón por la cual los esfuerzos deben estar más allá del poder humano; es decir, yo tengo que crear un fundamento, aplicar mis esfuerzos, pero siempre espero que la Luz que Reforma me cambie, me prepare para la revelación del atributo de otorgamiento y amor. Entonces, ésta se establecerá en mí y comenzará a gobernar, cambiándome de tal manera que toda mi mente y corazón trabajen en conexión con mis otras partes que ahora parecen extrañas y separadas de mí.

Es decir, nosotros necesitamos una definición adecuada de esfuerzo. Es por ello que pasa tanto tiempo desde el momento en que la persona llega al grupo y comienza a estudiar hasta que empieza a entender y a sentir que todos los cambios que deben ocurrir, suceden en ella, no afuera. Esto cambia en enfoque, percepción de la realidad, sensación de que todo está dentro de ella, porque el mundo entero está impreso en sus propiedades, y su misma vasija espiritual tiene que incluirlo todo, es decir, ser “integral”. Sólo entonces, alcanzará su realización, en la que toda la creación está en ella como su parte inseparable. Toda la naturaleza inanimada, vegetativa, animada, y las personas son parte de su alma, y no existe nada además de esta.

(120392 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 11/12/13)

Material relacionado: 

Conectando el primer círculo espiritual
Un rayo de Luz en la total oscuridad
El primer grado de mi alma

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: