Las mismas preguntas y respuestas todos los días

Dr. Michael LaitmanUn segmento de los Escritos de Rabash, artículo, “Y ustedes son Israel“: Existe una diferencia entre aquellos que van al trabajo a fin de otorgar y los que van para obtener una recompensa. Porque aquellos que van con el fin de otorgar, comienzan su trabajo de nuevo cada día, tanto en mente como en corazón, y no pueden obtener soporte del ayer, que ya ha pasado.

No hay elección, en su lugar es necesario revisar cada día los fundamentos del trabajo, ver que existen razones que los obligan a ir por el camino de la verdad. Y es como si él debiera decirse que todos y cada uno de los días vale la pena ser un sirviente del Creador. Y el cuerpo le pide cada día cuando comienza a trabajar, “Dime las razones debido a las cuales me obligas a dedicar todos mis poderes en aras del Cielo”. Y si pregunta, nosotros estamos obligados a darle respuestas, o de otra manera no querrá trabajar. Entonces cada día vamos de acuerdo a los mismos argumentos, a las mismas preguntas, y a las mismas respuestas.

Y en el momento en que la persona es atraída hacia el trabajo en la Torá y la plegaria y las buenas obras, y no recuerda la meta del trabajo que ella realiza en aras del otorgamiento, entonces el trabajo es más fácil para ella, porque es atraída por la mayoría. Pero en ese momento se le recuerda la meta, que es en mente y corazón, entonces “el mundo es oscuro por su bien”, debido a que esto va en contra del cuerpo, lo cual es llamado narcicismo. Entonces no tiene ninguna respuesta que darle al cuerpo, excepto esa ley que el Creador lo quiere así y estos le aseguran que es por su propio bien, que específicamente a través del trabajo con la mente y el corazón, la persona merecerá alcanzar esta perfección, porque entonces incluso sus enemigos serán obligados a amarla, y a esto se le llama, “con todo tu corazón, con tus dos inclinaciones, con tu buena inclinación, y con tu inclinación malvada”.

Se concluye que necesitamos prepararnos nuevamente y de forma constante para el trabajo, todos los días. Ayer es llamado el estado previo, no la puesta de sol y su salida. Este está establecido de acuerdo a los estados internos de la persona; podría ser que en alguno sea el “día” y en otro, esto será la “noche”, y podría ser que durante una semana pase por miles de estados de “día” y “noche”. Pero nosotros debemos prepararnos para esto todo el tiempo: para crear un entorno como este para nosotros mismos, ejercicios, y una agenda diaria, para que tan pronto como sea posible podamos “levantarnos” y trabajar de “noche”, así como durante el “día”.

Todo esto depende del entorno. Pero la persona debe comenzar de nuevo todo el tiempo: valorar de nuevo la meta del trabajo, las razones, los apoyos, y así avanzar.

(120852 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 18 de Noviembre del 2013)
Material Relacionado:

El punto de transición entre la verdad y falsedad
La noche se convertirá en día y el día se convertirá en noche
Renacer en cada nuevo grado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta