¡Superen y sigan adelante!

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Shamati # 56: … es mencionado en Maséjet Tahanit (pag.20), según el cual Rabí Elazar, hijo de Rabí Shimon, llegó de una torre cercada a la casa de su rabino. Estaba montado sobre un burro recorriéndola rivera, sintiendo una gran regocijo. Y su estado mental era descortés, pues había estado estudiando mucha Torá.

Una persona que era muy fea se le cruzo en el camino y le dijo: “Hola rabino”, pero éste no le contestó. Luego expresó: “¡Que vanidoso y qué feo es ese hombre! ¿Acaso todos los demás hombres de tu ciudad son tan feos como tú?” El rabino respondió: “No lo sé, pero anda a reclamarle al artesano que me hizo, ¡qué fea es la vasija que has hecho!” Al darse cuenta de que había cometido un pecado, se bajó del burro…

Debido a que él vio que había entrado en un estado desde el cual no podía ascender. Por esta razón apareció Elías y le dijo, “ve donde el artesano que me hizo”. En otras palabras, dado que el Creador los creó tan feos, Él debe haber sabido que es con estos Kelim (vasijas) que puede lograrse la meta. Así que no se preocupen, sigan adelante y que tengan éxito.

Al final del asunto, todo lo recogemos para el trabajo en un grupo, en nuestra conexión. En este sentido tenemos que aprender la Torá interior (la sabiduría de la Cabalá), a fin de convocar la Luz que Reforma en el lugar de la conexión. Porque nosotros queremos que esto exista de tal forma que dentro de él, nosotros ya comencemos a descubrir y a sentir al Creador. Debemos alcanzar un déficit por esto y darle forma tanto a través del trabajo entre nosotros como de los Kelim externos, a través de participación en la difusión.

Es decir que es claro que hay tres círculos aquí. El círculo exterior es el mundo, que debe mejorar su condición, pero que se encuentra separado de la espiritualidad. Después estamos nosotros, el ducto, el acople. Siempre queremos estar conectados con el Creador y anhelamos la espiritualidad, es decir, queremos ser la parte otorgante de la creación. Y el tercer componente es la fuerza más elevada, el Creador, nuestro nivel más alto, investido en nosotros y que manifiesta todo este proceso.

Si nos encontramos en el grupo correcto, con el correcto estudio y la intención correcta, entonces, en la medida en que avanzamos, la Luz Superior nos influye, y nos sentimos definitivamente a nosotros mismos (nuestras características) como si fuéramos cada vez más “feos”. Aun así, es necesario seguir aprendiendo sobre estos estados, sobre todas las sensaciones de nuestra fealdad, cada uno de nosotros por separado y todos juntos; atravesar los descensos, soportar nuestra insignificancia, comprender completamente nuestra insignificancia y la de todos los demás. Pero en lo que respecta a todas estas emociones, la Luz aparece nuevamente y nos lleva hacia la conexión y el llenado. Esta es la forma en que avanzamos.

Por lo tanto, Rabí Elazar lo superó y siguió su camino. Y nosotros también tenemos que hacer lo mismo: superar y seguir adelante.

(120662De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 14 de noviembre del 2013, Shamati # 56 “La Torá es llamada indicación“)

Material Relacionado:

Los círculos de vida
Salir al público es un primer paso hacia el creador
Como una red llena de peces

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: