Un canal de conexión bidireccional

Dr.MichaellaitmanNosotros debemos alcanzar un estado en el que tengamos una preocupación máxima por el bienestar de los demás, como si estuviéramos preocupados de nuestros hijos. Por ahora todo esto ocurre debido a nuestro creciente egoísmo. La pregunta es, qué haremos después, cómo debemos elevar al Superior hacia el centro del grupo, a través del cual podemos penetrar dentro del grupo, donde está concentrada la Fuerza Superior. ¿Debemos pedirle a Él que nos llene, o debemos darle a Él la oportunidad de revelarse en el mundo para que la propiedad misma de otorgamiento y amor se manifieste en este campo?

Todo depende de nosotros. Tendemos un puente con los deseos del público, preguntándole a cada uno qué necesita: salud, honor, conocimiento, comida, familia, bienestar… y agregamos nuestra actitud a ellos. Después de todo, nosotros queremos que sus deseos sean más cercanos al Creador, revelar al Creador en las personas, dándole así placer al Creador. Nosotros elevamos las necesidades corpóreas de los demás, por comida, dinero y respeto a un nivel espiritual para que la Luz (el Creador) se revele dentro de ellos. Cuando esto pase, ésta responderá a todas sus preguntas en una forma que ellos se vuelvan hacia el otorgamiento, dándole así placer al Creador.

La alegría del Creador tiene que ser el punto inicial y final de nuestras acciones, su causa y meta. En este mundo, nosotros servimos como un “conducto”, un “canal de transmisión”.

Nosotros operamos en dos direcciones: hacia el público en general y hacia el Creador, tanto con respecto a los deseos materiales como a los espirituales. Estamos posicionados en el medio: la mitad aquí y la mitad allá. Nosotros sentimos empatía por el sufrimiento de las personas y sentimos constantemente que no estamos satisfechos con el Creador. Esta es la forma en que Él nos provoca y pone obstáculos en nuestro camino para hacer que nos lamentemos por los sufrimientos de las otras personas, por lo malas de sus situaciones y por lo miserables que son: sin refugio, comida  y seguridad, y con terribles conflictos, frustraciones y enfermedades.

Somos forzados a culpar al Creador, en vez de justificarlo. Es por esto que tenemos una oportunidad de trabajar en Su justificación, de verlo a Él con fe por encima de la razón como “”¡el Bien que hace el bien al bueno y al malo!”
(117474)
De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/27/13, El Estudio de las Diez Sefirot

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta