Uno debe apuntar hacia la meta

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo debemos tratar con la falta de fe en la revelación del Creador causada por los muchos intentos fallidos?

Respuesta: Tenemos muchos intentos por delante de nosotros, y yo no les prometo que estos serán  exitosos.

Pero, ¿por qué creen que podrían no ser benéficos? De los intentos fallidos ustedes acumulan el potencial requerido de desesperación de su propio poder y, al mismo tiempo la amargura de que deben lograr la meta, pero no pueden, y por lo tanto se vuelven hacia el Creador. Es imposible que acudan a Él hasta asegurarse de que está dentro de sus capacidades el comprometerlo para que Él haga algo, si lo quisieran, lo exigieran, y gritaran.

Nosotros progresamos en el mundo espiritual en dos direcciones mutuamente contradictorios que se rechazan mutuamente: Una de las líneas es la perfección completa (el atributo de la Luz), y la segunda línea es la falta de perfección completa (el atributo del deseo, de la vasija), y éstas tienen que ser compatibles.

Ese es nuestro problema interno, una división interna. Existimos entre dos estados: un estado es: “Si el Creador no me ayuda, quién lo hará”, y el otro estado, “¿Si no lo hago yo por mí mismo, entonces quién lo hará?”

Nuestros intentos fallidos no son sólo fallas, sino las condiciones acumuladas para la elevación necesaria y correcta hacia el Creador, es decir, cuando ustedes sienten que por un lado Él no les ayuda sin haberle clamado a Él, y por el otro, sólo Él puede ayudarles si le gritan a Él. El tercer punto es que su clamor a Él depende de que Él los dirija a ustedes hacia Él. Y el cuarto punto es que sin importar cuánto los dirija Él, en todo caso, esto sólo depende de ustedes.

Se trata de un conflicto interno de un tipo tal que nos divide, como en los sitios en los que divergen dos cruces, uno aquí y otro allí, y ustedes no pueden tener éxito para unirlos en absoluto. Sólo hay una manera de alinearlos, si miran hacia adelante, no a ellos, sino al Creador, buscándolo en aras del otorgamiento, entonces estos se fusionan. Aquí tenemos el tercer componente.

Se nos dice: “Israel, la Torá, y el Creador son uno”. Al combinar los tres componentes, entonces ustedes alcanzan la meta.

Y ¿cómo es posible anhelar al Creador, si no lo ven? Cómo pueden dirigirse a sí mismos correctamente si sólo tiene dos sitios y el tercero es la meta hacia la cual es necesario apuntar correctamente y no está a la vista. ¿Hacia dónde apuntarse a sí mismos? La respuesta está en el grupo. Está frente a ustedes. Mientras se dirigen completamente a sí mismos hacia al grupo, hacia el otorgamiento, a la adhesión con él, a la incorporación con él, ustedes apuntan exactamente hacia el Creador.
(121343)
De la Charla sobre el grupo y la difusión del 10/22/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta