entradas en '' categoría

La fuerza de la envidia no está limitada por el tiempo y el espacio

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam “Introducción al Libro Panim Meirot uMasbirot”

La inclinación a la envidia hace surgir a los sabios de entre ellos, como nuestros sabios dijeron, “la envidia del autor aumenta la sabiduría”. El carácter fuerte, con inclinación a la envidia, se destaca en la adquisición de la sabiduría y del conocimiento. Es como el grado hablante en toda la realidad, en la que la fuerza que opera no está limitada por el tiempo y el lugar, sino que eses colectiva y abarca todos los temas en el mundo, en todos los tiempos.

Además, es la naturaleza del fuego de la envidia general la que abarca todos los tiempos y toda la realidad. Esto se debe a que ésta es la conducta de la envidia: si uno no había visto el objeto en posesión de un amigo de uno, el deseo no se habría despertado en uno en absoluto.

La fuerza de la envidia es la fuerza más poderosa, sobre todo en los trabajadores del Creador y un poco menos en la gente común. Si es que es posible decir que las personas comunes tienen envidia de la misma forma a la cual nos referimos.

Se nos dice que, “la envidia del autor aumenta la sabiduría”, es decir, esta es la única fuerza que actúa, empuja y tira de la persona hacia adelante. Es una fuerza muy útil. Por eso, tenemos que mostrarnos unos a otros cuánto invertimos en el grupo, tratar de amar a los amigos, exagerar los buenos ejemplos, y no tener miedo de parecer poco modestos y poco justos.

Ustedes no deben presentarse como justos ocultos. Por el contrario, el ejemplo demostrativo su devoción y entusiasmo, beneficia en gran medida a sus amigos. Entendiendo esto, el grupo ya muestra el principio de “amor al prójimo como a ti mismo”. ¡De hecho, yo estoy interesado en ver que los demás son mejores que yo!

Por lo general, nuestro egoísmo quiere restarles importancia a todos; incluso si yo no soy absolutamente nada, al menos, otros son incluso menos que yo. Aquí, por el contrario, yo quiero ver a los demás más elevados que yo.

Aunque esto va en contra de mi egoísmo y es desagradable, empiezo a criticarme a mí mismo, pero es por el bien de mi avance.

Así les mostramos ejemplos a los niños pequeños, “¡Mira lo que este muchacho puede hacer! ¡Trata de hacer lo mismo!” Es natural que un niño aprenda de los ejemplos de otros. Es lo mismo en el desarrollo espiritual: Nosotros necesitamos mostrarnos unos a otros un buen ejemplo y suscitar deliberadamente la envidia.

En el mundo externo, a la gente le encanta que otros los envidien y sufren, al verlos tan exitoso, rico y poderoso. Pero aquí, es opuesto; al permitir que los demás me vean como fuerte y orientado hacia la meta, yo les ayudo porque quiero que sean mejores que yo. Así, yo elevo al grupo de acuerdo con el principio “el que elige un mejor entorno se ve recompensado con el éxito y el avance”.

Tenemos que utilizar este medio, la palanca, el fuego de la envidia que nos quema, con la mayor astucia, tratando de despertar la envidia de los buenos amigos. Necesitamos no sólo jugar en relación a los demás, sino también hablar de esto, aprender de todas las formas, que muestran otros, y volvernos como ellos y aún mejores. Entonces el grupo se hará más fuerte, crecerá y avanzará.

(124022 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 26 de diciembre del 2013)

Material Relacionado:

La envidia es una cualidad positiva cuando se utiliza correctamente
Yo envidio significa que crezco
Gracias por envidiarte

Ahora es su turno para ser reyes y gobernar

Dr. Michael LaitmanTodos los cambios ocurren en el deseo de recibir, mientras que la Luz Superior se encuentra en un estado de absoluto reposo. Al mismo tiempo, sabemos que todo proviene de lo Alto y que no existe nadie más aparte de Él, del Creador, y que sólo Él decide y actúa. Así que ¿cómo puede ser que una vez decimos que todo está determinado por la Luz y otra vez que todo depende de la vasija, de nuestros esfuerzos, del deseo y de nuestro trabajo?

Podemos verlo de dos maneras: desde la perspectiva de la Luz o desde la perspectiva del deseo. Pero está claro que todos los atributos y el software que forman parte de la Luz, funcionan de manera oculta en el deseo y lo activan. Esto se conoce como la “fuerza del operador en el operado”.

Podemos evaluar la Luz que maneja el deseo de acuerdo a sus acciones en el deseo. Esto significa que todas nuestras revelaciones empiezan desde la vasija, desde el deseo. Yo no revelo al Creador que opera en mí, sino más bien, dentro de mis vasijas, descubro los fenómenos por medio de los cuales yo supongo que Él opera dentro de mí.

La Luz siempre está ahí y yo sólo descubro su influencia. Entonces parece que mis deseos están llenos y que ellos comienzan a iluminar como Luces brillantes, pero estos sólo revelan la Luz que ya está en ellos. Así que es mejor mirar las vasijas desde un costado, puesto que esto nos ayuda a enfocar el trabajo correctamente y a no esperar que algo venga de Arriba por parte de la Luz.

La Luz Superior no deja de iluminar en el inferior ni por un momento. Esto significa que su influencia no cambia porque es bueno y benevolente para todos. La fuerza no cambia, sino sólo las vasijas, bajo la influencia de esta fuerza. Yo tengo que decirlo así, dado que ésta me obliga a cuidar de mis vasijas, a pensar en la relación con los amigos, y a absorber las deficiencias espirituales adicionales de ellos.

¡Gracias a la deficiencia adicional que recibo de la conexión, por una mayor importancia de la meta, yo exigen la Luz! Yo no le pido que me ilumine más, sino más bien que abra mi deseo, y entonces la Luz pueda influir más en mí.

Mi deseo se abre y la luz sigue siendo la misma. Esta es una diferencia significativa en el enfoque. ¿Solo oramos y pedimos misericordia o sabemos que todo depende de nuestro trabajo? Nuestro deseo es el resultado de nuestro trabajo y de la conexión entre nosotros. Así es como nos parecemos que funciona la Luz, pero, de hecho, nosotros sólo abrimos los canales de nuestro deseo de recibir en los cuales la Luz puede revelarse.

Si yo hablo desde la perspectiva de las vasijas, me obligo a mí mismo a preocuparme por ellas. No espero que la Luz cambie, ni derramo una lágrima cuando ésta no opera y no me llena, ni la culpo por lo que me hizo a mí y a todo el mundo en el pasado. Esto significa que no veo la Luz como responsable de todo lo que la gente suele hacer cuando comete un error. Después de todo, nada depende de la Luz, porque “Él ha dado una ley que no puede quebrantarse”. Él le ha dado todo a la persona, como un cetro, para que ella sea un rey y gobierne. Entonces todo depende sólo de mí y no hay nadie más con quien pueda yo contar.

Por lo tanto, tenemos que salir a difundir y apoyar al grupo y no ser materialistas y místicos que cuentan con alguna fuerza superior oculta. Esta es la gran diferencia entre las diferentes religiones y la Cabalá, es decir, entre las creencias y la ciencia. En la Cabalá todas las herramientas están en nuestras manos, ya que sabemos que nuestro lo deseo determina todo y que el Creador no decide nada, Él en realidad nos da pleno control.

¿Entonces por qué los cabalistas dicen que todo depende del Creador? Si descubrimos que todo depende de nosotros, descubriremos que, de hecho, todo depende de Él, de acuerdo al trabajo que hagamos. Por lo tanto, se nos dice, “¡me esforcé y hallé, créele!” Pero en realidad, esto es algo que el mundo no está dispuesto a aceptar.

Sólo por medio de nuestros esfuerzos podremos alcanzar algo, y de lo contrario podemos seguir orando para siempre. Al mismo tiempo, decimos, “si tan sólo pudiera uno rezar todo el día”. Esto significa que tenemos que alcanzar una deficiencia en la oración que se renueve constantemente gracias a nuestro trabajo en la conexión entre nosotros. Así que la oración es el trabajo del corazón, por encima de nuestro deseo. Este es un punto crítico y es la base de todo el trabajo espiritual. Esta es la manzana de la discordia que distingue a la sabiduría de la Cabalá de todas las otras creencias.

(123679De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de diciembre del 2013, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

El juego de la luz y la vasija
Una vela que se enciende con otra vela
El descubrimiento del siglo: ¡el creador no creo al ser creado!

El proceso de decadencia social

Dr. Michael LaitmanPregunta: El estado presente de la humanidad es un cuadro típico de la degradación de toda la humanidad. Si tomamos como ejemplo el Imperio Romano, allí el sistema se deterioró y rompió tanto, que cada parte funcionaban sólo para sí misma y para el sistema, y por lo tanto, los mandatos de las autoridades carecían de poder. El terrible proceso de decadencia social empezó. Y ahora estamos hablando de una escala mucho más grande que la humanidad nunca ha experimentado.

Respuesta: ¡Incluso ahora esto está ocurriendo sin espada ni lanza, así fue en ese entonces! Si vemos a la humanidad como algún tipo de sistema unificado, varias sociedades se desarrollaron a diferentes ritmos, pero en general, era un sistema colectivo dentro del cual las unidades individuales fueron dañadas. Pero el sistema siempre fue restaurado, mientras que hoy en día, el estado es tal que no quedan sociedades sanas, ya que la crisis toca a toda la humanidad en general y daña todo el sistema.

Los cabalistas predijeron estos fenómenos con bases completamente científicas. Si tomamos nuestro ego como la fuerza básica de la naturaleza desde la cual se derivan todas las leyes sociales e incluso naturales, entonces al final, el ego debe crecer a un estado como este en el que subyugue todo lo que existe, es decir que destruirá todas las conexiones entre las personas.

Y mientras en el principio éste actúa para crear estas conexiones, aun así después de organizarla, alcanza una satisfacción personal. Esto ocurrió a mediados de los 50 del siglo pasado, cuando todos pensaban que la humanidad estaba entrando en un estado de desarrollo infinito de la sociedad consumidora, en la que todo era para el bien de la persona: escuelas, universidades, cultura, ciencia, la conquista del espacio.

Varias sociedades encontraron esto de diferentes maneras, aunque querían específicamente alcanzar su meta. El egoísmo nos atrajo hacia este tipo de desarrollo. Y como resultado de esto, cuando nos conectamos sistemáticamente y organizamos conexiones globales recíprocas en todo el mundo, inmediatamente empezamos a morir, como el Imperio Romano.

Hasta la fecha, ciertamente vemos que no tenemos la habilidad para usar estas conexiones de forma correcta. Todas estas actúan no sólo en contra de la persona, sin también en contra de toda la sociedad, y las destruye. En esta conexión es posible ver muy claramente la naturaleza del crecimiento canceroso en el cuerpo, cómo este mata todo lo que lo alimenta y al final se mata a sí mismo.

(122973 – De Kab.TV  “Un mundo integral” del 24 de octubre del 2013)

Material Relacionado:

Mirando juntos la misma ventana
No desees ningún daño a los demás
Si quieres hacer del mundo un mejor lugar, haz de ti una mejor persona

Nuestro líder: Es el ego

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué rol cumple el ego en la transición de la nueva transformación, considerando que este ha evolucionado finalmente?

Respuesta: Este nos ayudará al mostrarnos dónde y cómo añadir la fuerza opuesta al bien, para que estas se desarrollen de una manera mutuamente equilibrada.

El ego es nuestro líder porque nos muestra que debe hacerse. El deseo egoísta en cada caso determinará las actividades de la persona, nosotros no quitamos nada aquí de ninguna manera, ni descartamos lo que creamos.

Nosotros sólo añadimos un componente positivo a todo lo que ahora está muriendo y es animado.

Pregunta: Usted dice que la fuerza altruista es una fuerza creativa. ¿Puede el ego también crear?

Respuesta: Este puede crear de una manera maravillosa. ¿Ven ustedes lo que él hizo con nosotros? Todo esto es para bien. No hay nada incorrecto en la naturaleza.

Este es el programa de la naturaleza que nosotros llevamos a cabo inconscientemente bajo la influencia de estas fuerzas. Cada vez que sentimos que éste es malo para nosotros en el estado dado, empezamos a movernos hacia el siguiente estado, hacia un estado mejor. El ego nos muestra inconscientemente que será bueno para nosotros aquí, y allí no. Este nos dirige desde dentro, diciéndonos qué hacer.

El ego maneja toda nuestra fuerza, todas las características, y nos conduce hacia adelante de forma precisa y brusca. A veces caemos en algo, supongamos en la construcción del socialismo o algo más, pero esto es sólo para entender las ramificaciones del callejón sin salida, y después de eso, continuamos desarrollándonos más.

(123874 – De Kab.TV  “Un mundo integral” del 24 de octubre del 2013)

Material Relacionado:

Aprendiendo a trabajar con el egoísmo
Con la ayuda de la simple psicología del egoísmo
Recuperándose del ego con un tratamiento de sanatorio

La tercera revolución industrial

Dr. MIchael LaitmanOpinión (Igor Agamirzyan, CEO de Rusia Venture Company): “La robótica y los nuevos métodos de producción convertirán las fábricas en locales abandonados, administrados por una docena de operadores. ¿Qué podría hacerse con el tiempo libre de las personas de todo el mundo? “

“La primera revolución industrial comenzó en Gran Bretaña a finales del siglo 18, con la mecanización de la industria textil. La culminación de la segunda revolución industrial llegó a estar en las líneas de ensamblaje de Ford”.

“En menos de dos siglos, la estructura económica, política y social del mundo fue completamente subordinada a la nueva realidad industrial. Ahora vivimos en la era de la tercera revolución industrial. Sin embargo, no todos entienden que esta es radicalmente diferente a las dos anteriores. Y junto con ella, nuestra vida será fundamentalmente diferente”.

“La característica principal de la nueva industrialización es el desplazamiento del centro de valor añadido, pasando de la fabricación al desarrollo, la ingeniería y el diseño. En la economía tecnológica moderna, la realización de réplicas de objetos complejos se volvió prácticamente gratuita”.

“En la industria farmacéutica, el costo de producción de una pastilla se acerca a cero, mientras que las empresas gastan miles de millones de dólares en el desarrollo y comercialización de nuevos fármacos. En un futuro cercano, la capacidad de producción se hará por medio de una impresora casera”.

“La producción regresa desde los países en desarrollo a los desarrollados, porque ahora los bienes se crean en negocios sin gente. Como resultado de ello, el papel de los diversos estados cambiará en el mundo global”.

“Las dos primeras revoluciones industriales trajeron cambios a la estructura de la sociedad. En poco tiempo, el número de personas en el mundo creció de decenas de millones a siete mil millones. El promedio en cuanto a la esperanza de vida se ha duplicado, por primera vez en la historia de la humanidad, la mayoría de la población no muere de hambre, y sólo el 5% de la población puede satisfacer las necesidades básicas de la humanidad. El principal resultado de esta transformación es el surgimiento del excedente del tiempo libre de las personas. La tercera revolución industrial se llenará esta vez con ideas y significado”.

Mi comentario: Nuestro desarrollo se encamina hacia la liberación del ser humano desde el nivel animal, en el que es necesario cuidar el cuerpo, para que en el momento en que empecemos a reconocer el mal de nuestro egoísmo y su finalidad, podamos involucrarnos plenamente en nuestra reeducación y similitud con nuestro siguiente grado, el nivel de “humano”, en la aplicación de la condición bíblica de “ama a tu prójimo como a ti mismo”.

(124042)
Material Relacionado:

En el 2018 los robots reemplazarán los trabajadores de oficina
Los “expertos” que manejan el desastre
¿El final del estado-nación?

Una lente de aumento para la Luz Superior

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué significa tratar de conectarnos mientras leemos El Libro del Zóhar?

Respuesta: La lectura  del Zóhar es el momento en el que no deben usar su mente sino su alma. Ahora ustedes tienen que pensar cómo debemos conectarnos con el fin de ser como una lente de aumento mediante la cual reunir los rayos del sol para iluminar algo que está bajo la lente.

¿Cómo podemos concentrarnos y enfocarnos en este punto? Si lo hacemos, sentiremos como pasa la Luz que nos influye a través de nosotros, iluminando nuestro deseo de recibir y cambiándolo. Entonces el deseo se restringirá, adquirirá un Masaj (pantalla) y comenzará a trabajar.

Todo nuestro trabajo lo hacemos mediante esta lente de aumento que está volviéndose más poderosa. Nuestro trabajo está en la creciente concentración del grupo en cantidad y calidad para que una Luz más fuerte venga y nos lleve a una conexión más substancial y cualitativa. Entonces descubriremos el estado espiritual en la conexión entre nosotros. Lo que descubrimos es llamado el mundo espiritual.

Pregunta: ¿Yo construyo esta lente de aumento mediante mis esfuerzos o se crea por los esfuerzos de todos?

Respuesta: Mediante todos nuestros esfuerzos. La lente de aumento en sí no es importante. Lo importante es el punto central en la lente de aumento, en el cual todos los rayos de Luz se conectan y descienden a través de ella.

Pregunta: ¿Cómo sabemos que todos nuestros esfuerzos tienen éxito?

Respuesta: De acuerdo al resultado: recibirán el cambio deseado, como se nos dice: “Laboré y encontré”. El esfuerzo está en la conexión entre nosotros, en un corazón y en la garantía mutua, y el hallazgo es cuando descubrimos entre nosotros el primer atributo de otorgamiento llamado el primer nivel espiritual.

Pregunta: ¿Qué cambiará en mí tras este cambio?

Respuesta: No sólo querrás otorgar sino que además serás capaz de otorgar.

(122430 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 08 de Diciembre del 2013, El Libro del Zóhar)
Material Relacionado:

Los secretos de la lectura del zohar
Un centro para todas las inversiones y esperanzas
Mejor menos pero juntos

Dos socios: Egoísmo y altruismo

Dr. Michael LaitmanPregunta: En el pasado, en el momento de la transición de un sistema a otro, ¿el ego requirió también de altruismo o no?

Respuesta: El egoísmo se nutre siempre mediante conquistar algo. Es como un tumor canceroso que crece gradualmente sin ser evidente todavía. Y ahora ha crecido hasta la última etapa y está comenzando a devorarse a sí mismo.

Hasta los 80’s, todos los sistemas que construimos sirvieron para extender y expandir una meta en particular. Salimos al espacio, a las estrellas; fuimos a las profundidades de las entrañas de la tierra; construimos grandes ciudades, y creamos nuevas tecnologías. Nos desarrollamos bajo la influencia de una y sólo una fuerza, y pensamos que esto continuaría para siempre.

Si continuáramos desarrollándonos de esta manera, avanzaríamos sólo externamente y no de manera interna. El desarrollo humano se llevó a cabo de manera mecánica, tecnológica: en vez de dos manos, tendría veinte; en lugar de ver hasta dos kilómetros de distancia, vería a doscientos kilómetros.

En este caso, el humano se convirtió en un apéndice de una máquina, una apéndice de una computadora. Entonces hoy el sistema egoísta comienza a trabajar más y más en contra de él. El humano se ha vuelto innecesario para este.

Hemos crecido hasta un estado tal que debemos descubrir el significado de nuestra existencia. Ahora, para muchas personas, en particular para los jóvenes, la razón para vivir, la aspiración por cierto tipo de meta, ha desaparecido: “¿Para qué esforzarse? Yo existo de forma confortable, no necesito hijos, una familia, o un trabajo serio; ¿Qué me dará eso?” Es mejor si me siento en algún lado con amigos, a divertirme ¿Qué más hay por qué vivir; cuál es la razón de vivir? Jugaré un poco y moriré, como todos”.

Por lo tanto el asunto ahora es, o le damos a la persona motivación para vivir, o le damos drogas. Y aquí la Cabalá o el método de educación integral le muestra a las personas un camino completamente diferente: obtener de la naturaleza un segundo poder anti egoísta. Es precisamente este poder el que creó y desarrolló el ego, para que conscientemente lo obtuviéramos de la naturaleza y pudiéramos manejar mutuamente las dos fuerzas de nuestro desarrollo.

Una de ellas puede inspirarnos hacia adelante con el bien, a través de la meta que brilla desde la lejanía. Y la segunda es como una aplanadora del desarrollo que me persigue, y yo huyo como ese pobre coyote de los dibujos animados.

Pregunta: ¿Pero incluso la fuerza altruista requiere de egoísmo, al menos en esta etapa?

Respuesta: Si, para esto, el ego se desarrolla. Y ahora muestra que si no lo equilibramos a través de la fuerza altruista, nos devorará, como un tumor canceroso en el cuerpo humano que devora el cuerpo y al final se mata a sí mismo.

¿Qué significa un tumor canceroso? Este es un programa desordenado del desarrollo del cuerpo, del funcionamiento de las células, en el que comienzan a proliferar más allá de su espacio restringido y tienen un efecto opuesto.

En principio, cada célula tiene la posibilidad de desarrollar un cáncer, pero éstas siempre se encuentran en armonía entre ellas, en un equilibrio relativo entre fuerzas positivas y negativas. Pero cuando una de ellas se hace más grande, entonces otra desaparece o existe un desorden en la polaridad entre ellas, y en este desequilibrio aparece el desarrollo destructivo.

Es lo mismo con la sociedad. Nosotros tenemos que comenzar rápidamente, a través de una segunda fuerza positiva, a equilibrar a toda la sociedad humana que se ha vuelto un tumor canceroso. Y este es el remedio para su recuperación.

Desafortunadamente, en el momento de sanar el cáncer, estamos satisfechos con suprimir el desarrollo egoísta de las células a través de varios tipos de radiación, matando así a las células. Esta no es una cura. No es necesario matar a la sociedad humana o hacer alguna otra cosa con ella. Sólo necesitamos añadirle la segunda fuerza de desarrollo.

(123876 – Del Kab.TV “Un mundo integral” del 24 de Octubre del 2013)
Material Relacionado:

Más allá del tiempo y del espacio
Saliendo del mundo de la fantasía hacia el mundo de la verdad
Saliendo de las tinieblas hacia el mundo de la verdad

Lección diaria de Cabalá – 12.30.13

Preparación para la Lección

Video: Descargar

Audio: Descargar

Lección sobre el tema: Preparación para la Convención

Video: Descargar

Audio: Descargar

Escritos de Baal HaSulam “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 8

Video: Descargar

Audio: Descargar

El ser creado sigue siendo un signo de interrogación

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”: Nuestra mente exige que Él sea completamente benevolente, más allá de toda comparación.

Hay una diferencia entre lo que vemos y lo que sentimos. Si nosotros nos fijamos en la naturaleza, no en nuestras sensaciones, entonces nos parece perfecto. Hay una idea perfecta de la combinación de sus partes. Cada una complementa a la otra, y en la interconexión entre ellas, todos los elementos siempre construyen sistemas más complejos.

La posibilidad de ser más complejos y perfectos, de elevarse a estados desconocidos es inherente a la naturaleza misma. Este potencial está presente en todos sus niveles. Por ejemplo, nosotros utilizamos sólo una pequeña parte de nuestro cerebro. “Potencialmente”, él está diseñado para hacer mucho más. ¿Por qué no podemos usarlo completamente?

En general, hay grandes profundidades en la naturaleza, enormes reservas de energía; en resumen, necesitamos una base que nos permita, sin “movimientos corporales”, proveérnoslo todo para nosotros mismos, descubrirlo todo, elevarnos al grado de eternidad, perfección, reforzarnos, y no necesitar ningún esfuerzo. La energía inagotable está por todas partes, pero no sabemos cómo “conectar los cables”. La tecnología moderna ha tomado una dirección completamente equivocada y es por eso que es incapaz de realizar este potencial.

Como resultado de ello, nosotros no podemos llegar a la abundancia. Por otra parte, a juzgar por la forma en que nos sentimos, estamos en un estado opuesto al que deberíamos estar.

¿Qué es lo que pasa? ¿Por qué no podemos complementarnos entre nosotros como las células de un cuerpo vivo que interactúan unas con otras tan maravillosamente? ¿Por qué nos desarrollamos en una mala dirección?

Hoy apenas podemos ver los viejos tiempos, y, sin embargo, la vida en las tribus, en comunidades donde todo el mundo era cerca los demás, era mucho mejor. La gente era más feliz; ellos tenían más tiempo, observan sus tradiciones, se adherían a su educación, se mantenían en un verdadero ambiente familiar, y todo ello con una gran sensación.

Al mirarlos con nuestra nariz hacia arriba, nosotros estamos perdiendo el punto. Mientras tanto en algún momento en el futuro, nos daremos cuenta de que somos más primitivos que ellos. Después de todo, al menos ellos disfrutan de la vida, y luchan con la vida insatisfecha, en una carrera que no tiene final. En esencia, esta existencia está desprovista de racionalidad alguna.

Resulta que, en última instancia, nuestro desarrollo no es bueno.

Mientras tanto, la naturaleza es como nuestra madre. Ella tiene el deseo de la madre que da y ha creado todo lo que existe a partir de este deseo, de esta fuerza.

Por el momento, se trata sólo de una suposición ante nuestros ojos, sin embargo, es lo suficientemente razonable como para ser estudiada.

Baal HaSulam escribe sobre esto: Nosotros podemos rastrear nuestro desarrollo por medio de algunos signos que se derivan de una fuerza positiva. Por otra parte, está construido con base en lo negativo: Yo no puedo dar un paso hacia adelante hasta que sienta que algo me falta.

¿Qué nos empuja desde atrás? Una vara. ¿Qué me lleva hacia adelante? El placer. Por lo tanto, podemos atribuirle estas dos partes a la naturaleza. Pero, por otro lado, entendemos que en última instancia ambos nos desarrollan en dirección a aumentar el bien.

En resumen, en este punto Baal HaSulam indicó que la creación entera está preparada, pero por el momento sigue siendo un signo de interrogación…
(123983)
De la 3° parte de la Lección diarias de Cabalá del 12/25/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
Uno contra toda la naturaleza
Aprendan a vivir en equilibrio con la naturaleza
Tras un espejismo

La unificación de HaVaYaH – Elokim

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, Igrot (Cartas), Carta 16, “La unificación de HaVaYaH Elokim“: HaVaYaH significa Providencia privada, donde el Creador lo es todo, y Él no necesita que los habitantes de las casas materiales le ayuden. Elokim en Guematria es HaTeva [Naturaleza], donde el hombre se comporta de acuerdo a la naturaleza que Él inculcó en los sistemas del cielo y la tierra corporales, y él mantiene esas reglas al igual que el resto de los seres corpóreos. Y, aun así, él también cree en HaVaYaH, es decir, en la Providencia privada.

Con ello, él una a una con la otra, y “ellas se convirtieron en uno en su mano”, y así él trae gran alegría a su Creador, y trae iluminación a todos los mundos.

Este es el significado de los tres discernimientos, mandamiento, transgresión y permiso. El mandamiento es el lugar de la santidad, la transgresión es el lugar de Sitra Ajra, y el permiso no es ni un mandamiento ni una transgresión. Más bien, es el lugar en el que pelean la santidad y la Sitra Ajra.

Cuando la persona hace cosas permitidas, pero no se dedica a la santidad, todo ese lugar cae en el dominio de Sitra Ajra. Y cuando la persona se hace más fuerte y se involucra en cosas permitidas para realizar unificaciones tanto como puede, ella devuelve el permiso al dominio de la santidad.

Este es nuestro trabajo. Esta era la meta de la creación: crear a un ser humano que se volviera similar a la Fuerza Superior. A medida que se desarrollan, los seres creados se acercan al estado en el que empiezan a tener una oportunidad de libertad de elección, cada uno a su tiempo. Si la persona llega a este umbral, más allá del cual se supone que debe obtener la libertad de elección, entonces el Creador le trae a un grupo y pone su mano en la buena fortuna, y le dice: “¡Tómala!”

Si la persona acepta, es decir, si ella quiere volverse en dirección a la Fuerza superior a través del entorno, hacer coincidir sus propiedades, concordar con ella y justificarla, lo cual significa adhesión con el Creador, entonces ella comienza gradualmente a revelar su mal. El mal es una propiedad especial, la fuerza que se revela en la persona en contra de su acercamiento al Creador. De manera práctica, esto se expresa en el rechazo que siente con respecto al entorno, en la reticencia a acercarse a él.

La fuerza que actúa contra el Creador, llamada “Faraón”, se revela. Todos los villanos y los pecadores descritos en la Torá son, en esencia, una fuerza, que lucha supuestamente contra el Creador. Pero, obviamente, todos estos pecadores son despertados por Él, porque “No existe nadie más aparte de Él”. De diversas maneras, todas ellas repelen a la persona de la santidad, es decir, de la adhesión con el Creador, de la obtención de la fuerza de otorgamiento y el amor por los amigos, a través de la cual ella llegaría al amor por el Creador, a la similitud de propiedades.

Los estados que se le revelan a la persona de que su naturaleza ha sido progresivamente removida del Creador y es opuesta al otorgamiento y amor son llamados pecados. Si ella los vence y los utiliza para acercarse al Creador a través del entorno, los estudios, y la Luz que Reforma, esto es llamado un mandamiento.

La oportunidad de elegir cómo lidiar con el mal expuesto, de corregirlo o no, es llamada la zona de libre albedrío. Hay personas quienes han alcanzado el nivel de desarrollo en el que estos estados se les revelan: un mandamiento, transgresión y el lugar de la libertad de elección. Esto puede pertenecer al período de preparación, así como directamente al trabajo espiritual práctico.

Si la persona trabaja en el otro lado de la frontera del mundo espiritual (el Majsom), entonces, al revelar su mal, ella siente la fuerza, opuesta al Creador, y comienza a trabajar con estas fuerzas en la práctica. El Creador manifiesta Su manejo como absolutamente bueno tanto para los pecadores así como para los justos. Este poder de otorgamiento y amor es opuesto a la persona, como un modelo.

Cuando éste desaparece, la persona necesita obtener del grupo este ejemplo de manejo. Por medio de diversos artilugios, ella necesita, con la ayuda del grupo, ser semejante a este manejo, que es llamado Elokim. Maljut que alcanza la propiedad de Bina es llamada Elokim.

HaVaYaH es la Luz de Jojma, investida en la Luz de Jassadim, en Elokim. Por lo tanto, nosotros logramos la unidad de HaVaYaHElokim, investida de la Luz de Jojma en la Luz de Bina, Jojma en Jassadim. La persona que ha elevado su deseo, Maljut, al grado de Bina, a la santidad, al atributo de otorgamiento, puede obtener toda la Luz de Jojma. El Creador se revela en esta vasija que la persona corrigió hacia el otorgamiento. Así HaVaYaH se une con Elokim.

En esta frase “la unificación de HaVaYaH – Elokim” está todo nuestro trabajo, toda la realidad y la meta del desarrollo, el final de la corrección. Es un milagro ver cómo la causa de la creación, todo el proceso de su desarrollo y el resultado final, encajan en esta pequeña fórmula cabalística.
(123883) 
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 12/24/13

Material Relacionado:
Lugar de residencia: El grupo
Aprendiendo a trabajar con el egoísmo
La libertad es dependencia voluntaria