entradas en '' categoría

El ego de una persona que trabaja sobre sí misma

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos vencer la Klipá de Canaán?

Respuesta: La Klipá de Canaán es la falta de respeto que se siente hacia los medios para su avance espiritual. Ésta se reveló después de que la persona decidió iniciar el trabajo espiritual y salir de Babilonia, es decir del ego general. Este ego se revela mientras tanto como ego personal de la persona.

El ego se define como la fuerza de rechazo que se siente hacia los amigos del grupo que anhelan la unidad y la garantía mutua. Cuando nosotros comenzamos a trabajar en la unidad, el rechazo que siento hacia cada amigo se llama mi ego. Este ya es el ego de una persona que trabaja sobre sí misma.

Pero el primer ego que se reveló en Babilonia es un ego individual personal en el que siento que debo salir. Me siento mal e incómodo. Todavía no estoy seguro de que sea el ego, pero simplemente quiero salir de la ruptura, de la vida rota en la que nada funciona. Me siento confundido. La torre de Babel simboliza las aclaraciones iniciales, en las que nos damos cuenta de que si nos conectamos nos sentiremos bien, como en la educación integral.

La Klipá de Canaán es la fuerza egoísta que aparece en la persona, en forma de falta de respeto hacia el trabajo espiritual, el maestro, y el grupo. Ella está listo para conectarse a sólo el Creador: Esta es su meta. Quiere seguir trabajando por sí misma de forma individual, y no necesita del grupo. Incluso ve al maestro solo como una fuente de información.

Este es todo nuestro trabajo. Todo comienza a partir de José, que es la figura más importante, es decir el atributo que los recoge (Osef) a todos en este punto. Ni los amigos, ni el grupo, o el maestro demandan respeto o necesitan ningún tratamiento especial. Sólo es necesario que nosotros nos enfoquemos correctamente en el alcance del Creador como una unidad militar de élite que opera de acuerdo a este principio, de acuerdo a estos valores.

Todos deben entender que no importa cuánto se mientan a sí mismos, la grandeza del Creador y de la meta no pueden ser mayores que los medios, que son el maestro, el grupo y el estudio.
(123322)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 12/16/13

Material Relacionado:
La humilde grandeza de la espiritualidad
No hay adhesión con el Creador sin respeto para el maestro y el grupo
Pertenecientes a un órgano espiritual

La ciencia “seca” no reemplazará el alcance espiritual del mundo superior

Dr.Michael LaitmanPregunta: No tengo deseo de simplificar la sabiduría de la Cabalá para el marco de distribución a las masas. Quiero estar involucrado con una ciencia metódica seca y pasarla de ésta forma. Esto me preocupa mucho. ¿Con qué podría estar conectado esto?

Respuesta: Esto es debido al hecho de que no entienden en qué medida la sabiduría de la Cabalá es una ciencia práctica. Todos los cálculos y esquemas son buenos sólo cuando ustedes ven acciones claras y precisas detrás de estos: Cómo la humanidad ascenderá al nivel del Creador, que se revelará por sí mismo en el siguiente mundo, en la siguiente dimensión.

Cuando en realidad esto empiece a mostrarse ante ustedes de forma práctica, y la sabiduría de la Cabalá sea una ciencia absolutamente práctica, entonces no tendrán ninguna contradicción ni oposición entre ésta y el trabajo con las masas. Este es el trabajo, al igual que el cuidar de un recién nacido, al que ustedes lo alimentan y lo limpian después de esto,  lo alimentan y lo limpian todo el tiempo. Y ustedes hacen esto por muchos meses, hasta que se vuelve una pequeña persona.

Inicialmente este trabajo les parece miserable, desagradable, repulsivo, e incluso innecesario. Pero esto pasará.

Según el grado en que ustedes mismo entren a la ciencia de la Cabalá, sentirán cuánto es posible avanzar cada vez más hacia adelante sin alcance, y todo este cálculo estará vacío, este no reemplazará el descubrimiento del mundo superior. El mundo superior puede descubrirse sólo cuando actúan en participación mutua con los amigos y a través de ellos con el Creador, y simultáneamente descienden con esto a las masas de la sociedad.
(123407)
De la Convención virtual en Moscú “Unidad sin fronteras”, día uno del 12/13/13, Lección 1

Material relacionado:
La ciencia más práctica
¡No se engañen!
¿Para qué están viviendo?

La guerra en el corazón con la Klipat Canaán

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, “Igrot” (Cartas), Carta 43: … Nuestros sabios han dicho, “El temor a su maestro es como el temor a los cielos”. Esta, por lo tanto, será la medida de exaltación que tal hombre obtiene por su santidad, porque la exaltación de él, de ninguna manera excederá la exaltación de su Rav.

… Ya lo he dicho y he elaborado que el más grande Masaj (pantalla) se encuentra en el trabajo en los hijos de la tierra de Israel, puesto que el dominio de la Klipá Canaán está en este lugar, y cada uno es tan bajo como el suelo, su amigo es aún más bajo que el suelo, y hay muchos otros como él.

… Alegóricamente, ustedes pueden hablar acerca de las palabras de nuestros sabios sobre el versículo, “Déjenme a mí y guarden Mi ley”, “Deseo que ellos puedan dejarme”, es decir que ellos estén orgullosos de la exaltación. Y aunque “él y Yo no podamos morar en un mismo lugar”, que aun así, “el guardar Mi ley”, se agregue a una justicia genuina con la fe adecuada en el sabio. Entonces hay esperanza de que los justos los reformen a ustedes y los sentencien en una balanza de mérito como corresponde a la presencia del Creador. ¿Qué podría salir de su humildad y bajeza para que el Creador no mueva Su morada de ellos si no tienen una justicia genuina para guiarlos en Su ley y la oración, y llevarlos a un lugar de Torá y sabiduría?

En este mundo, se nos dan las personas que pueden convertirse en nuestros amigos para que nos unamos a ellos y estudiemos juntos cómo salir de nosotros mismos y elevarnos por medio de la fe por encima de la razón, es decir, apreciar el otorgamiento por encima de la recepción. Tenemos que conectarnos entre nosotros mismos para que no actuemos simplemente a través de los esfuerzos comunes sino que los convirtamos en una fuerza interna en la que todos pierden su imagen personal y se conectan a un todo, a un corazón, junto con todos los demás.

Para ayudarnos a hacer esto, también se nos da a un maestro en este mundo. Es muy importante el aprendizaje de la persona a través de su actitud hacia el grupo y el maestro para construir su actitud hacia el Creador. Es imposible que la persona establezca una forma más elevada de la grandeza del Creador que la grandeza del maestro e incluso que la de los amigos, el grupo. Ella necesita todo esto para salir de sí misma, para elevarse por encima de su egoísmo.

Esto requiere mucho trabajo. Después de todo, si la persona hubiera sido imbuida en la reverencia a un Rav, lo cual es llamado educación religiosa, entonces no tendría que trabajar en esto. Ella habría sentido que se relaciona con una gran persona, como si se tratara de su padre, junto con muchas otras personas de su entorno. Habría crecido en un entorno así, donde todos hablan de eso y se relacionan de esta manera. Esto se conoce como Jasidismo. Es fácil para la persona vivir en estas condiciones. Ella no está obligada a realizar un trabajo interno en contra de su egoísmo: escrutinio constante, autoanálisis crítico. Ella se apoya en la opinión del entorno. Al ver que todos se comportan de la misma manera, ella se inspira en ellos y avanza con esto.

Así que la sociedad apoya la autoridad personal de algunos individuos. Por supuesto, esto no lo eleva en relación al Creador, pero de esta forma es posible aferrarse suavemente, sin todos los altibajos de la vida, con una sensación agradable, cómoda y segura. La persona siente que tiene alguien en quien confiar; que alguien cuida de ella, ora por ella.

Sin embargo, hemos llegado a la etapa del desarrollo humano en la que la mayoría de las personas dejan de recibir educación religiosa desde la infancia. Por el contrario, están acostumbradas a despreciar a los demás, a no reconocer ninguna autoridad, a creerse más listas que todos los demás, a no tener respeto por nadie. Esto se llama Klipat Canaán con la que los antepasados ​​lucharon cuando entraron en la tierra de Israel.

No fue fácil para aquellos que dejaron Babilonia o para aquellos que salen hoy de su Babilonia a inclinarse ante el líder, Abraham. Este es el grado del maestro que la persona debe tener si quiere acercarse a la entrada al mundo espiritual a través del grupo y los estudios. Esto no se aplica personalmente a un maestro o a un grupo, porque la persona los ve con sus ojos egoístas y los juzga de acuerdo a sus defectos.

Por supuesto, todos le parecen insignificantes a ella, unos peores que otros. El maestro también le parece poca cosa. Piensa que, si hubiera estudiado con el antepasado Moisés o con Rabí Shimon, entonces ella habría avanzado mejor. Del mismo modo, piensa que los amigos son débiles y no hay nada en ellos. No cree que los sabios de cada persona juzguen en la medida de sus propios defectos, y que en realidad, el mundo del Infinito en toda su perfección, esté ante ella. Él mismo reduce esta perfección divina a su propio bajo nivel y de esta forma ve el mundo como algo despreciable.

Nosotros debemos darnos cuenta que no tendremos permiso para entrar en el mundo espiritual hasta que comencemos a apreciar en tan alta estima al amigo, al grupo y al maestro como imaginamos al Creador. Como está escrito, “Israel, la Torá, y el Creador son uno”. Con esta condición, nos elevamos de abajo hacia arriba, elevando al ser humano al nivel del Creador. La misma condición actúa en la dirección opuesta, de arriba hacia abajo, es decir, el mismo nivel, la misma reverencia, esa misma grandeza tenemos que bajarla desde el mundo del Infinito, del Creador, y extenderla al grupo, el maestro y a cada amigo. De lo contrario, no tendremos éxito.

Tenemos que agradecer el manejo superior que ha organizado una realidad para nosotros, donde seguramente podremos ver cuán lejos estamos del Creador de acuerdo a nuestra actitud hacia el maestro, el amigo, y el grupo.
(123232)
De la preparación para la Lección diaria de Cabalá del 12/16/13

Material Relacionado:
Pertenecientes a un órgano espiritual
Conectándonos con el superior a través de la unión con los iguales
No hay adhesión con el Creador sin respeto para el maestro y el grupo

Un camino pavimentado con obstáculos

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Qué se siente bajo la guía de un maestro espiritual? ¿Es como un viaje con un guía turístico en Londres o como la escalada peligrosa de una montaña donde no se puede dar un paso hacia la izquierda o hacia la derecha sin un guía, dado que uno puede caer?

Respuesta: En un recorrido por Londres ustedes pueden escuchar a medias al guía turístico y al mismo tiempo dar una vuelta a su gusto. Pero, ¿es similar al camino espiritual, acerca del cual ustedes no saben nada?

Ustedes tienen que entrar en la espiritualidad. El guía les dice que para entrar en la espiritualidad deben mantener ciertas condiciones, pero ustedes le dicen que no aceptan la mitad de estas condiciones, pero que seguirán al grupo. ¿Cómo puede ser eso? ¿Pueden subir una montaña si no aceptan la mitad de las instrucciones del guía? Ustedes tienen que ser tan obediente como un bebé y anularse a sí mismos totalmente en los brazos del guía.

Pregunta: ¡Pero yo no soy un bebé, soy un adulto! Gané gran experiencia en mi vida y previamente he estudiado con otros maestros.

Respuesta: ¡Ustedes son incluso menos que un bebé! Si no escuchan los consejos del guía, son como un adulto con el diminuto cerebro de un bebé que no permite que otros se encarguen de él. Hay leyes estrictas aquí que no pueden cambiarse. No pueden pedir misericordia como en los tribunales. En el tribunal aún pueden llorar y suplicar clemencia. Pero aquí no hay manipulaciones que les ayuden: Hay una ley, “Él ha dado una ley que no puede romperse. “Elijan: ¿Lo aceptan o no?

Hay muchas personas que escalan montañas y siempre hay aquellos que tropiezan y caen en el gran abismo, cayendo en el dominio de las fuerzas egoístas, Sitra Ajra. Sólo pocos alcanzan el palacio del Rey que está en la cima de la montaña: aquellos que tienen la paciencia, es decir aquellos que intentan de la forma más dura posible seguir al guía, en contra de cualquier idea que puedan tener y en contra de su propia mente.

Estas son las pequeñas diferencias que lo determinan todo, donde se encuentra con la resistencia de su mente y no puede superar sus demandas y hacer lo contrario con respecto a lo que el maestro o Baal HaSulam demandan de ustedes. Esto se debe a que ustedes aceptan todo lo demás en su ego, pero aquí se encuentra con lo que está en contra de su ego, y es aquí que usted necesita pedir ayuda y ascender.

Estos son los puntos que ustedes encuentran y que no pueden superar. Ellos se conectan y se vuelven una línea, un camino que los lleva a la casa del Señor. Es imposible avanzar de alguna otra manera. Ustedes dicen: “¡Pero yo estoy de acuerdo con todo lo demás!” Es maravilloso que estén de acuerdo, pero todo lo demás no tiene nada que ver con la espiritualidad. ¡La espiritualidad está sólo en los puntos en los que ustedes no aceptan!

Avanzan sólo a través de los puntos en los que no está de acuerdo: un punto tras otro. Ustedes tienen que estar de acuerdo con ellos, bajo la influencia del entorno, del estudio, etc., pero su aceptación no tiene que ser pragmática. Si comprometen a difundir lo que el maestro les pide, debido a que esperan recibir una recompensa, entonces no están trabajando en fe por encima de la razón más, sino por una recompensa corporal.

Debemos tener cuidado en el uso de los puntos de fricción y hacer que estos valgan la pena. Ustedes no pueden estar de acuerdo en difundir a fin de sentir que tienen gran interés en una corona o a fin de ganar dinero. Tienen que seguir estos puntos de tropiezo en fe por encima de la razón y entonces estos puntos se convertirán en una línea.(123159)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/13/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
La Luz proveniente de la cima de la montaña
Donde más duele
Poniendo mi vida en manos del guía

La economía es una ciencia imaginaria

Dr.Michael LaitmanOpinión (Shimshon Bichler y Jonathan Nitzan, entrevistados por Piotr Dutiewicz): “Con la crisis global en curso y la clase gobernante temblando al borde del pánico, existe una posibilidad real de un movimiento masivo hacia la derecha, nada diferente a lo que sucedió en la década de los 30´s. Pienso que ese movimiento será difícil de evitar, ni hablar de contrarrestarlo o invertirlo sin una alternativa teórica totalmente nueva. …”

“En los siglos diecisiete y dieciocho, cuando el capitalismo tomaba un papel preponderante, el mercado no tenía nada de qué avergonzarse. Por el contrario. El mercado era visto como un heraldo del progreso, una institución poderosa que era el indicador de la libertad, la igualdad y la tolerancia. …”

“El sistema político, por contraste, es parasitario y además un desperdicio. Su propósito no es la producción, sino la distribución. Sus miembros, los políticos, los oficiales de estado y los burócratas, buscan poder y prestigio. De forma entusiasta “intervienen” y “monopolizan” la economía. Asignan impuestos, toman prestado y gastan, y en el proceso, asfixian la economía y “distorsionan” su eficiencia”.

“El mercado se convirtió en la ideología dominante del triunfante régimen capitalista. Ayudó a esparcir el capitalismo por el mundo, y asistió en la lucha con los regímenes competidores, como el fascismo y el comunismo. En la Unión Soviética, donde la producción era asfixiada por el planeamiento caótico y acompañada por el gobierno tiránico, la violencia organizada, la corrupción abierta y el consumo restringido, el mercado simbolizaba la “otra vida”.

“Cuando surgió por primera vez la economía a finales del siglo diecinueve, el capitalismo ya era victorioso. Pero también era altamente turbulento y cada vez más cuestionado por críticos y revolucionarios, entonces tenía que ser defendido; y la parte ideológica de esa defensa fue delegada a los nuevos sacerdotes del liberalismo: a los economistas. Con el fin de llevar a cabo su papel, los economistas han elaborado un intricado sistema de modelos matemáticos. Este sistema, afirman, prueba que una economía libre, sin ninguna regulación, si pudiéramos tener una, arrojaría el mejor de todos los mundos posibles, por definición”.

“El contrapeso convencional, racionalizado por muchos críticos heterodoxos, es que los modelos neoclásicos podrán ser elegantes, pero tienen poco o nada qué ver con el mundo real en el que vivimos. Y existe ciertamente mucha verdad en esta observación. Pero la “ciencia de la economía” es asolada por un problema mucho más profundo que en muy contadas ocasiones se menciona: se basa en cantidades ficticias”.

“Toda ciencia se basa en una o más cantidades fundamentales con base en las cuales se determinan otras magnitudes. La física, por ejemplo, tiene cinco cantidades fundamentales, distancia, tiempo, masa, carga eléctrica y calor, y cualquier otra medida se deriva de esas cantidades. Por ejemplo, la velocidad es la distancia dividida entre el tiempo; la aceleración es la derivada temporal de la velocidad; y el peso es la masa multiplicada por la aceleración de la gravedad. Ahora, como una ciencia, la economía también debe tener cantidades fundamentales, y los economistas afirman que así es. La cantidad fundamental del universo neoclásico es la unidad del placer hedonista, o “utilidad”. …”

“Ahora, en el análisis final, todas las cantidades económicas son reducibles a utilidades. La utilidad es la partícula elemental de la ciencia económica. Es la cantidad fundamental, el bloque básico de construcción del que está hecha toda economía. Las utilidades en sí, como los átomos griegos, son idénticas en todos lados, pero su combinación arroja formas infinitamente complejas que los economistas llaman “bienes y servicios”. Cada compuesto de la “economía real”, desde las cantidades agregadas de producción, consumo e inversión, hasta el tamaño del producto interno bruto, hasta la magnitud del gasto militar y la escala de la tecnología, es la suma total de las utilidades que genera. Y las magnitudes de los precios de la economía “nominal”, por ejemplo los precios del dólar o el de un robot industrial (digamos $5 millones) y el de un  iPhone de moda ($500), simplemente representan y reflejan las cantidades asignadas con base en la utilidad que arrojan sus cantidades “reales” respectivas (cuya proporción, asumiendo que el reflejo es preciso, es de 10,000 a 1)”.

“Y aun así, y aquí es donde llegamos al punto crucial, esta utilidad, esta partícula básica que es de donde se supone se deriva todo lo económico, ¡no es medible y de hecho no hay forma de conocerla!”

“Nadie ha sido capaz de identificar la partícula básica de una utilidad, y dudo mucho que alguien pueda. Es pura ficción. Y dado que todas las cantidades económicas “reales” son denominadas con base en esta unidad ficticia, se concluye que sus propias cantidades también son ficticias. Medir el “producto interno bruto real” o el “estándar de vida” sin utilidades, es como medir la velocidad sin el tiempo, o el peso sin la masa. (Debo hacer notar aquí que una crítica similar puede hacerse en contra del Marxismo clásico. La partícula elemental del universo Marxista es la abstracta labor socialmente necesaria. Esta es la cantidad fundamental de la que están hechas todas las magnitudes “reales” y que las esferas nominales (deberían) reflejar, y aun así ningún Marxista la ha medido nunca)”.

“Los estudiantes, abrumados por el flujo constante de ejercicios “prácticos”, ni siquiera sospechan que sus cálculos prácticamente no tienen sentido. A la mayoría de los profesores, habiéndose graduado del molino de embutidos del entrenamiento neoclásico, se les ha borrado de su memoria cualquier vestigio de problemas (asumiendo que estuvieron conscientes de ellos en primer lugar). Y los estadistas, cuyo trabajo es medir la economía, no tienen otra opción que ingeniar números basados en  supuestos arbitrarios que nadie puede validar o refutar. Toda la edificación cuelga del aire, y todos permanecen callados para que ésta no colapse”.

Mi comentario: Pero hoy el edificio está sacudiéndose, y necesitamos una nueva economía: una interacción integral. La producción es necesaria sólo para satisfacer las necesidades requeridas. La distribución es igual, de acuerdo a las necesidades de todos. El dinero no tiene valor. Para recibir las necesidades, es obligatorio que todos tomen parte en la vida de la sociedad y más importante, en la educación y el desarrollo integral. Así, la sociedad llegará a su equilibrio natural, en sí misma y con la naturaleza.
(123333)

Material Relacionado:
Los economistas necesitan abandonar las teorías habituales
Mikhail Delyagin sobre la crisis
Los problemas globales de la humanidad

La intención es el medio para cambiarnos a nosotros mismos y al mundo

Dr.Michael LaitmanTodo nuestro problema está en la intención de nuestras acciones. Las acciones de una persona están divididas en las aspiraciones físicas y morales, deseos internos que pueden ser expresados en forma particular en sus acciones. Nosotros vivimos en un mundo que está compuesto por dos componentes: nuestras aspiraciones internas y las acciones externas. Lo más importante son las aspiraciones internas a las cuales, en general, no les atribuimos mucha importancia.

Está claro que el mundo que nos rodea está dirigido hacia una meta particular, y la forma de nuestro avance no depende de nosotros en absoluto. Vemos que todos nuestros programas y proyectos carecen de valor, y que no podemos realizarlos. Estos desaparecen en algún lugar y en vez de ellos llegan otros eventos diversos. Ustedes ven que nosotros no controlamos nada. Hacemos todo tipo de revoluciones, construimos algo, aspiramos hacia una determinada dirección, pero al final, todo resulta diferente y no podemos entender qué nos está pasando.

La sabiduría de la Cabalá dice que el mundo está bajo la influencia de leyes absolutas que nosotros debemos conocer y no sólo observar, y debemos utilizarlas de la manera correcta a fin de alcanzar el mejor estado posible para nosotros en el campo de la aplicación de estas leyes.

En cualquier caso, el mundo llegará a la meta. La persona, ya sea que lo quiere  o no, alcanza un estado que fue planeado desde el principio por la naturaleza y hacia el cual nos ha llevado durante miles de millones de años.

De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, es posible alcanzar este buen estado final de dos maneras.

Una de ellas es por medio de las fuerzas de la naturaleza. Este camino es desagradable, malo, nos empuja hacia delante a través del sufrimiento y la influencia de nuestro ego, de nuestro deseo instintivo que actúa automáticamente para estar en el estado más cómodo que podemos elegir por nosotros mismos, de forma consciente o inconsciente, en cada momento.

Cuando la naturaleza nos desarrolla a través del sufrimiento, ésta nos muestra la inferioridad, la bajeza y la vulnerabilidad de este estado, y luego, a través de este estado, somos obligados a buscar alguna otra cosa. Sin embargo, la idea es que la naturaleza siempre nos lleva de esta forma para que elijamos el siguiente estado de acuerdo a su meta, y eventualmente avancemos.

De esta forma avanzamos por el camino de ensayo y error, porque no conocemos nuestro próximo estado ni entendemos cómo debe ser en comparación al estado previo. Huimos del estado anterior sin dirigirnos hacia el siguiente estado; nosotros avanzamos inconscientemente: Lo principal es ocultarnos, escapar del sufrimiento al igual que todos los animales que solo huye instintivamente del peligro.

Este avance, en todo caso, nos lleva hacia la meta, pero por un camino largo y difícil.

Como resultado, somos invitados a comprender toda la cadena de acontecimientos que hemos estado atravesando en el transcurso de miles de años de nuestra evolución.

De este modo descubrimos una verdad muy interesante: la necesidad de cambiar la intención en todas nuestras acciones. En otras palabras, nuestras acciones pueden seguir siendo como son. Lo principal es trabajar para cambiar nuestras intenciones, y esto, de hecho, habla de un cambio en mí mismo.

Lo más difícil para la persona que es cambiarse a sí misma. ¿Qué quiero de lo que estoy haciendo, de mi vida, de todos los estados que estoy atravesando?

Ustedes ven que la intención que ahora tengo, ya sea consciente o inconscientemente, es sólo para mi propio bien o para el bien de otros. ¡En este caso, tengo que cambiar de alguna manera! ¿Cómo puedo superar mi naturaleza, cambiarme a mí mismo, cambiar mi intención?

Los cabalistas dicen que esto es lo más importante, lo más importante para la persona. No hay necesidad de hacer nada más. Nosotros tratamos de cambiar nuestra vida, nuestra sociedad, y la sabiduría de la Cabalá nos dice que todo cambia a través de un cambio en la intención. Si cambiamos nuestra intención lo cambiamos todo. ¡Si somos capaces de controlar nuestras intenciones, controlamos todo el universo, todos los mundos!

Por lo tanto, si, hoy en día todas las intenciones en todas mis acciones son sólo para mi propio bien, debo transformarlas de manera que en cada actividad sean sólo para el bien de los demás.

¿Es esto posible? En principio, no. Si miramos la realidad que nos rodea, vemos que todo actúa sólo de manera egoísta. En otras palabras, nosotros y la naturaleza que nos rodea, la sociedad humana, todos los objetos inanimados, plantas, animales y seres humanos, sólo actúan en beneficio propio, para sí mismos, y nosotros no podemos cambiar de ninguna manera.

Sin embargo, si seguimos actuando de esta manera causaremos aún más sufrimiento. Y esto ahora es evidente en nuestro mundo a un ritmo creciente: todo tipo de problemas vienen sobre nosotros, y son cada vez más amenazantes.

Por otra parte, en todas y cada una de las generaciones, hay un número de personas (en nuestra generación que son muchas) que están empezando a entender que deben alcanzar algo más, salir a otro nivel de existencia, a otro nivel de intención, entender qué está pasando y elevarse desde el nivel del activado al del activador.

Este deseo actúa en el subconsciente de todos nosotros. Entre una parte de nosotros se revela menos, entre otra parte, más. En otras personas, esto se revela en diversas formas, de formas únicas. Vemos la forma en que las personas vienen a nosotros, cómo nos encuentran. Ustedes ven que existimos en el campo de nuestra intención, y ellas se sienten atraídas por éste y se unen a nuestros grupos.

Muchos de ellos desaparecen después de esto, vuelven a su mundo. Muchas de ellas, sin duda no entienden por qué vinieron, puesto que parece que no les explicamos esto a ellas de una buena forma en nuestras clases ni en los talleres sobre Cabalá. Por lo tanto, tenemos que avanzar y corregirnos a nosotros mismos en esto también.

Sin embargo, de manera general, en nuestro tiempo, ya hay muchas personas que aspiran a cambiar su intención de tal manera que, a través de las dos intenciones, por su propio bien y en beneficio de los demás, puedan comenzar a manejar su estado y el estado del mundo que las rodea.

Por lo tanto, a pesar de que nuestra primera intención es el egoísmo absoluto, la intención para nuestro propio bien, nosotros podemos corregirla. Para ello, se le dio a la humanidad la inteligencia y el control.
(123133)
De la Convención virtual de Moscú “Unidad sin fronteras”, día uno 12/13/13, Lección 1

Material Relacionado:
El ser humano es la intención
Un laboratorio para la corrección del ego humano
Reuniéndonos en un deseo

Cuando el elogio es preocupante

Dr.Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede uno no caer por el orgullo del amigo ante quien está anulándose? Y ¿Cómo debo relacionarme con esto cuando ellos me elogian para que la alabanza no detenga el trabajo espiritual?

Respuesta: Realmente es posible destruir a una persona por medio del elogio. En su mayoría, yo me relaciono con mis estudiantes un poco burlonamente, me mofo un poco, y a veces con dureza. A veces, yo alejo a algunos individuos, manteniéndolos a alguna distancia, sin permitirme acercarme a ellos, y ellos a mí. Existen personas que también se comportan de esta manera conmigo o con otros amigos.

Toda la idea está en la intención: porqué hacemos esto.

Sí, de esta manera los amigos empiezan a ser arrogantes, entonces deben resolver este problema entre ustedes discutiendo esto en los círculos de taller. Yo recomiendo mucho comportarse de esta manera. Todo lo que se acumula en ustedes que no puedan resolver de forma personal deben introducirlo en los talleres.

Ustedes organizan una discusión anónima allí sin dirigirse a un amigo en especial, sino que plantean la pregunta de tal forma que el problema sea claro para todos. Si, después de eso, el comportamiento de los amigos no cambia, vuelvan a esto en un taller después de unas pocas semanas, y gradualmente la persona entenderá lo que le está ocurriendo.

No veo otra forma de influenciar a la persona y explicarle lo que es imposible de explicar de forma directa. Nosotros no tenemos el derecho de hacer esto, excepto a través del taller. Esta es una oportunidad maravillosa que nos dan en el grupo. Es por eso que existimos en este mundo donde mientras estamos todavía en un estado egoísta, “para mi propio beneficio”, podemos negociar alguna interacción altruista, y en cierta manera, ir hacia adelante.
(123131)
De la Convención virtual en Moscú “Unidad sin fronteras”, día uno del 12/13/13, Lección 1

Material Relacionado:
Escapando del cautiverio del orgullo
Un carrusel de éxitos viciado
Ay de los orgullosos que abogan por su vida

La fuerza viva del Universo

Dr.Michael LaitmanPregunta: Supongamos que s personas ven que la sociedad que les rodea tiene una influencia negativa sobre ellas, que las presionan, y en cualquier momento es capaz de cambiar sus vidas de forma negativa. ¿Cómo puede ellas adquirir la fuerza para resistir a esta sociedad?

Respuesta: Nosotros les ofrecemos la fuerza altruista que es completamente opuesta al poder egoísta. No lo hacemos con la intención de destruirla, sino para equilibrarla. Hoy todos gritan: “¡Tenemos que desarrollarnos hacia adelante y continuar produciendo una sociedad de consumo! ¡Aumentemos la productividad de cada trimestre! ¡Creemos más puestos de trabajo! ¡Crezcamos, crezcamos, crezcamos!”

¡El crecimiento ya no es posible! De ninguna manera. Ellos sólo están gritando porque no ven otra solución. Los políticos dicen esto, puesto que necesitan mantener sus posiciones en el gobierno. Los economistas no dicen nada porque no tienen nada que decir.

Y nosotros le ofrecemos a la gente el sistema integral que le da a la persona el segundo poder del universo, del mundo, de la naturaleza: la fuerza de la cooperación mutua. Esta es específicamente la fuerza viva de toda la creación. Debido a que la energía que convierte los átomos, las moléculas y todas las grandes galaxias no es sólo la fuerza egoísta, sino que dentro de ella existe una segunda fuerza: la fuerza de la unidad. Y nosotros tenemos que sacarla desde adentro.

¡Si no tuviéramos la fuerza de otorgamiento y amor, entonces no podríamos nacer, no nos desarrollaríamos, ni haríamos nada! Tenemos estos impulsos, pero en el más mínimo nivel, a nivel instintiva con el fin de que exista la vida. ¡Entendemos que necesitamos algún tipo de comunicación entre nosotros, pero ahora la naturaleza está exigiendo un nivel superior de unidad, el nivel consciente!
(123116)
Del Kab.TV “Un mundo integral” del 10/24/13

Material Relacionado:
Previniendo la regresión de la humanidad
Sanando al mundo
Un tiempo de cambios

Preocupaciones del “billón de oro”

Dr.Michael LaitmanPregunta: Supongamos que toda la humanidad comienza a degradarse, pero el “billón de oro” continúa viviendo bien desde el punto de vista materialista. ¿Por qué el “Billón oro” todavía no es feliz?

Respuesta: Porque éste también desarrolló el deseo, la conciencia y la sensación de vacío. ¡Después de todo, estamos en un sistema integral colectivo! ¡Ellos no pueden hacer lo que quieran! Ellos por sí mismos no eligen sus estados. Todos tenemos influencia unos en otros, ellos sobre nosotros y nosotros sobre ellos.

Hoy en día, cada persona influye en el mundo entero y todos los seis mil millones influyen en el “billón dorado”. Lo que piensan ellos, otros también lo pensarán. ¡No hay ningún lugar hacia donde escapar de esto! Y si no lo hacen ellos por sí mismos, entonces sus hijos en todo caso llegarán a ser como todos los demás, por otra parte, el incentivo egoísta desaparecerá gradualmente. El instinto de conservación del yo está disminuyendo.

Y este es el trabajo de todo el sistema, el programa de la naturaleza, su ley fundamental: Llevar a todo el sistema hacia el equilibrio, sólo en el nivel psicológico consciente, en el nivel “humano”.
(123109)
Del Kab.TV “Un mundo integral” del 10/24/13

Material Relacionado:
Previniendo la regresión de la humanidad
Un tiempo de cambios
Sanando al mundo