Bajo una sola frazada

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué atraigo la Luz Circundante cuando les doy presentes a los amigos?

Respuesta: Porque le doy un presente a un amigo no porque quiera engañarlo, seducirlo, y obtener de él algún simple beneficio terrenal, sino sólo en aras de la meta espiritual.

Debajo de una manta

El punto en el corazón es importante para mí, y yo trabajo a partir de ese punto en su deseo de recibir para llenar su deseo de recibir; es decir, le hago un presente. Pero lo hago porque para mí es importante alcanzar al Creador; Él es la raíz de todo (No. 1). Para esto, opero mi ego (No. 2) y le doy un presente al ego de mi amigo (No. 3).

Yo puedo influir en su ego con un obsequio, pero influyo en su punto en el corazón mediante la Luz que Reforma (No. 4). No puedo influir en su punto en el corazón; éste es una chispa de arriba, una parte de la divinidad de arriba. Pero la Luz Circundante sí influye en él porque a partir de mi primera acción, yo hice este cálculo de que alcanzar al Creador es más importante para mí que complacer mi egoísmo. Es por eso que doy  todos esos pasos aunque con gusto permanecería recostando en el sillón sin hacer nada.

Mi amigo comienza a preguntarse: ¿Por qué estoy haciendo esto por él? Si estudiamos juntos, yo podría decirle directamente que la intención de los obsequios es para el avance espiritual, que le traigo el obsequio para comprar un amigo, y con su ayuda revelar al Creador. Y cuando el amigo se despierta debido a mis palabras, a mis presentes, y a la Luz Circundante, él también hará el cálculo de que es más importante alcanzar al Creador (No. 5).

Tras muchos de esos presentes (uno no es suficiente), yo “compro” al amigo. En la vida ordinaria, sin la adición de la importancia del Creador, sólo “sobornamos” a la persona y su egoísmo a través de darle presentes. Como resultado, él comienza también a favorecerme, a ayudarme, como de costumbre: “Tú me das, y yo te doy”. O tenemos intereses comunes y nos ayudamos a realizar nuestros deseos egoístas: ir a pescar o a jugar futbol juntos.

Sin embargo, este esquema es muy especial porque yo, a través del Creador, comienzo a empezar a influir en el amigo, en su punto en el corazón. A partir de esto, su punto en el corazón se despierta y él es obligado a realizar las mismas acciones hacia mí ¡Debe hacerlo! A partir de este punto en el corazón, su egoísmo es influido (No. 6), y, con este, él me hace obsequios (No.7). Resulta que él lleva a cabo el mismo ciclo de acciones hacia mí.

Como ambos trabajamos en esos “círculos”, acercamos nuestros puntos en el corazón. Estos comienzan a trabajar en la misma longitud de onda tan de cerca que es como si estuvieran bajo una frazada (No. 8). Entonces, debido a la Luz Circundante, la “frazada” se convierte en una pantalla (Masaj) (No.9).

Es una ley inexorable. Un hombre puede llorar por mil días, pero hasta que haya cumplido con las leyes, no funcionará. Si se cumplen los requisitos de la ley son, entonces el éxito está garantizado. Esto es llamado: “La ley es fija y no puede violarse”.

Nosotros necesitamos entender que existimos dentro de la naturaleza en su sistema de leyes. Sólo necesitamos aprender a conciencia esas leyes y averiguar dónde hemos hecho omisiones hasta que obtengamos el resultado deseado.

(122927 – De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 11 de Diciembre del 2013)
Material Relacionado:

Dos chispas que se abrazan
Cálculos exactos y resultados garantizados en la acción
¿Podemos comprar el amor?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: