Buscando la puerta

Dr. Michael LaitmanEl trabajo del maestro espiritual es llamado un “manto” (con el que se cubre el sumo sacerdote). Baal HaSulam dice en la carta 26: Es por esto que el trabajo es generalmente llamado “un manto”, como si fuera un recubrimiento que está “más allá” de la concepción humana, “ya que el maestro viste a su pupilo con este”. Y en el cual existe una combinación, como en los bordes del Kli, el cual es el lugar donde se reúne la suciedad. Es decir el ego.

Durante ese periodo de entrenamiento, él está en un estado de “hacia y desde”, igual que todos los que buscan la abertura. Es decir la salida hacia el siguiente nivel. Y en el último momento de la marcha, cuando está cerca de la abertura, pero no lo sabe, ya que la abertura se abre de pronto en el último momento. Cuando la persona completa las líneas izquierda y derecha y lo único que le queda por hacer es crear la línea media, aparece esta abertura.

Pero si aún no ha hecho eso, cuando se acerca a la abertura, entonces, de todos los tiempos, se cansa y regresa. Esto es llamado Zahav (dorado), de las palabras Ze Hav (dame esto), es decir de las dudas: ¿Para qué? ¿Por qué? Esta vasija de oro es la más preciosa de todas las otras vasijas, pero se construye a partir de las decepciones y la falta de respeto por todo lo que hemos pasado. Porque el movimiento se hace a través del deseo y el anhelo por el Dvekut (adhesión) con Él, lo cual se construye gradualmente por medio de esas maniobras, en las cuales la persona misma casi llega a la abertura, pero no la ve. Y es por este lugar por el que es repelido, porque ahí está la mayor suciedad, entonces la persona regresa.

Él también es llamado “una campana” (Paamon) porque no tiene la fuerza para abrir y regresa, gastando así su tiempo en ir una vez más hacia adelante y hacia atrás (Paama), una y otra vez, buscando la abertura.

Además, es llamado Rimón (Granada) porque la Romemut (lo sublime, la exaltación) que está por encima del intelecto lo rodea por todos los lados. Este es el lugar donde se ha acumulado la mayor suciedad y la persona no puede superarla para saltar por encima, si no trabaja en exaltación, por encima del intelecto. Por lo tanto, una vez más es llamado Rimón porque de lo contrario caería completamente. La única manera de pasar por esto es con nuestros ojos cerrados, en exaltación, por encima de la razón, mediante el poder que uno recibe del maestro, de los amigos, y de los libros.

(123022 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 13 de Diciembre del 2013, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

Una puerta, una abertura, una entrada
Ante una puerta abierta
El beneficio de la imitación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: