Cálculos exactos y resultados garantizados en la acción

dr.laitmanNosotros operamos dentro del sistema de fuerzas: recepción y otorgamiento, y es por eso que cualquier acción debe calcularse en términos de la ley del efecto de la fuerza sobre la materia. Entonces, no habrá dudas de si puede suceder o no. El resultado estará determinado de manera precisa como en las leyes de la física de este mundo.

Conociendo la fuerza activa y la materia sobre la cual actúa, nosotros podemos calcularlo todo por adelantado y evaluar el resultado. Similarmente, hacemos cálculos de algún mecanismo y estamos seguros que funcionará.

Lo mismo se aplica al trabajo espiritual interno de la persona. A pesar de que no conocemos todas las leyes de la psicología humana, los deseos determinantes, las intenciones, impresiones, y reacciones, la sabiduría de la Cabalá nos da un claro entendimiento y nos explica el principio de acción de un ser humano como un mecanismo en el cual opera la fuerza superior de la naturaleza.

Nosotros necesitamos tomar parte en todas esas acciones y usar el poder del Creador que actúa en nuestro deseo de disfrutar. Si conocemos cómo reaccionamos con base en la acción de la fuerza de otorgamiento, entonces seremos capaces de calcular todas nuestras reacciones y acciones; seremos capaces de planear por adelantado cómo podemos alcanzar la misma fuerza de otorgamiento que el Creador.

Para crear un grupo, necesitamos conectarnos con los deseos de otros. Podemos hacer eso al influirnos unos a otros con la misma fuerza con la cual el Creador actúa sobre nosotros, es decir, la fuerza de otorgamiento. Pero la persona aún no tiene este deseo verdadero de otorgar y actúa con base en su egoísmo.

Ella sólo escucha del maestro y lee en los libros que necesita conectarse con otros porque sólo dentro de esta conexión puede formarse el lugar para la revelación del Creador. Por lo tanto, quiere actuar de forma altruista con respecto al otro, a pesar de no tener ni propiedades altruistas ni amor por el otro, sino que sólo quiere usarlos.

Pero es posible hacerlo porque vivimos en nuestro mundo en circunstancias tan especiales en las que podemos actuar mecánicamente incluso en contra de nuestro deseo. Resulta que uno afecta al otro y de esa manera atrae la Luz que Reforma. Mediante mi buena actitud hacia un amigo, yo produzco en él una reacción particular acerca de mí. Cada obsequio a un amigo hace aparentemente una abertura en su corazón. Como resultado, él comienza a prestarme atención a mí y reacciona, aun cuando al principio era completamente indiferente para mí.

Esto definitivamente sucederá porque uso las leyes de la naturaleza: yo le doy a él, le otorgo, y así compro un amigo con mis obsequios. Los obsequios son mi buena actitud, mi atención. Así, yo causo la misma respuesta en él.

Primero, esto puede producir una reacción opuesta en él porque no quiere deberme nada. Instintivamente, él puede distanciarse de mí, temer a que le dé obsequios, y que yo quiera usarlo después. En nuestro mundo, estamos acostumbrados a que no haya servicios incondicionales. Pero el tiempo hará su trabajo, y gradualmente el amigo será imbuido con mis cuidados y comenzará a responderme de la misma manera. Ambos comenzaremos a tratarnos uno al otro de forma agradable y así construiremos una relación entre nosotros. Desarrollándola, crearemos el lugar en el que puede afectar la Luz que Reforma.

Será nuestra Luz común la que construirá entre nosotros el área, que no existía en el mundo previamente, ¡el área de nuestro otorgamiento mutuo! No será una influencia de un egoísta sobre otro. Actuando juntos, nosotros atraemos una Luz Circundante diferente, orientada hacia una meta, y esta construye el área entre nosotros en la cual seremos capaces más tarde de ser investidos como Luz Interna.

Todo funciona de esta manera. Podemos actuar en el grado de este mundo, al principio incluso sin un deseo. Pero más tarde, este deseo será cambiado por la influencia de la Luz que Reforma. Debido a nuestra conexión con el otro, al menos dos personas, crearemos un área especial, como si estuviéramos cubiertos con una frazada. Esta “frazada” se volverá nuestra pantalla común dentro de la cual seremos capaces de obtener la revelación del Creador y llegar a un grado espiritual.

Nosotros entendemos todas las etapas de este trabajo basado en leyes inmutables, usando las fuerzas conocidas. Sólo necesitamos usar todo esto correctamente, como en cualquier ciencia, donde sé que si no cumplo con todas las condiciones, entonces no tiene sentido esperar la misericordia. Y al revés, si he hecho todo correctamente, entonces el resultado debe estar en el lugar esperado y a su debido tiempo, como consecuencia de mis esfuerzos.
(122826)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/11/13

 Material Relacionado:
La unidad está en el creador
La conexión que destruye el mal
Anularse uno mismo y conocer= revelar= conectar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: