Cambiarse de lugar les trae un cambio de suerte

Dr. Michael LaitmanRabash, carta 78: Hasta ahora no hemos participado en la construcción de edificios y en cosas que estén relacionadas con la publicidad. Este no es nuestro camino, y nuestra única meta es difundir la sabiduría del temor del Cielo y de la obra de Dios entre las personas que nos apoyan y sobre todo la sabiduría de la Cabalá y la sabiduría oculta para los humildes que lo merecen.

Sin embargo, en esta generación, en la cual la sabiduría es pobre y despreciada, y cada ciudad se construye de manera sólida, pero la ciudad de Dios es humillada como el lugar más bajo posible, es el momento de la venida del Mesías como la gracia conocida.

Por lo tanto, yo he aceptado la petición de quienes nos apoyan y desean expandir nuestra residencia y construir un pequeño templo para la sabiduría y la oración en el nombre de mi padre y maestro; un lugar en el que broten y se extiendan sus manantiales hacia el exterior, y la sabiduría cante en público, y al que llegue quien quiera conocer al Creador y obtener la corrección y la formación necesaria.

Hago un llamado a todos nuestros hermanos, a los hijos de Israel, en quienes vive el espíritu del Creador y que lamentan el exilio de la Divinidad, para que nos ayuden en esta edificación y gran trabajo. Y debido a esto todos seremos recompensados ​​con la redención completa, como dice en El Zóhar, “Entonces los hijos de Israel saldrán del exilio”.

Espero la redención de la glorificación total de la Torá.

Su amigo en corazón y alma.

Hoy comenzamos la difusión regular de las lecciones desde nuestro nuevo hogar, con la esperanza de que el estudio de este nuevo lugar nos permita difundirle ampliamente los orígenes de la Cabalá al público. Esto, por supuesto, no tiene nada que ver con la construcción corporal, sino con los esfuerzos que hemos hecho en la construcción de este lugar. Nuestros grandes esfuerzos operan la fuerza de nuestro deseo a través del cual son atraídas aquí las personas nuevas. También seremos capaces de salir al público con más fuerza, con una mayor comprensión de la sabiduría de la Cabalá, y por lo tanto a seremos capaces de atraer a la gente hacia la corrección del mundo.

Cuando llegué por primera vez al Rabash, el nuevo edificio que se estaba construyendo en la calle Hazon Ish en Bnei Brak estaba casi listo. Todavía había mucho trabajo por hacer por dentro para organizar el interior. Ellos también trataron de construirlo juntos, con escasa ayuda del exterior. Así es como los cabalistas siempre han manifestado su deseo de hacer las cosas: Nosotros construimos una gran Sucá en Sucot, y hornos especiales para Pésaj, una galería y una sección para las mujeres y otras adiciones. Siempre tratamos de construir todo por nosotros mismos.

Yo estoy muy contento de que durante la construcción de este edificio y todo lo que hay en él, cada uno hizo lo mejor que pudo e hizo grandes esfuerzos. La inversión individual de los amigos es eterna, tanto en la corporalidad como en la espiritualidad. Todo esto se eleva hacia arriba junto con las intenciones inconscientes o conscientes de la persona, de acuerdo a sus habilidades, y esto funciona.

Espero realmente que como resultado de nuestros esfuerzos y de los esfuerzos que aún debemos realizar en cuanto a la organización del nuevo edificio, nosotros seamos galardonados con una mayor y más amplia difusión tanto en Israel como en todo el mundo. Nos alegramos que inmediatamente después de empezar a estudiar en el nuevo edificio, se lleve a cabo la gran convención internacional el próximo mes. ¡Ésta en realidad comienza ahora, puesto que nosotros empezamos los preparativos para la convención, para la nueva forma, para el nuevo nivel!

De hecho, “al cambiar de lugar ustedes trae cambian de suerte”. Un lugar significa un nuevo nivel al que la persona asciende, un nuevo deseo. Si nos elevamos a un nuevo nivel cada vez, entonces nuestra suerte sin duda cambia. La suerte o el destino se refieren a las Luces que gotean sobre las almas desde Dikna de Arij Anpin, desde la parte superior de la cabeza de Atzilut. Así pues, estas Luces son ciertamente nuevas para nosotros. Espero que ahora todo lo que esperamos ver en esta vida, se cumpla pronto: ¡la revelación del Creador en la conexión entre nosotros!

(123841)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/25/13

Material relacionado:
Que ven ustedes en esta foto
Unos cimientos fuertes son la base de todo el edificio
Estamos construyendo el tercer templo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta