Canal de Luz

dr. michael laitmanNuestros amigos son parte de nuestras almas. El hecho de que nos hayamos unido al grupo no es casual: Nosotros fuimos llevados al grupo desde arriba. Debemos darnos cuenta de que es el Creador quien nos dio este conjunto de amigos en particular. Él es aquel que “puso nuestras manos” en un buen destino, y dijo: “¡Tómenlo!” De ahora en adelante, todo lo que tenemos que hacer es fortalecer nuestra conexión y unidad con los demás.

Nosotros creamos las reglas básicas de la unidad, las cuales incluyen talleres, comidas conjuntas y actividades. Nos reunimos al menos varias veces a la semana. Al hacerlo, sino establecemos y extender los hilos que nos conectan. Sin embargo, sin importar cuánto nos obliguemos a mejorar nuestra conexión, no seremos capaces de crear una fuerza lo suficientemente fuerte como para revelar la Luz Superior. Nosotros simplemente no alcanzaremos la suficiente “tensión” como para “encenderla”.

¿Por qué es así?

Las generaciones anteriores de cabalistas se integraron en grupos más pequeños, a veces de menos de diez personas. Esta es la forma en que revelaron el Creador entre ellos. Sin embargo, nuestra situación es muy diferente. Hoy en día, toda la humanidad está en un estado corrupto, toda la vasija del alma común está rota.

Esto explica el por qué tenemos que recibir la mayor cantidad posible de deseos y necesidades de cada fragmento roto. Entonces tenemos que “digerirlos”, elevarnos junto con ellos hacia el Creador, y exigir que Él se nos revele. Debemos hacerlo no por nuestro propio bien (1 %), sino por el público externo (99 / %).

De tal forma que nosotros debemos ser el canal que guía la Luz para que la Luz del Creador se nos revele, y pasarla a las demás personas.

Para ello, primero debemos fortalecernos a nosotros mismos (1), luego, nos volvemos hacia las necesidades del público en general (2), después de eso hacemos una súplica al Creador (3). Entonces, la Luz y la abundancia descenderán del Creador hacia nosotros (4) y nosotros las transmitimos hacia abajo (5).

Nosotros estudiamos la Cábala, y le presentamos al público externo la Educación Integral (EI). En consecuencia, tenemos que aprender a dirigirnos hacia el público en general, determinar de qué forma y en qué estilo debemos presentarle los materiales de EI, y qué conjunto de términos utilizar al hablar con ellos.

Se nos dice: “Educa al niño según su camino”. En otras palabras, nosotros educamos a las personas de una manera que ellas puedan entender, que se sientan atraídas por nosotros y no rechazadas. Entonces, según la medida de personas atraigamos, podemos involucrar a algunas de ellas hacia los grupos. Debemos ser muy amables con ellas, de tal manera que no ahuyentemos a aquellas que no están dispuestas a unirse a nosotros.

Los cabalistas siempre hablaron sobre el trabajo en pequeños grupos en vez de hacerlo sobre la difusión masiva diseñada para aquellos que están lejos de estudiar la ciencia de la Cabalá. Porque hasta ahora, el mundo nunca había experimentado una crisis global y los cabalistas no tenían que dar este paso; esto no les fue revelado en ellos. Sin embargo, Baal HaSulam escribió sobre “la última generación”, y los problemas contemporáneos; él publicó el diario “La Nación”, pero todo esto fue sólo el comienzo, un “borrador”.

Por otro lado, nosotros estamos viendo la crisis, y estamos obligados a dirigir el mundo entero. De lo contrario, no llegaremos a la espiritualidad, no sentiremos la necesidad de apelar al Creador. Después de todo, sólo somos Galgalta ve Eynaim (GE), Jafetz Jesed, una parte muy pequeña con muy poca “profundidad” del deseo, que se limita a los niveles cero y uno, mientras que toda la humanidad representa el AHP con el segundo, el tercero y el cuarto grado.

Entonces, si nosotros no recibimos este gran “espesor” de los deseos del resto del mundo, no tendremos nada con qué dirigirnos hacia el Creador. No hay otra opción. A diferencia de las generaciones anteriores, nosotros simplemente estamos obligados a “ir al público en general”, aceptar sus necesidades, y elevarlas.

dr. michael laitman

En sus artículos “Arvut” (Garantía mutua) y “Matan Torá” (La entrega de la Torá), Baal HaSulam escribe que nosotros tenemos que servirle al mundo entero como un canal de transmisión entre el Creador y las naciones. No hay lugar para aprender cómo hacerlo; estamos constantemente desarrollando la parte metodológica denominada Educación Integral. El desarrollo está en marcha, y día tras día avanzamos con firmeza.

(121142)
De la ” Convención virtual una América”, día dos del 11/17/13, Lección 3

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta