¿Dónde está la puerta?

thumbs_laitman_276_03 Baal HaSulam, Carta 26: Está escrito, “Una campana de oro y una granada alrededor de los bordes de la túnica. … Y su sonido es escuchado cuando entre en el lugar santo”.

Estas son las etapas del acercamiento al nivel del gran Cohen (Sumo Sacerdote). El gran sacerdote es la persona que está en un estado de absoluto otorgamiento y quien no tiene nada propio y que todo lo tiene es sólo con el fin de entrar en la Santidad. Para entrar en la Santidad, él tiene que convertirse en una vasija sagrada, es decir en una vasija corregida, santificando así su deseo de recibir, puesto que no tiene nada para sí mismo y todo es a fin de otorgar.

La palabra “efod” (la túnica del Sumo Sacerdote) proviene de las palabras “Ei Po Délet” (dónde está la puerta), dado que puerta (Délet) se encuentra en el lugar de la abertura, cuando está cerrada.

En nuestro mundo puede verse una puerta cerrada y al abrirla se puede entrar en otra habitación, en el siguiente estado nuevo. Pero es diferente en la espiritualidad. Allí la abertura, la puerta, y la persona se vuelven uno. Esto se debe a que todo está dentro de mí porque en el momento en que yo cambio, descubro inmediatamente la puerta. La puerta inmediatamente desaparece y se convierte en una oportunidad, en mi entrada.

Yo no veo todo lo que en el exterior. En el momento en que me acerco a un nivel superior, de acuerdo con mis atributos, mi vasija interna cambia inmediatamente y se convierte en una puerta, una abertura, y en una entrada para el nuevo estado siguiente.

En la corporalidad, puede verse la puerta justo cuando ustedes pueden ver la abertura. Pero en la espiritualidad, sólo se ve la abertura. Pero no pueden ver la abertura a menos que tengan fe completa y pura.

Esto significa que uno alcanza el otorgamiento. Si la persona corrige los deseos que se revelan en ella y los lleva al otorgamiento, entonces ve la puerta, y en ese momento ésta se convierte en una abertura, porque Él es uno y Su nombre es “uno”. Mi vasija y todas las condiciones necesarias, incluida la Luz y el siguiente nivel se unen y se convierten en un todo, porque Él es Uno y Su nombre es “uno”.

Todo esto es muy simple. En el momento en que nuestra vasija se asemeje a la Luz o se parezca al siguiente nivel, es decir cuando yo me vuelva como el nivel superior, significa que me acerco a la puerta, la abertura, a la entrada hacia el siguiente nivel. Entonces éste es Él y Su nombre es uno para mí.

Él es la Luz y Su nombre es la vasija. Cuando la vasija es igual a la Luz en sus atributos, se convierten en uno. Entonces, dado que yo me acerco al atributo superior y entro en él, significa que “vengo a la Santidad”. Me convierto en el gran sacerdote, en el discernimiento en el alma que se libera del deseo de recibir con el fin de recibir y entra en el estado completo a fin de recibir en fe completa. Esta entrada sólo es posible si vemos las cosas con fe completa. Fe completa significa que mi Luz de Jassadim, mi deseo de otorgar, es tan grande que no sólo trabajo en GE, en otorgamiento, sino también en AHP, en el deseo de recibir.

Si estoy solo en los deseos de GE, esto significa otorgar con el fin de otorgar, y es llamado fe. Si yo también trabajo con el AHP, con las vasijas en la que también recibo con el fin de otorgar, significa que puedo usar mi ego por el bien de los demás, lo cual es llamado fe completa. La fe es Bina, la vasija de otorgamiento. Esta fe cambia de fe sencilla, de “No hagas a tu amigo lo que es odioso para ti” a “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.
(122962)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/13/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
No dejes cerrar la puerta
La nueva definición de la santidad y la impureza
Nacido de una “sombra de santidad”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: