Dos chispas que se abrazan

dr.laitmanCuando le doy regalos a un amigo, yo mismo me acerco al Creador, porque realizo las mismas acciones de otorgamiento que el Creador realiza en consideración al deseo del amigo, y así lo compro, como aconsejan los cabalistas: “Cómprate un amigo”. Yo Trabajo con su deseo de recibir y no miro a la persona. Yo no veo a una persona ante mí, sino sólo un deseo de recibir. Su rostro y su carácter no me importan. Lo importante es que existe una chispa en él que anhela al Creador. Debo tener un compañero que tenga la misma chispa que yo tengo, a fin de alcanzar al Creador. Entonces no tengo elección ya que a él me lo enviaron desde el cielo como mi compañero y tengo que aceptarlo y trabajar con él.

Esto significa que “El Creador pone la mano de la persona en el buen destino”. Esto significa que Él lo lleva a un grupo y le dice: “¡Tómalo!” Entonces yo lo tomo, ya que simplemente no tengo otra opción. Aquí  operan las leyes rígidas de la naturaleza, como en la física: Tengo que usar estas fuerzas con el fin de alcanzar el resultado deseado.

Nosotros tenemos que conectar al menos dos chispas, dos Reshimot (reminiscencias), dos anhelos por el Creador, pero la chispa del amigo, así como mi chispa, están envueltas en una gruesa cáscara de deseo egoísta. Yo puedo ingresar y alcanzar esta chispa sólo si compro su ego. Esto es muy simple: Debo saber qué quiere él y empezar a otorgarle y darle un regalo tras otro. Así, yo soborno a su ego y él dejará de rechazarme. El resultado será que nuestras chispas se acercarán más la una a la otra.

¡Mi meta no es el amigo, sino el Creador! Y aunque nuestras intenciones son totalmente en Lo Lishma (No en beneficio de Él), por el momento, la Luz nos reforma. La Luz brilla en nosotros y empieza a trabajar entre nosotros. Al darle al amigo un regalo, no sólo neutralizo su ego, sino que también evoco y dirijo la Luz Circundante que empieza a operar en mi chispa y en su chispa. Como resultado nuestras chispas se acercan.

Nuestros deseos egoístas también se acercan. Vemos que podemos deleitarnos los unos a los otros y llenarnos unos a otros incluso con nuestros deseos corruptos. ¡Juntos nos sentiremos mejor y las cosas serán más fáciles! Construimos un centro por medio de nuestros esfuerzos comunes y arreglamos todo en él y nos servimos unos a otros. Esto vale la pena. Todo ha sido  arreglado de esa manera con el fin de facilitarnos los primeros pasos  a lo largo del camino espiritual.

Nuestro mundo no fue creado artificialmente o por casualidad. Este fue creado como resultado de la ruptura de las vasijas y por lo tanto está arreglado de esa manera a fin de capacitarnos para que nos elevemos desde este estado específico al mundo del Ein Sof (Infinito). Nosotros tenemos todos los medios que necesitamos aquí, sólo debemos seguir el consejo de los cabalistas.
(122890)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 12/11/13

Material relacionado:
Directamente a través de los amigos hacia el creador
Quién me ayudará a regresar
Construye dentro de ti un barco para los amigos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta