El arte sutil del trabajo espiritual

Dr.Michael LaitmanLa corrección espiritual no puede suceder en un campo limitado de la vida, en un solo átomo o una partícula. Puede suceder sólo entre todos ellos.

Es por eso que cuando hablamos de la unidad y corrección que suceden de acuerdo a los principios, “No le hagas a otros lo que no quieras para ti”, o “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, estamos hablando en realidad el método de corrección. Este surge gradualmente, de acuerdo a la manera en que se manifiestan nuestros deseos en nosotros, según el grado en que puedan o no ser corregidos.

¿Cómo se corrige cada deseo? ¿Cómo “luce” antes de ser “arreglado”? ¿Qué hace que un sea deseo similar al Creador cuando se corrige y cómo se manifiesta Él mismo dentro de este deseo?

Los deseos de robar, matar, someter, o tomar ventaja de alguien son palpables y surgen en el contacto con otros. Donde nuestros deseos son menos obvios, como en las relaciones con la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, es muy difícil encontrar la propiedad de misericordia. Y con nuestros semejantes esta se siente y se ve muy claramente.

Por lo tanto la Torá nos da instrucciones muy rígidas acerca de la secuencia del trabajo que tenemos que hacer: los deseos concretos, su orden, y combinación, las maneras en que tienen que ser corregidos. Es imposible corregirse a uno mismo solamente a través de nuestras relaciones con otros. Debemos añadir las partes de la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada, es decir, deseos que son más bajos y más burdos, deseos que están enfocados no sólo en las personas, sino que también están orientados hacia el mundo.

Como resultado, lograremos la adhesión completa entre todos nuestros deseos en todas las direcciones y todos los tiempos. Uno debe aprender a justificar al Creador y a los otros en todo lo que me sucede. Inmediatamente, uno recibirá diversas y múltiples reminiscencias. Toda la historia, la geografía, etc. se revive en mi memoria.

Cuando uno entra a la espiritualidad, existen imágenes muy interesantes en las que la persona comienza a arreglar su relación con todas las personas, personajes, y propiedades de todos los tiempos. Es como si pasara por varias reencarnaciones previas e historias una vez más con mi actitud hacia ellas, como si se depurara uno mismo en su interior y transformara esas historias.

Después de todo, la imagen de este mundo no existe en realidad: es dibujada en nosotros. Todo lo que tenemos que hacer es arreglar todos sus estratos, como un pintor que primero aplica una base sobre el lienzo, la pule, después aplica unas cuantas capas más de la base, y sólo entonces comienza a trazar una imagen y a construir perspectivas. Este es un proceso gradual, paso a paso y una gran cantidad de trabajo.

Significa que tenemos que pasar a través de todas las etapas de desarrollo previo y estas alcanzan al Creador. En realidad, tras el descenso de un alma desde arriba hacia abajo y su subsecuente ascenso de abajo hacia arriba, nosotros podemos comprender su estructura y la manera en que surgió; sin embargo, sucede en el orden inverso.

Entonces, uno llega al “padre”, al Creador. Uno lo alcanza a través del alma que uno corrige gradualmente, acercándose a Él de esa manera.

Este proceso puede ser comparado con el arte de la pintura. Al fin y al cabo, cuando volvemos al lienzo una y otra vez profundizamos en este, eventualmente comenzamos a comprender el pensamiento que inspiró al artista, hasta que reconocemos el pensamiento del Creador de complacer a la creación. En otras palabras, la pintura en sí misma es un deleite, un placer; es la acción que implementa Su pensamiento en la vida. Este es un ejemplo de la manera en que Su pensamiento en su forma clara puede percibirse a través de la materia que fue moldeada correctamente.

Al final, la persona aprende todos los detalles de esta pintura, todos Sus pensamientos, el pensamiento de la creación que se materializa a través  del lienzo. Así es como se conectan todos los mundos y construyen un mundo: el mundo del Infinito, el mundo del alcance absoluto.
(121681)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 8/12/13

Material Relacionado:
El pasadizo en la pared
Excavaciones arqueológicas en vez del trabajo del Creador
Todas las plegarias vienen desde abajo, y todos los llenados desde arriba

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta