Es mejor hacer algo por amor que por la fuerza

Dr.  Michael LaitmanPregunta: Supongamos que tenemos una clase de educación integral con un grupo de gerentes que tienen un cierto problema que quieren discutir. No están interesados ​​en la conexión entre ellos, sino que están interesados sólo ​​en los resultados financieros.

Respuesta: Ellos no serán capaces de resolver el problema si no están conectados, porque esto es lo que los ata al sistema general de la naturaleza. Ellos llegarán a un callejón sin salida.

Pregunta: ¿Entenderán ellos la razón y el resultado, y que una cosa depende de la otra?

Respuesta: Ellos comenzarán a sentirlo. Creo que las personas entenderán pronto cuál es nuestro “as”, nuestro método es muy simple. Aquello que no podemos resolver por medio de un ataque frontal, podemos resolverlo abrazándonos unos a otros. Esto puede ser mucho más eficaz que ir a la corte, argumentar, y ponernos obstáculos unos a otros como último recurso: el amor es mejor.

No hay nada sobrenatural aquí. Se trata simplemente de nuestros entrenamientos y juegos especiales que jugamos, los cuales le ayuda a relajarse a la persona y la llevan a un estado en que está lista para estar con los demás y a sentir que no puede hacer nada sin ellos, porque una de ellas puede aconsejar a la otra y ambas pueden beneficiarse con eso. Ellas deben entender esto y, luego, adaptarlo a su trabajo.

Las personas que están cegadas y atrapadas verán y sentirán que aquí se les ofrece una nueva manera de resolver los problemas.

Cuando ellas entienden que nuestro método se reduce a alcanzar la unidad y la conexión y que todos los problemas pueden resolverse desde este nivel, nosotros les preguntaremos: “¿Cómo proponen ustedes que introduzcamos este método para resolver los problemas en el trabajo?” Al mismo tiempo, no nos importa lo que ellas dicen sobre el trabajo. Lo que nos importa es la incorporación mutua entre unos y otros en la conexión mutua correcta.

Pregunta: ¿Cuándo serán ellos capaces de transmitir esto a sus trabajadores?

Respuesta: Ellos no serán capaces de hacerlo por sí mismos, porque a fin de comenzar a organizar integralmente a sus trabajadores, tienen que renunciar a sus cargos como gerentes.

Así que somos nosotros los que tenemos que salir hacia los trabajadores y enseñarles. Sólo después de que los entrenemos, puede haber cierta comprensión y conexión mutua entre los trabajadores y sus directivos. Ellos ya no trabajarán debido a la sensación de presión sino para sentirse inspirados.

Después de cuatro o cinco sesiones, ellos comenzarán a sentir la conexión y el llenado. Ellos se sentirán cómodos y complacidos de estar en este estado. Ellos no querrán seguir siendo como eran antes. Las personas en el exterior les parecerán extrañas, pero no van a tener miedo de contactarse con ellas. Después de todo, cuando ustedes se relacionan con las personas como si se tratara de sus propios hijos, esto los desarma a todos.

No teman aprovecharse de un estado como este. Por el contrario, cuando se relacionan con los demás de esta manera, ustedes no pueden hacerles daño. Incluso cuando alguien quiere golpearlos, él sólo golpeará el vacío.

Por lo tanto, ellos siempre serán capaces de llegar a un acuerdo, de llegar a las relaciones mutuas correctas desde dentro de la esfera de frambuesa que se crea entre ellos, y resolver los problemas desde ese punto.
(121924)
Del Kab.TV “A través del tiempo” del 9/23/13

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta