Hagan la elección correcta y serán bendecidos

thumbs_laitman_537 (1)Pregunta: Entonces, ¿cuándo sale la persona del desierto si todo depende de la voluntad del Creador?

Respuesta: No todo depende del Creador, puesto que si así fuera, ¿para qué habría de crear Él toda la creación? La persona recibe un elemento llamado libre albedrío y al usarlo, el ser creado determina que es independiente. Esta es la razón para toda la creación, sólo para este único punto, para este discernimiento. Todo nuestro trabajo es desarrollarla y todo lo demás no cuenta para nada, dado que todo realmente va por cuenta del Creador. El Creador juega con las diversas condiciones que nos rodean, pero está destinado a elevar al ser creado por medio de eso, de tal manera que éste sea como Él.

Entonces, por una parte, el Creador controla todos y cada uno de los estados, por supuesto. Por otro lado, Su dominio depende del punto en el que nosotros tenemos que elegir. En el momento en que alcancemos esa línea y pasemos a través de las cuatro fases de desarrollo, ya que cada estado tiene su propia HaVaYaH, todo dependerá de nuestra respuesta, si utilizamos todos los medios que nos dieron para crecer y fortalecernos por medio del apoyo del grupo, es decir, para “elegir un entorno cada vez mejor”.

Nosotros debemos crecer y fortalecernos por medio del apoyo del grupo, exigir que los amigos me impresionen más, y penetrar en ellos más profundamente. Si yo hago eso, significa que he cumplido mi libre albedrío y que yo soy digno de avanzar. Así, en la conexión alcanzada entre nosotros, descubro el sistema y lo entiendo, me comprendo a mí mismo junto con el sistema como un todo. Por medio de la sensación de unidad con el sistema, de hecho me acerco a la sensación del Creador.

Al acercar y conectar dos opuestos, el sistema en su conjunto y yo mismo en un todo, me preparo para sentir sus discernimientos, los cuales son llamados el Creador. Esto se debe a que el Creador siempre se revela entre dos puntos opuestos, estando por encima de ellos y como el conector general que está dentro de ellos.

¡Yo siempre tengo libre albedrío! Pero si yo no lo uso en el momento oportuno, la fuerza de la naturaleza, llamada el plan natural de la evolución (a su debido tiempo) comienza a operar y organiza para mí diversas condiciones. Entonces pierdo el libre albedrío que tuve antes y entro ya en diferentes condiciones. Esto significa que el Creador quitó cierta letra, me envió un ángel, y colocó otra letra en su lugar, otro ángel más difícil.

Entonces yo avanzo de acuerdo en un nuevo patrón, en diferentes marcos. El Creador ilumina para mí en un nuevo patrón, en una letra diferente, entonces estoy bajo el dominio de una nueva Providencia en la cual también tengo que tomar mis propias libres decisiones. Esto sucede una y otra vez.

Finalmente, después de todas las letras, yo tengo que llegar a la letra Bet, que significa una bendición. Esto significa que tengo que entender que necesito la fuerza superior para traer la paz entre nosotros.

(121431 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá, 11/25/13, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: