La comunicación no es sólo un cable y una frecuencia

Dr. Michael LaitmanPregunta: En un taller, ¿es posible sentar a las personas alrededor de una mesa con té y galletas en vez de hacer sólo un círculo de sillas?

Respuesta: ¡Sin mesas, y sin té y galletas!

Si la persona es incluida en un taller en la forma correcta, entonces ella simplemente se separa de su cuerpo. Ella pierde todas las sensaciones de su cuerpo físico. Se inmiscuye en las discusiones, en los discernimientos; uno dice esto y el otro algo más. La posibilidad de determinar diferencias entre los amigos aparece dentro de ella. “Siente” a cada uno de ellos: su estilo, sus expresiones, y su mundo interno. Esto es imperativo para ella, porque al fin y al cabo, debe integrarse con ellos.

La persona no necesita preocuparse por la forma de comunicarle la Luz a los otros, sino por conectarse con ellos a través del deseo, es decir, cómo enchufar su contacto como una un enchufe en un tomacorriente. En general, de qué forma se transmite la Luz es algo que no le concierne. Ella quiere conectarse con el deseo del amigo, como la parte masculina con la parte femenina, entonces la Luz pasará a través de ella. De esta manera, hace su trabajo, y el Creador hace Su trabajo.

Después de todo, cuando engendramos hijos, en el momento del coito no pensamos cómo fusionar células masculinas y femeninas para formar un nuevo organismo. Si pensáramos en esto, no funcionaría ¡Hablo en serio! ¡Ustedes no pueden imaginar el tipo de trabajo que se hace en un taller! Es mucho más elevado, sutil, e interno que la acción de la concepción. Ustedes se convierten en un canal para la Luz Superior, a través del cual la Luz fluye hacia el amigo ¡Está prohibido tomar esto a la ligera!

Ustedes deben pensar cómo alcanzar una conexión como esta. Junto con esto, su amigo está jugando aquí un papel relativamente pasivo, dado que está representando la parte femenina con respecto a la parte masculina, y ustedes, a su turno, representan esto con respecto al otro, y él con respecto a un tercero. Esto es llamado integración mutua, porque en cada uno de nosotros existe una parte masculina y una femenina.

Por una parte, imaginan al amigo como a un desposeído. Ustedes deben darle todo, incluso si sólo les queda una almohada. Por otra parte, ustedes mismos deben sentirse desposeídos en relación a él, puesto que no recibirán del Creador lo que pueden recibir del amigo. Sólo él puede conectarlos con el Creador. Por lo tanto, en relación a esta conexión, ustedes son los desposeídos y él es el rico, y así es para cada uno de nosotros. Traten de conectarse entre ustedes de esta manera, con sus deseos, y llenarlos. Entonces, verán como se les revela un espacio completamente nuevo que en última instancia se volverá espiritual.

El concepto de “comunicación” no se trata sólo de cables y frecuencias. No es sólo un rayo de luz ¡Por dentro existe un mundo entero de información y energía! Esto es lo que ahora quieren descubrir en la conexión entre ustedes y el amigo.

Cuando entran en esta relación, ustedes sienten cómo todo esto pasa a través de sí mismo y después de eso, gradualmente expanden y crean una frecuencia espiritual infinita por encima de la frecuencia de nuestro mundo, Por lo tanto, se abre ante ustedes una dimensión emocional, de información, grande y absoluta. Deben penetrar en ella.

(121529 – De la charla sobre el grupo y la difusión del 23 de Octubre del 2013)
Material Relacionado:

La unidad es el producto principal de la empresa integral
La correcta realización del concepto de unidad
Completando el trabajo del nivel actual

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: