La Menorá es un símbolo de una gran idea

thumbs_laitman_610_2La Torá, “Éxodo”, “Terumá”, 25:31, 25:37: Y harán una Menorá de oro puro. La Menorá debe ser hecha de metal repujado; su base y su tallo, sus cálices, sus pomos, y sus flores, debe ser todo una sola pieza…y harás de sus luminarias siete, y él iluminará la suya de manera que arroje luz hacia su rostro.

La Menorá (candelabro) es la encarnación del buen ego corregido (hecho de oro). Es muy difícil diseñar y amalgamar la Menorá (corregir el ego para que brille como la Luz), incluyendo las copas y las flores que están hechas de una sola pieza de metal.

Cada elemento, cada atributo humano egoísta, tiene que ser de un cierto tamaño y forma de manera que todas las características de la Menorá se asemejen al Creador en sus siete partes: Jesed, Guevura, Tifferet, Netzaj, Hod, Yesod, y Maljut. Cuando Maljut se vuelve como todos esos atributos, se vuelve totalmente como el Creador, como su materia egoísta, el menospreciado metal del oro, se vuelve el atributo de otorgamiento y en realidad se vuelve el medio para iluminar, el medio para arder por el Creador, por la Luz.

La Menorá simboliza el ego que se vuelve similar al Creador que irradia Luz por sí mismo, aun cuando no es una fuente de luz natural. Además de ésta, también están el aceite y los pabilos, pero la semejanza se logra mediante la vasija para el aceite y la luz que surge de este. Entonces el símbolo de la Menorá es aún una gran idea en sí misma, cuando la forma inferior del ego, (el oro) se vuelve la forma más sublime de otorgamiento.

Las siete luminarias de la Menorá se forman con base en el atributo de otorgamiento, Zeir Anpin, la imagen ideal del Creador. Esto es llamado la imagen inversa de Adam, es decir similar al Creador. Al corregir el ego, Maljut, en las siete fases del atributo de otorgamiento, se conecta totalmente con el Creador y mediante esta acción, Maljut alcanza el final de su corrección.

En general, la Torá no habla de otra cosa que de eso. Sólo dice cuáles deseos y de acuerdo a qué orden tenemos que asemejarnos al Creador, este es todo el plan, el trabajo espiritual que se entrega en la Torá, la cual surge de la palabra en hebreo “Ora’a” que significa “instrucción”.

(121351 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 8/28/13)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta