Los sustitutos razonables

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Revelando una parte, ocultando dos”: Esto significa que los secretos de la Torá se le revelan sólo a los que temen Su Nombre, a quienes guardan Su Gloria con sus corazones y almas, y nunca cometieron blasfemia alguna. Esta es la tercera parte del ocultamiento de la sabiduría.

Esta parte del ocultamiento es la más estricta, ya que este tipo de divulgación ha hecho fallar a muchos. De en medio de aquellos surgen todos los encantadores, murmuradores y cabalistas “prácticos”, quienes cazan almas con su astucia, y los místicos, quienes utilizan la sabiduría marchita que surgió bajo las manos de los estudiantes indignos, para sacar beneficio corporal para sí mismos o para los demás.

La sabiduría de la Cabalá es diferente a todas las ciencias del mundo. Cualquier otra ciencia está disponible para todos, al menos en cierta medida, y si ustedes no entienden esto hoy en día, entonces lo entenderán mañana. No importa quienes sean ustedes por naturaleza, no tienen que cambiar su carácter. Por ejemplo, un físico puede ser un nazi y misántropo, o por el contrario, irradiar bondad y generosidad. En resumen, en todos los campos del conocimiento la persona puede avanzar sin cambiarse a sí misma.

Por otro lado, la ciencia de la Cabalá se alcanza sólo en las vasijas corregidas, es decir en los deseos que hay dentro de las propiedades corregidas. Por lo tanto, las personas que sólo viven en este mundo no lo entienden. ¿Cómo debo cambiar yo mismo? ¿Qué debo cambiar en mí? De hecho, los estudios comunes no ayudan en la Cabalá, y los experimentos de laboratorio y las partes prácticas, adquieren un carácter muy diferente aquí. En esta ciencia, las acciones no se llevan a cabo en un nivel físico, y el análisis no se lleva a cabo por medio de nuestra mente actual.

Como resultado, las personas no entienden qué es la ciencia de la Cabalá. Esto realmente está oculto para ellas. Ni siquiera es claro qué se requiere para superar este umbral.

Los cabalistas inicialmente ocultaron sus libros queriendo salvar a la gente de la confusión. De hecho, muchos estudiaron los textos cabalísticos en un vano intento de llegar a la verdad. “¿Tal vez es necesario leer a cierta hora del día? ¿O tal vez memorizar?” Para evitar esto, los cabalistas ocultaron su ciencia de la humanidad como si nunca hubiera existido, y lograron hacerlo hasta un cierto tiempo, a pesar de los problemas que aún surgieron cuando algunos conocimientos se filtraron aquí o allá.

Así que, la sabiduría de la Cabalá no la comprenden la humanidad o los filósofos, y es incomprensible para los científicos. Después de todo, antes de revelar el mundo superior, la persona debe cambiarse a sí misma. Pero las personas, ajenas a este enfoque, han decidido que es suficiente con leer libros cabalísticos.

Lo mismo ocurrió con la Torá, la cual todos reordenaron a su manera, creando religiones y creencias a su gusto y convirtiendo así el “elixir de vida” en “poción de muerte”. De hecho, con este enfoque sólo nos destruimos a nosotros mismos, nos hundimos en un mayor egoísmo. En vez de atraer la Luz, las personas prefieren el uso “tradicional” de las fuentes primarias, con la esperanza de que esto satisfaga su amor propio. Mientras tanto, la Torá sólo se nos da para corregir el corazón en el que gobierna la inclinación al mal.

Además, hay otro problema, Baal HaSulam escribe que muchos, incluyendo a científicos, todavía creen que con sólo leer un texto cabalístico, ellos entienden lo que está escrito. La gente no ve la necesidad de obtener una nueva mente, de imbuirse en un espíritu nuevo, en nueva sensación, y en una nueva actitud; de cambiar su mentalidad, perspectiva, y cambiar su mundo interior. Sin cambiar internamente, ellos se consideran a sí mismos como expertos, escriben tesis y, en general, hablan “competentemente” sobre la Cabalá.

Es una lástima que la persona se tropiece con este enfoque externo superficial del asunto. Después de todo, sólo aquel que puede corregir sus propias propiedades puede entender los libros cabalísticos. La ciencia de la Cabalá fue abierta para el estudio de todos sólo en nuestros días únicamente para la corrección interna con la ayuda de la Luz que Reforma. Por lo tanto, aquel que estudia no para atraer esta Luz para la auto corrección, todavía no sabe qué son la Torá y su parte interna, la ciencia de la Cabalá. Si la persona no tiene va en esta dirección, el “elixir de vida” se convierte en “poción de muerte” para ella.

Así, no sólo los distintos “filósofos” reflexionan sobre la ciencia de la Cabalá, sino que además se alejan de la verdad y confunden a otros. Es una pena cuando lo que los cabalistas querían evitar se lleva a cabo. Obviamente, el mundo necesita un largo camino de corrección antes ser capaces de deshacernos de este defecto que nos debilita.
(123137)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 12/16/13, Escritos de Baal HaSulam

Material Relacionado:
¿Nosotros podemos entender el Estudio de las Diez Sefirot?
La clave para entender
Solamente una persona con alcance espiritual puede aprender la Ciencia de la Cabalá

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: