Moisés es el centro del grupo

dr. michael laitmanPregunta: ¿Por qué no se menciona la conexión con los amigos en el artículo de Rabash “Ven al Faraón?”

Respuesta: En ninguna parte de los artículos de Shamati, en otros artículos, o en toda la Torá, el Talmud, la Mishná, etc. hay ninguna explicación sobre cómo debe funcionar el grupo. El único lugar en la Torá que habla de eso es la reunión en el Monte Sinaí. No hay otro lugar en el que esto se mencione, porque es obvio que se trata de una condición esencial. No hay otro lugar en el que el Creador pueda revelarse.

Nosotros estamos en este mundo en el que podemos acercarnos a nivel físico, al reunirnos en una sola ubicación geográfica y realizar ciertas tareas colectivas. Por lo tanto, podemos crear las condiciones necesarias para el reconocimiento de la necesidad de estar conectados, de estar unidos, estudiar juntos, y difundir. El propósito de todas estas actividades es alcanzar la conexión en la que se revelará la adhesión con el Creador.

Estas cosas las comprendemos tan bien de antemano, que ni siquiera tenemos que hablar de ellas. Si no se unen a un grupo, entonces ustedes no tienen las condiciones con las cuales pueden empezar a leer algún texto cabalístico. Ni siquiera va a entender qué están leyendo, sobre quién, para qué y cómo cumplirlas; no entenderán nada.

Sólo Rabash describe y explica de manera sistemática y coherente todo el método de trabajo en grupo en sus primeros veinte artículos que hablan sobre la sociedad. Él no habló o discutió esto en sus clases, sólo escribió de ello en sus artículos. No habló con nosotros sobre el amor de los amigos y sobre la conexión, sólo de Faraón, Moisés, etc., de la misma manera en que están escritos todos sus artículos. Los artículos sobre la sociedad son totalmente diferentes a todos los libros de Cabalá, comenzando desde Adam HaRishón hasta ahora, y son muy especiales.

No hay ningún tipo de explicaciones precisas sobre lo que tenemos que hacer y sobre las normas del grupo en ningún lugar. Esto se debe a que estaba claro que estas regulaciones eran bien conocidas y entendidas y sin ellas no hay ningún punto para comenzar siquiera a estudiar. En primer lugar, ustedes tiene que arreglar el lugar que puedan trabajar, y sólo entonces atraer la Luz que Reforma. De lo contrario, ¿Hacia dónde la atraerán?

Pregunta: Pero se nos dice que el Creador le dice a Moisés: “¡Ven al Faraón!” ¿Quién va? ¿Voy por mi cuenta o con los amigos?

Respuesta: Moisés es una suma; es la suma de todos sus amigos. No se trata de una persona, sino más bien del centro del grupo en el que ustedes se comunican con el Creador. Nunca se trata de una persona determinada. Uno no existe en el mundo espiritual; uno es sólo una parte rota de una vasija que no contiene nada. El Creador trae la parte rota al lugar correcto y le dice: “¡Tómalo!”

Es aquí donde ustedes encuentran el poder por medio del cual puede insertarse de nuevo en este rompecabezas gigante, en el mosaico general, en el lugar destinado a ustedes, y de esta manera completar la vasija. Al encajar en su lugar, ustedes están ayudando a las otras partes a encontrar su lugar y a completar el rompecabezas.

Pero si están sentados en algún lugar estudian por sí mismos sin ninguna conexión con los demás y sin establecer siquiera una conexión virtual, entonces no tienen posibilidades de éxito. Estudiarán todos los textos en teoría y eso es todo. No tendrán la oportunidad de descubrir el bien y el mal. Carecerán de las condiciones necesarias.

(121445)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 11/25/13, Escritos de Rabash

Material relacionado:
¿Estamos diseminando correctamente?
El propósito de la vida, el núcleo de todo
Un canal de conexión birideccional

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: