¿Puedo salir del exilio por medio de las costumbres?

Dr.Michael LaitmanBaal HaSulam, “Exilio y redención”: El Creador evidentemente nos mostrará que Israel no puede existir en el exilio y no encontrará descanso como el reposo de las naciones, las cuales se mezclaron entre las naciones y encontraron reposo, y los asimilaron hasta que no quedo rastro de ellos.

Un camino equivocado en última instancia nos lleva un callejón sin salida y lleva a la revelación del mal. Nosotros aún tendremos que revelarlo, pero preferiblemente a través del estudio de la sabiduría de la Cabalá, atrayendo la Luz que Reforma y descubriendo el mal internamente por adelantado, antes de que se manifieste en el nivel material. Así, podemos avanzar como un sabio que mira hacia adelante. Entonces, según el grado de revelación del mal, somos capaces de salir de este.

Pero aquí tenemos un gran problema. Después de todo, no estamos en una posición neutral; hemos estado durante miles de años en un exilio muy difícil, en el ocultamiento más duro. Nos sumergimos en pensamientos irreales y en fantasías, en deseos irreales. Cambiamos el estado de Lishmá y Lo Lishmá por suciedad, Klipá, y nos encontramos bajo el gobierno de las “naciones del mundo”. En otras palabras, estamos bajo el dominio de varios cálculos egoístas de los que no podemos librarnos y de los cuales ni siquiera estamos conscientes.

Hoy, la Torá y los mandamientos no son una “especia” para la inclinación al mal entre las personas. Y aun cuando la Torá es el método de la corrección del egoísmo, usamos otra cosa bajo el mismo nombre, incrementando el egoísmo, en vez de corregirlo.

Este es un signo del exilio y no hay nadie a quién culpar. Este es un proceso y nosotros debemos darnos cuenta de ello finalmente con el fin de dejar de justificarnos a nosotros mismos y entender lo que escribieron los grandes sabios acerca de nuestra condición actual.

Necesitamos aclarar el exilio: ¿Qué es? ¿Cuál es su esencia? Si  y compro un boleto a Israel, ¿puedo decir que he regresado del exilio? ¿Si me voy a América, regreso al exilio? ¿Se trata sólo de cruzar la frontera?

Nosotros necesitamos definiciones precisas y auténticas de exilio y redención. Baal HaSulam escribe en el artículo “Esto es para Judá”: …todas las letras de redención están presentes en exilio excepto la “Alef”, dado que esta letra indica al “Aluf (Campeón) del mundo”.

Esto nos enseña que la forma de ausencia, no es sino la negación de la presencia. Y conocemos la forma de la presencia, redención, del verso, “y ya no enseñará más cada hombre a su prójimo, …porque todos Me conocerán desde los más pequeños de ellos hasta los más grandes”. Por lo tanto, la forma de la ausencia previa, es decir la forma del exilio, es sólo la ausencia del conocimiento del Señor. Esta es la ausencia de la Alef, lo cual es la ausencia en el Golá (exilio), y presencia en Gueulá (redención), la Dvekut con el “Campeón del mundo”.

La sabiduría de la Cabalá es el método de redención, el método para revelar al Creador a los seres creados. Es imposible alcanzarla sin este método. Y quien esté en contra de este, no conoce la definición, no entiende porqué tuvimos necesidad de ir al exilio, o cómo regresar a la redención. Él no entiende el propósito de la sabiduría de la Cabalá, la cual es necesaria para la revelación del Creador al ser humano en este mundo; de esa manera se realiza la redención.

En correspondencia, la “tierra de Israel” es el deseo en el cual reside el Creador. En otras palabras, el deseo corregido por la intención de otorgar es posible sólo a través de la Torá, la Luz que Reforma.

Primero, somos gobernados por el deseo de las “naciones del mundo”, y cuando lo corregimos, se vuelve el deseo dirigido directo al Creador (Yashar El), la “tierra de Israel”. Quien sea que ha corregido su deseo de esta manera es llamado un “judío” (Yehudí), dado que llega a la unidad (Yihud), adhesión con el Creador, revela la Fuerza Superior en el deseo corregido. Y esto debe suceder aquí mientras existimos en este mundo. No lograremos nada después de la muerte.

Todo esto debe quedarles claro a las personas, y después podemos hablar de redención. Hasta entonces, el retorno físico a la tierra de Israel demuestra que no hemos cambiado ni un poco, e incluso que hemos empeorado. En realidad, la verdadera diferencia se manifiesta en alguien que se corrige a sí mismo.

Por lo tanto, como explica Baal HaSulam, no llegaremos a una vida feliz, segura, satisfactoria, si no llegamos a la redención interna. Después de todo, lo interno precede a lo externo.
(121870)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/1/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta