Reglas generales para una unificación exitosa

dr.laitmanLos cabalistas, quienes nos legaron escritos, libros y textos, nos enseñan con ellos algunas reglas generales sobre la forma correcta para que las personas se conecten en un grupo cabalístico.

La primera condición es la anulación del yo. Nosotros debemos anularnos a nosotros mismos y mostrarle esto a todos los demás como si estuviéramos proclamando: “Estoy preparado para todo, a fin de hacer de mí un completo cero. Hagan lo que quieran conmigo. De ninguna manera quiero mandar a nadie, ser el líder, presionar a nadie. Quiero ser un cero total en un grupo y estoy dispuesto a hacer todo lo necesario para beneficio de ustedes”.

La segunda condición es la grandeza de la meta. Nuestro avance depende de la grandeza de la meta ante nuestros ojos, de la importancia de la característica de otorgamiento, amor y unidad entre nosotros. Esto debe ser lo más importante para mí y yo debo mostrársela a todos. Tengo que hablar sobre esto, incluso si no es tan importante para mí personalmente, debido a que los amigos me regresarán ese estímulo y con esto  impresionaremos a los demás. Nuestra obligación es elevar al grupo, puesto que en ello hay un objetivo noble. Yo tengo que hablar de esto con los amigos, elevar todo el tiempo la importancia de que el grupo lo es todo. Esto me ayudará a anularme yo mismo.

La tercera condición es otorgarles a los amigos. Debo tratar de darles algunos regalos. Con la palabra “regalos” me refiero a otorgarles a los amigos. Yo voy a la cocina y lavo los platos, limpio, hago algo por ellos. Trato de servirles, como un adulto les sirve a los niños, ayudándoles en todo lo que sea posible, dando, agregándole a cada situación en el grupo. Por otro lado, debo sentirme muy pequeño, deseando recibir influencia, educación y otorgamiento para mí mismo.

Es decir, por un lado, yo soy grande, les otorgo a los amigos todo el tiempo, exalto la meta ante sus ojos, y me preocupo por ellos. Por otro lado, soy pequeño, estoy dispuesto a recibir de ellos todo lo que pueda llenarme sólo a mí.

Una relación dual como ésta con respecto al grupo es muy importante. Cuanto más grande sea la brecha entre estas dos relaciones polares: Yo estoy abajo – el grupo está por encima y yo estoy por encima – el grupo de abajo, más cerca estaré a la meta.

Nosotros también tenemos que incluir algunos de nuestros problemas particulares los cuales debemos elevar para resolverlos.

Todo esto se realiza en eso de que yo siempre me preocupo por que mis amigos estén bien, sean felices y estén complacidos para que tengan plena confianza del alcance de la meta y permanezcan con gran energía a través de la conexión entre nosotros. Y esta energía debe bombearse a través del grupo, de tal manera que todos nosotros nos “cocinemos” en esta, en el buen sentido de la palabra. Ella nos calentará y nos esparcirá por los alrededores para sacudir de nosotros todo el ego y acumular una fuerza completamente diferente, el poder del amor y otorgamiento. Eso es lo que necesitamos.
(123424)
De la Convención virtual en Moscú “Unidad sin fronteras”, día dos del 12/14/13, Lección 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta