Se nos da el permiso debido a que hay una necesidad

Dr.Michael LaitmanAnteriormente, nosotros evolucionamos en forma de “bestias”, generación tras generación, como un grado de Reshimot que “rodaba” de un deseo a otro deseo, y estos deseos recibieron las sensaciones de los órganos en los que se encontraban y crearon una imagen del mundo.

Sin embargo, ahora hemos recibido el permiso para elevarnos a través de la sabiduría de la Cabalá al nivel del mundo eterno. Entonces ya no estaremos limitados por la encarnación física. Esta secuencia de la vida y muerte física desaparecerá, porque veremos en esto sólo un determinado nivel del sistema general.

Cuando yo le pregunté a Rabash qué son la vida y la muerte en nuestro mundo, al comienzo de mi estudio, él respondió: “Es como cuando te quitas la camisa en la noche y te pones una nueva en la mañana”. De manera idéntica, ustedes salen de esta vida y se invisten en una nueva vida, pasan de un sistema de diez Sefirot a otro sistema de diez Sefirot, y cuando se encuentran en un nivel superior, no sienten nada especial acerca de esto. Del mismo modo, un cuerpo que se encuentra en el nivel bestial no siente dolor cuando se corta el pelo o se corta las uñas, puesto que se encuentran en el nivel vegetativo. Un nivel inferior no siente una deficiencia. Por el contrario, su renovación la siente como una buena adición.

Por lo tanto, se deduce que para los humanos en nuestros días, existen posibilidades de elevar al mundo eterno antes de concluir esta vida, y entonces verán la realidad actual como un “apéndice” del mundo eterno.

Sin embargo, es muy difícil explicar esto. Se nos ha dado el permiso y nosotros debemos actuar, pero se requiere de un trabajo difícil antes de que podamos poner correctamente en práctica esta tarea. Tenemos que facilitarle al mundo el acceso al método, tenemos que estar en un nivel más elevado y hacer la conexión correcta entre los niveles. A esto se le llama ser un maestro y comenzar a elevar a la humanidad hacia arriba. Tenemos que ver esto como nuestra tarea, nuestra obligación. La esencia del permiso no es sólo que se nos permita realizarlo, sino que es nuestro papel y responsabilidad el hacerlo.
(121663)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 11/27/13, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: