Todos somos pequeños artistas

thumbs_laitman_928Baal HaSulam, “La enseñanza de la Cabalá y su esencia”: Además, incluso en las cosas que imaginamos alcanzar mediante su esencia, tales como rocas y árboles, tras un examen honesto nos quedamos con cero alcance en su esencia, dado que sólo alcanzamos sus acciones, lo cual ocurre en conjunción con el encuentro de nuestros sentidos con ellas.

Yo lo percibo y lo siento todo sólo como una impresión creada en mis órganos sensoriales, no en la forma original. La verdad es externa a mí y me es desconocida. Sólo al percibir algo dentro de mí, distinguir aquello que ha sido “trazado” en mi visión, oído, gusto, olfato, y tacto, puedo considerar algo. Todos los nombres y símbolos, todos los fenómenos, y respuestas, todo tipo de materia, todo lo que sucede es debido a la percepción en mis órganos sensoriales. La esencia permanece “detrás de cámara”, elude las sensaciones materiales, está detrás de la imagen del mundo que ellas “trazan” para nosotros.

Pregunta: ¿Cómo, entonces, podemos comunicarnos entre nosotros y entendernos uno a otros?

Respuesta: Podemos entendernos entre nosotros porque cada uno tiene un programa similar con una amalgama similar, inherente a nuestros órganos sensoriales. Su correspondencia le permite a la persona transmitir sus emociones a otros, porque están en la misma ilusión en la que él está. Estamos todos en un cierto nivel de percepción y esta situación nos permite discutirlo entre nosotros.

Basados en la “imagen” actual, admitimos la existencia de nuestro mundo, en el cual existen las naturalezas inanimada, vegetativa, y animada, así como las personas que perciben la realidad. Qué es en realidad, no lo sabemos. Tal vez son sólo ondas como dicen los físicos, o un cuasi vacío primordial porque la distancia entre las partículas subatómicas es incomparablemente más grande que su tamaño.

¿Cómo percibimos el mundo? ¿Cómo nos afecta esto? ¿Cómo imaginamos lo que está sucediendo? ¿Por qué la realidad toma específicamente esas formas en nuestra percepción? ¿Cómo procesamos los datos recibidos? ¿Cómo los comparamos con los resultados pasados? ¿Cómo y con la ayuda de qué código transmitimos la información entre nosotros? ¿Cómo la almacenamos para usar la experiencia acumulada más tarde para encontrar algo, para hacer una analogía? Todas esas son consecuencias.

Y lo más importante es que las personas en este mundo material sólo perciben una imagen subjetiva. Si se les dieran otros órganos sensoriales, verían un mundo diferente. Si su programa de percepción es cambiado, la imagen cambiará. Hoy ya hemos inventado dispositivos que nos permiten modificar y aumentar la realidad percibida, para crear ilusiones e imágenes falsas.

Más aun, los animales, comparados con nosotros, perciben un mundo completamente diferente. Un perro se orienta al “observar” los olores; no mira a la persona, sino que la huele y por este medio construye una imagen humana. Él reconoce a un gato que corre, no tanto por sus ojos, sino en el campo de su olfato. Una serpiente determina la temperatura de los objetos hasta fracciones de grado, y esto le da una imagen clara.

En general, es claro que todo en el mundo es relativo. Es relativo incluso entre las personas, aun cuando por naturaleza, no hay gran diferencia entre nosotros.

Pregunta: En este caso, ¿cómo pueden los cabalistas, discutir el mundo espiritual, entenderse entre sí?

Respuesta: Un cabalista es una persona que habita un cuerpo, como ustedes, y que percibe el mundo a través de los sentidos corporales, como ustedes. Aparte de eso, él tiene una percepción adicional, en la cual distingue las fuerzas que controlan el mundo y su conexión con ellas. Existe una red de fuerzas ante él, eso es todo. Pero eso es todo realmente. 

(122425 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/8/13, Escritos de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: