entradas en '' categoría

El taller no se termina nunca

Dr.Michael LaitmanSi durante un taller he conseguido unirme con los corazones de los amigos y empezar a hablar no con palabras formales, sino hablar directamente de un corazón a otro, entonces no necesito mantenerme en el mismo estado todo el día, hasta el próximo taller. Debo guardar dentro de mí la sensación de que nuestros corazones están unidos y no apartarme de ellos, sino intentar todo el tiempo encontrar un deseo común cada vez más cálido, entrelazado, fuerte, en el cual nosotros estamos unimos en un todo e intentamos revelar al Único, al Creador.

En este estado debemos permanecer siempre, de tal manera que el taller no acabe nunca.
(125634 )
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/16/14, Taller

El poder de la intención está en su constancia

Dr.Michael LaitmanYo debo tratar de abrir mi corazón hacia los amigos y que todos sus deseos, pensamientos y expectativas por la espiritualidad entren directamente en mi corazón sin ninguna oposición ni crítica por mi parte. Para la correcta intención, nosotros necesitamos al Creador en el centro del grupo todo el tiempo y aceptar este estado con el corazón abierto. Todos nosotros debemos concentrarnos en torno a este punto y enfocar todos nuestros esfuerzos en ello. Sólo en esto yace nuestra libre elección, la cual debemos realizar. Esta actitud de rodear al Creador dentro del grupo, es similar a la actitud en torno al Monte Sinaí. Exactamente como las hubo allí, la Arvut (garantía mutua) y el apoyo mutuo se requieren de nosotros; a través de ellas podemos alcanzar una intención constante.

En la espiritualidad nada se mide de acuerdo a la cantidad de poder; en vez de ello, ésta es acorde con la calidad. Una fuerte intención es una intención que nunca se detiene. Una intención débil puede ser detenida. Pero una fuerte intención no puede ser detenida y es constante, y por lo tanto se dice que es elevada. Ciertamente, llegarán todo tipo de molestias, tanto generales como particulares, pero al encarar todas las molestias nosotros debemos preocuparnos por una sola cosa: una fuerte intención de tal manera que nunca se detenga. Precisamente con esto debemos fortalecernos unos a otros, y esta es la garantía mutua que se realiza.

Desde una intención pequeña y débil, tenemos que llegar a una intención grande y poderosa, es decir, de los descansos regulares, de una pérdida del anhelo espiritual, debemos pasar a un solo corazón, al centro del grupo, en el que se descubre al Creador, para que todos juntos nos conectemos allí en un solo abrazo con Él. Tenemos que ayudarnos unos a otros con garantía mutua, que la intención no se detenga en ninguno de nosotros. Porque con esto, la persona estaría perforando un agujero en el casco de nuestro barco común, en nuestro corazón común. Si nos acercamos a la convención con esfuerzos como estos, entonces, el éxito está asegurado para nosotros.
(125590)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/15/14, Taller

Mi corazón está en las manos de los amigos

Dr.Michael LaitmanEn la idea de la intención, está activo el principio: “Cada uno le ayudará a su amigo”. Porque “un preso no puede liberarse a sí mismo de la cárcel”, sólo los amigos pueden sacarlo. El apoyo de los amigos es llamado, “Arvut “ y si la encuentro aunque sea por un momento, yo no olvidaré la intención y mi corazón siempre estará abierto en la dirección correcta.

No estoy preparado para hacer esto por mí mismo, sino sólo con los amigos. Mi corazón se encuentra en las manos de los amigos, y sólo ellos pueden dirigirlo hacia el Creador, que se encuentra en el centro del grupo. Por lo tanto, yo dependo de ellos por completo. ¿Cómo tengo que compensarlos a cambio de un trabajo como este? Yo los compensaré con la misma moneda, es decir, de una manera idéntica pienso en ellos, me preocupo por sus intenciones. Ninguno de ellos es capaz de hacer esto por sí solo, y también requieren la ayuda de los amigos.

Si juntos pensamos y nos preocupamos de que la correcta intención no cese en los demás, de que sus corazones siempre permanezcan abiertos y listos para el descubrimiento del Creador en el centro del grupo, entonces con esto nos aseguramos la misma preocupación y el mismo trato por parte de los otros. Al final, descubriré que todos ya están en el estado corregido final y yo no vi esto con los ojos corruptos, como está escrito: “Todo el que rechaza algo lo hace a través de sus propios defectos”. Y si me dirijo correctamente hacia el trabajo con los amigos, otorgándoles a ellos, entonces descubriré su otorgamiento hacia mí.

Esto quiere decir que todo el trabajo que hago en mí mismo lo hago a través del trabajo con los demás. Mientras tanto, yo lo hago por razones egoístas (Lo Lishmá), en el hecho de que de esta manera me dirijo hacia mi propia corrección. Pero a pesar de todo, ya estoy haciéndolo en la dirección correcta: desde mí mismo hacia el exterior. De un Lo Lishmá así, llegamos a Lishmá, al otorgamiento.
(125588)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/15/14, Taller

La lucha por la libertad de aprendizaje

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (de Salón): “La escuela es un lugar donde los niños son obligados a estar, y en la que su libertad está restringida en gran medida, mucho más restringida de lo que la mayoría de adultos tolerarían en sus lugares de trabajo. En las últimas décadas, hemos estado convenciendo a nuestros hijos a pasar cada vez más tiempo en este tipo de ambiente, y hay fuerte evidencia (resumida en mi reciente libro) de que esto está causando serios daños psicológicos a muchos de ellos. Además, cuanto más han aprendido científicos acerca de cómo los niños aprenden de forma natural, más cuenta nos damos de que los niños aprenden más profunda y plenamente, y con mayor entusiasmo, en condiciones que son casi opuestas a las de la escuela. … “

“La mayoría de los estudiantes, ya sean estudiantes A, estudiantes C, o aquellos que reprueban, han perdido su entusiasmo por el aprendizaje en el momento en que llegan a la escuela media o secundaria. En un reciente estudio de investigación, Mihaly Czikszentmihalyl y Jeremy Hunter equiparon a más de 800 de sexto a duodécimo grado, de 33 escuelas diferentes en todo el país, con relojes especiales que proporcionan una señal en momentos aleatorios del día. Siempre que la señal aparecía, ellos debían llenar un cuestionario indicando dónde estaban, qué hacían, y cuán felices o infelices se sentían en ese momento. Los niveles más bajos de felicidad, por el momento, se produjeron cuando estaban en la escuela y los niveles más altos se produjeron cuando estaban por fuera de la escuela jugando o conversando con los amigos. En la escuela, a menudo estaban aburridos, ansiosos o ambas cosas. Otros investigadores han demostrado que, con cada grado sucesivo, los estudiantes desarrollan actitudes cada vez más negativas hacia las materias que se les imparten, especialmente matemáticas y ciencia. …”

“Cuando el estado se hizo cargo de las escuelas y las hizo obligatorias, y las dirigió hacia fines seculares, la estructura y los métodos de enseñanza básica se mantuvieron sin cambios. Posteriores los intentos de reforma han fracasado porque, aunque ellos han jugado un poco con la estructura, no han alterado el modelo básico. El método vertical, el método de enseñanza y examen, en el que el aprendizaje está motivado por un sistema de premios y castigos en vez de motivar la curiosidad o algún deseo real por el conocimiento, está bien diseñado para el entrenamiento de adoctrinamiento y obediencia, pero no mucho más que eso. … “

“Como sociedad, nosotros tenemos la tendencia a hacer caso omiso a tales hallazgos. No nos sorprende que el aprendizaje sea desagradable. Pensamos en ello como la medicina de mal sabor, difícil de tragar, pero buena para los niños a largo plazo. Algunas personas llegan a pensar que la muy desagradable escolarización es buena para los niños, para que aprendan a tolerar lo desagradable, porque la vida después de la escuela es desagradable. Tal vez esta triste visión de la vida se derive de la escolarización. Por supuesto, la vida tiene sus altibajos, en la edad adulta y en la infancia. Pero hay gran cantidad de oportunidades para aprender a tolerar lo desagradable sin añadirle a la mezcla la desagradable escolarización. Las investigaciones han demostrado que las personas de todas las edades aprenden mejor cuando están auto motivadas, persiguiendo preguntas que son sus propias preguntas reales, y objetivos que son sus propias metas de la vida real. En tales condiciones, el aprendizaje es generalmente alegre”.

“…Los impulsos naturales y las capacidades de los jóvenes para aprender son totalmente suficientes para motivar toda su educación. Cuando quieren o necesitan la ayuda de otros, ellos la piden. Nosotros no tenemos que obligar a la gente a aprender, todo lo que necesitamos hacer es proporcionarles la libertad y las oportunidades para hacerlo. Por supuesto, no todos aprenderán las mismas cosas, de la misma manera, o al mismo tiempo. Pero esa es una buena cosa. Nuestra sociedad se nutre de la diversidad. Nuestra cultura necesita de personas con diferentes tipos de habilidades, intereses y personalidades. Por encima de todo, necesitamos personas que estén llevando la vida con pasión y que por sí mismas asuman la responsabilidad durante toda la vida. Estos son los denominadores comunes de las personas que han tomado las riendas de su propia educación”.

Mi comentario: La escuela todavía se ve como una institución establecida para la producción de los artistas humanos que se necesitaban en tiempos de Charlie Chaplin. Era necesario cambiar la escolarización desde hace mucho tiempo, pero incluso los que abogan por un nuevo sistema de educación no tienen consenso. El problema es que nadie entiende la estructura del nuevo mundo: integrado, unificado e interconectado, al cual las personas deben adaptarse para entrar de manera integral en la estructura del mundo. La persona solo puede ser cambiada a través del método de educación integral.
(125675)

Incrementando el coeficiente de la acción positiva

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos alcanzar la oración correcta lo más rápido posible?

Respuesta: Nuestro esfuerzo, al igual que todos los discernimientos espirituales, no se mide de acuerdo al número de acciones, sino en función de su calidad. A veces podemos ver a una persona que se esfuerza mucho y hace muchas cosas girando como un ventilador. Todos pueden admirar su energía, pero la ventaja de este tipo de acciones puede ser mínima. Como se nos dice, “solo un poco, pero con la intención correcta es mejor”.

El mundo espiritual está hecho de cualidades: ya sea a fin de recibir o a fin de otorgar. Todo depende de eso, de cuánto peso carga uno y no del número real de acciones. Por eso se nos dice: “¡Una persona puede alcanzar su mundo en una hora!” Pero, ¡¿cómo es eso posible si uno gasta mil horas o un millón de horas?! Toda la humanidad desperdicia miles de millones de horas y no alcanza la meta, y hay personas que obtienen su mundo en una hora y alcanzan la revelación. ¿Es esto justo?

Es posible debido a que la calidad es más importante que la cantidad. Así que si quieren alcanzar la oración correcta tan pronto como sea posible, ustedes deben hacer un esfuerzo en la calidad y no en la cantidad con respecto a las acciones e intenciones. La calidad debe ser lo primero.

Un esfuerzo cualitativo significa aclarar constantemente qué es recepción y otorgamiento, uno con respecto al otro. Esto es lo que debemos buscar en todos los aspectos de la vida, en todas nuestras relaciones con los demás.

El esfuerzo cualitativo se mide según la forma en que se involucra mi corazón. El criterio debe ser el corazón y no la mente. Hay personas muy inteligentes y yo realimente solía envidiarlas en el pasado cuando veía cuán rápido podían captar el material, entender las cosas, y profundizar en los detalles. Pero con el tiempo he descubierto que “no es el sabio el que aprende”. Ustedes pueden entender sólo a través de sus sensaciones, y yo realmente no consideraba eso como algo serio, sino más bien como algo frívolo, algunos sentimientos femeninos.

Yo creía que el poder de uno está en la mente, pero eso no es cierto. Primero que todo debe pasar a través de las sensaciones y sólo entonces la persona entiende. La mente lee y sólo percibe lo que pasa a través del corazón. Así que tenemos que tratar de expandir nuestras sensaciones tanto como nos sea posible en la dirección correcta, por supuesto. Las sensaciones se expanden sólo por medio de la Luz que Reforma.
(125502)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/12/14, El Zóhar

Cada uno tiene un poco de filósofo

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”, ítem 23: Resulta que una vez que se vistió en un cuerpo humano, ésta (el alma) genera necesidades y deseos e ideas para satisfacer su deseo de otorgar al máximo, es decir, para otorgarle placer a su Hacedor, de acuerdo a la medida de su deseo.

Pregunta: Por un lado se nos dice que deberíamos guiarnos sólo por lo que vemos, pero por otra parte, tenemos que despegarnos de los términos corpóreos “cuerpo” y “alma”, entonces ¿Cómo podemos integrar las dos cosas?

Respuesta: Yo veo el mundo corpóreo en el que ahora vivo. Estudiamos sobre esto en las universidades y no en las lecciones de Cabalá. Nosotros, por otro lado, estudiamos sobre algo que está por encima de esto, la realidad espiritual. Éste no está ante mis ojos, y se supone que adquiero una nueva visión con el fin de verlo. Yo no necesito ojos corpóreos para esto, sino simplemente los espirituales.

Los cabalistas nos dicen que así como el cuerpo corpóreo, también hay un cuerpo espiritual, y este es otorgamiento. La vida en éste es la Luz que lo llena. El cuerpo espiritual en realidad es la Luz Retornante (Ohr Jozer) y nosotros sentimos el cuerpo de acuerdo a su medida.

Yo me siento atraído a otorgarles a los demás de acuerdo al nivel de la Luz Retornante, y el otorgamiento hacia los demás es mi alma. Aquí es exactamente dónde está, en los demás, y no en la carne que vive y muere. Necesitamos la carne sólo para el tiempo en el que tengo que anular mi deseo de recibir. Luego la necesidad del cuerpo corpóreo desaparece. Cuando alcanzo el primer nivel espiritual, entiendo que no tiene nada que ver con el cuerpo. Simplemente se me dieron tales condiciones en las que puedo existir antes de la revelación. Este estado es esencial para entrar en el mundo espiritual. Esta es el área donde cumplo las condiciones previas.

Es como si estuviera frente a una puerta y se me dijera: “Puedes entrar sólo si tienes un boleto. ¿No tienes un boleto? Entonces ve a trabajar y compra un boleto, y entonces podrás entrar”. Esta es la forma en la que yo trabajo en este mundo a fin de comprar un boleto para la realidad espiritual y durante las lecciones hablamos sobre lo que sucede detrás de la puerta.

Pregunta: Entonces ¿de qué forma somos diferentes de los filósofos que parecen decir lo mismo?

Respuesta: Primero, estamos en lo correcto en cuanto a que no queremos, como ellos, consentir fantasías, como ellos lo hacen; nosotros entendemos que en realidad debemos sentir y ver de antemano aquello de lo que hablamos. Este es un enfoque saludable que nos protege de cometer errores y nos proporciona un claro marco científico.

Los filósofos están equivocados en el hecho de que hablan sobre cosas que ellos no sienten que estén más allá de su percepción y que carece de base fáctica. Y están cómodos con esta situación: en primer lugar, porque se les paga para esto y en segundo lugar, porque ellos quieren tener algo que ver con la “espiritualidad”.

En principio, la persona busca cierto “bastión espiritual” pero sin trabajar en sí misma. Esta es la razón por la cual los cabalistas odian la filosofía. Existe un filósofo en cada uno de nosotros porque también quisiéramos entrar a la espiritualidad sin esfuerzo y nos encanta abrir diferentes teorías infundadas.

Al mismo tiempo, nosotros tenemos que explicar todo: “Aunque a veces siento como si estuviera filosofando, esto es solo mi ego”. La verdad es que en realidad no podemos discutir el mundo espiritual antes de alcanzarlo, se nos dice: “No podemos nombrar algo que no alcanzamos”.

Nosotros rechazamos el enfoque filosófico y odiamos a los filósofos en nosotros, aunque es imposible hacerlo sin ellos, porque cada uno incluye al mundo entero dentro de sí mismo. Entonces nosotros sólo hablamos sobre  lo que ocurre en nuestros corazones.
(125302) 
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/12/14, Escritos de Baal HaSulam

Vida espiritual, la renovación eterna

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué la “esfera frambuesa” desaparece todo el tiempo y la única manera de aferrarse a ella y crecer es ir hacia la comunidad exterior?

Respuesta: Cada actividad en la espiritualidad es una innovación. Incluso en nuestro mundo sucede de esta manera, pero simplemente no le prestamos atención. Nada regresa a lo que era: todo el tiempo están sucediendo nuevas aclaraciones y correcciones, un nuevo descubrimiento del mal y su corrección hacia el bien.

En la espiritualidad no puede haber un reposo, no puede haber un estado estático. Cada estado debe ser renovado todo el tiempo. Es como en el amor, como en las relaciones entre las personas, donde debemos cuidar constantemente de nuestras relaciones. Si queremos conservarlas, debemos desarrollarlas constantemente y hacerlas crecer, abriendo nuevos estados.

En este mundo, hasta el final de la corrección, nosotros recibimos un obsequio, un favor, ayuda en el trabajo: Revelamos deseos rotos específicamente concedidos por el Creador para que tengamos material para la renovación. Gracias a esto podemos renovar las relaciones y desarrollar nuestras sensaciones cada vez.

Pero si no hubiera sucedido la ruptura, ¿en qué nos basaríamos para construir nuestras innovaciones y cambios? Y cuando nos elevamos de estados físicos a estados espirituales, entonces vemos que la espiritualidad son cambios constantes. Sin ellos, el mundo espiritual no existe. Incluso en nuestro mundo, de acuerdo a la física cuántica, el electrón no puede existir sin movimiento.

Si lo detenemos, éste desaparece. Todo el universo de partículas elementales, que rotan alrededor de sus ejes con velocidades tremendas y se mueven en órbitas, está en movimiento y cambio. Todo el mundo microscópico funciona a frecuencias muy altas cercanas a la velocidad de la luz.

En nuestras vidas la velocidad de los cambios también crece, todo el aparato tecnológico, la electrónica, computadoras, todo, funciona a una velocidad cada vez más grande. Esto nos habla sobre el número de cambios que estamos dispuestos a incluir en una unidad de tiempo, una unidad de influencia. Todo depende de la velocidad, de la frecuencia con la que suceden los cambios.

Cada Partzuf incluye diez Sefirot, y cada una de ellas incluye otras diez, y así hasta el infinito. Por lo tanto, debe haber una frecuencia muy alta en cada intervalo con el fin de incluir todos esos cambios infinitos de integración mutua de esto en aquellos, y de aquellos en estos, etc. Los cambios deben ser constantes y a una velocidad muy alta.

Entonces cuando nosotros alcanzamos la esfera frambuesa, comenzamos a sentir que es imposible sostenerla. Aquí comenzamos a entender toda nuestra psicología: Si no trabajamos en algún tipo de sensación, en alguna especie de observación todo el tiempo, entonces esta desaparece. Ella no se revela claramente en esta vida porque estamos convirtiéndonos en un compuesto único de bestia y humano. Y la bestia en mí existe sin cambios, como todo el resto de las bestias. Y si mi cabeza solo está involucrada en cuidar de mi bestia, entonces siento que todo está completamente bien conmigo.

Pero si comienzo a cuidar del humano en mí con mi mente, entonces necesitaré todos los cambios allí. Entonces yo constante e incesantemente, necesitaré decidir qué es más importante para mí, ¿la bestia en mí o el humano? ¿Está el hombre montando sobre el burro o el burro montando sobre el hombre; quién lleva a quién?
(125172)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/7/14, Lección sobre el tema: “Preparación para la Convención”