entradas en '' categoría

Viviendo en negación

dr. michael laitmanPregunta: ¿Cuándo llega a ver la persona que todo lo que le sucede en su vida sólo proviene del Creador?

Respuesta: La persona llega a ver, como está escrito, “No existe nadie más aparte de Él”, cuando ella se eleva a la fe completa y está dispuesta a trabajar sin ningún tipo de respuesta o reacción por parte del Creador, del único poder. Ella ya no espera recibir algún tipo de respuesta dentro de su Kli de recepción, ver al Creador y convencerse de que esto proviene de Él. Sólo entonces ella merecerá sentir la guía superior, porque de lo contrario, todo va a su Kli egoísta, de recepción.

Ustedes están esperando ver realmente que el Creador está haciéndolo todo y demostrar que todo es correcto y ser liberados en última instancia de todas las dudas. Sin embargo, esta ganancia la sentirían dentro de su ego, así que  nunca la obtendrán. Simplemente no entienden qué es el camino. Deben descubrir cada vez más que es posible avanzar en este camino a través de sus sentidos e intelecto corporales, pero sólo a través de la fuerza de otorgamiento y de la anulación total del yo.

Si se sueltan de todo lo que tienen ahora, entonces alcanzarán un nivel de espiritualidad que se convierte en una anulación de esta vida. Además de lo necesario para el cuerpo bestial, todo el resto de la vida que pasa en auto anulación completa.

Ustedes descubren que “No existe nadie más aparte de Él”, después de construir este único Creador dentro de sí mismos.

La anulación se realiza dentro de un grupo. Yo me lanzo en los brazos de los amigos, pero esto es así para que ellos se hagan cargo de mí. Yo me entrego, y en ese momento, siento que aquí hay un sistema llamado un “grupo” y éste se preocupa por mí.

Pregunta: Sin embargo, ¿qué pasaría si yo me entrego a los amigos y sufro?

Respuesta: Si sufren, esta es una señal de que ustedes mismos no se han entregado. ¡Yo me entrego felizmente! ¡Estoy feliz de no usar mis sensaciones o mi intelecto porque tengo amigos, un maestro, al Creador! Yo por mí mismo no existo. Sólo me adhiero a ellos y eso es todo. Ellos son mi cabeza y yo soy sólo el operador, el cuerpo de ellos. Cualquier cosa que ellos deseen, la llevo a cabo.

Esto es lo que llamamos adhesión. Yo quiero existir así. Y en la medida en que se me añadan todo tipo de problemas, egoísmo y pesadez de corazón, aspiro a que adherirme aún más a ellos. Quiero que ellos decidan por mí. Esto no quiere decir que me libere de toda responsabilidad para hacerme yo mismo la vida más fácil. Hago esto porque quiero adherirme con lo más elevado y para que el superior sea mi cabeza y ser yo el cuerpo. Recibiré de él todas las órdenes, todas las instrucciones.

No pregunto al Creador cuando se revelará Él. Yo no necesito descubrirlo. Yo mismo quiero anularme y no descubrirlo a Él.(125817)
De una charla durante la comida del 1.17.14

El ritmo del desarrollo espiritual

dr. michael laitmanA fin de dar nuevos ejemplos en mis conferencias, yo proceso constantemente textos de las fuentes primarias y les hago seguimiento a las noticias, documentales, y cualquier cosa que pueda ayudarme a encontrar asociaciones relevantes.

Aunque no les comparto durante las clases toda la información que acumulo, aun así ésta existe en el sistema general, ya que yo estoy conectado con todos. Entonces, no las considero como mis adquisiciones intelectuales personales, porque éstas ya existen en relación a los demás, aunque no las exprese verbalmente.

Pregunta: ¿Así que usted nunca tiene la sensación de perder el tiempo?

Respuesta: Esto también sucede a veces. Yo solía ver esto cuando estaba con Rabash y yo no entendía cómo una persona bajo la influencia superior podía estar tan separada de la espiritualidad hasta convertirse nada más que en un cuerpo de proteína normal. Tales estados en los que ustedes no tienen ningún deseo de leer o de escuchar algo, son muy raros, pero de vez en cuando tienen que ocurrir, como si completaran cierto ritmo en el desarrollo espiritual.

Estos estados son muy cortos, aunque a veces pueden durar varias horas, y cuando terminan, la persona de repente descubre una nueva etapa y sigue avanzando. Lo mejor es que si logra conciliar el sueño cuando es cortada, entonces esto no pasa en vano.

En general debemos trabajar con el deseo y no con el cuerpo o con la persona, el deseo tiene que procesar en sí toda su profundidad y su altura máxima. Éste tiene que incorporarse, ser absorbido, y estar conectado con todos los demás atributos, desarrollarse a sí mismo, responder, etc. Curiosamente, cuando están en el nivel material inanimado, ustedes lo sienten. Pero todo esto es un proceso natural.

(125976)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 8/19/13

El estado espiritual de Israel

dr. michael laitmanPregunta: ¿Alguna vez ha tenido usted la sensación de que no tenemos tiempo para arreglárnoslas para hacer algo?

Respuesta: La sensación de que “no tenemos tiempo” no es relevante para mí. Ya soy una persona mayor que sabe cuánto tiempo me queda. Simplemente quiero ver una organización claramente ensamblada que esté conectada con las masas y con el Creador, y que comienza a trabajar en serio. Se trata de una organización llamada el “Estado de Israel”.

En este caso, el Estado de Israel no es un concepto geográfico. Este está compuesto por diferentes bloques funcionales interconectados, parte de los cuales operan a fin de mantenerse a sí mismos, tanto física como espiritualmente.

La parte que está conectada con el Creador son los Cohanim (Cohen, sacerdote). La parte que proporciona la base ideológica son los Levitas. La parte que proporciona la base material es el pueblo. Y juntos se unen para conectarse con todo el mundo externo, y tienen muchas conexiones con las masas, con todos los países, y con toda la humanidad. Así es como funciona todo.

Si al menos yo pudiera ver un prototipo de tal organización, podría ya no tener tanta prisa. Y a pesar de ésta que ya se avecina, esto no es suficiente; no hay contacto transparente con el público en general; todavía no hay contacto con el Creador.

El contacto con el inferior y el contacto con el superior son mutuamente dependientes y nosotros estamos en el medio. Cuanto más nos la arreglemos para acercarnos al público en general de manera exitosa, más necesitaremos correctamente del Creador, y por lo tanto recibiremos ayuda desde Arriba.

(125973)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 8/19/13

Aceptando volvernos arcilla en las manos del Maestro

dr. michael laitmanEl integrarnos en otros y el romper la enorme resistencia a la entrada, sólo es posible debido a la auto anulación. Entonces yo puedo colarme en el sistema como un virus, y éste no me sentirá. Es muy difícil defenderse contra los virus, porque ellos saben cómo volverse invisibles para los sistemas de defensa del cuerpo.

Según la medida en que cada uno de nosotros se sienta y se represente ante el grupo como un cero total, más podrá incluirse en él. Ustedes deben anularse a sí mismos al máximo y así alcanzan una mayor integración que los demás. Es en esto que debemos competir entre nosotros: ​​Quién puede anularse más. Todos deben esforzarse en esto y despertar a los otros.

El grupo estará más conectado, puesto que cada vez más amigos se anulan a sí mismos ante los demás. Cuando esta inclusión mutua alcance el grado mínimo, nos convertiremos en un todo y sentiremos de inmediato nuestra primera conexión con el Creador. Dado que hemos cancelado nuestra propia forma egoísta y estamos listos para convertirnos en arcilla en las manos del Maestro, se manifestará en nosotros la forma del Creador.

Entonces se agrega más egoísmo y de nuevo tenemos que cancelarnos a nosotros mismos con el fin de ser incluidos unos en los otros. Por lo tanto, trabajamos hasta que nos fundamos en un todo que no tiene forma y estamos listos para cualquier cosa, es decir que aceptamos volvernos arcilla en las manos del Maestro. Luego obtenemos de nuevo la forma del Creador: mayor precisión y especificidad y lo conoceremos aún más a Él.

El Creador comenzará a dominarnos y a llenarnos con Sus propiedades multifacéticas, invistiéndose en todos nuestros pensamientos y deseos y dándoles Su forma. Así, por primera vez alcanzamos un estado tal que sólo la forma del Superior estará presente en nuestra materia.

Sin embargo, en el camino hacia este estado, algunas partes serán capaces de aceptar esto, mientras que otras pueden no estar de acuerdo, y es por eso que se contraen y se separan de los demás. De esta manera ocurre nuestro progreso: Lo principal es la inclusión mutua, y ésta sucede sólo por auto anulación en relación a aquellos con quienes ustedes desean ser incluidos.

(126063)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 1/21/14

Material relacionado:
La zona neutral
Yo-Nosotros-Uno
Expandiendo los horizontes del otorgamiento

 

El burro y las tortas

dr. michael laitmanPregunta: ¿Qué siente un cabalista cuando ve que las personas sufren?

Respuesta: Él siente que ellas están a punto de recibir una recompensa maravillosa. En general ellas ya están recibiéndola, pero no pueden sentirlo en el momento porque aún no han corregido sus vasijas, sus deseos.

Supongamos que yo le doy mi pequeño hijo de un billete de mil dólares. Él sólo sabe que se trata de dinero, pero no tiene idea de lo que este vale “papel” y de esta forma lo sostiene por un tiempo y luego lo tira al suelo. Si él pudiera entender lo que le di, usaría el dinero y compraría un montón de helados, dulces y juguetes, pero él aún no sabe cómo voltear esta nota en placer.

Nosotros somos iguales e incluso peores, en vez de disfrutar, sentimos dolor y sufrimos. Yo invierto mi esfuerzo, y a cambio recibo un descenso, una caída, una mala sensación. ¿Qué tipo de recompensa es esta? El punto es que realmente hacemos grandes esfuerzos, pero todavía no hemos completado nuestra corrección para que podamos recibir correctamente la recompensa, el pago. Así que recibimos el pago, pero no entendemos que ese es el pago y no le prestamos atención.

Imaginen un burro al que se le sirven tortas de crema, pero él no necesita tortas; él necesita el grano y el agua. No le gusta nada, sino solo eso, puesto que para él el grano y el agua son el mayor placer.

Esto también es lo que yo entiendo. Se nos ha servido una gran “torta” maravillosa, pero primero tenemos que corregirnos a nosotros mismos a fin de poder adaptarnos a este placer. Yo he recibido el placer, pero por el momento lo siento como sufrimiento. Esto se debe a que nosotros tenemos hambre y estamos buscando nuestro “grano” y no entendemos en absoluto qué significa este asunto del pastel de crema.

Me pregunto y me resiento con esto. “¿Para qué lo necesito?”, y en respuesta escucho: “avanza hacia el nivel humano, y lo disfrutarás.

(125986)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/20/14, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
Sufrimientos innecesarios
El resplandor del futuro
El poder de la bendición superior

Aprendiendo sobre la Luz a partir de la oscuridad

dr. michael laitmanPregunta: ¿Por qué nuestro camino para alcanzar lo bueno, lo bello, pasa a través del descubrimiento del mal de nuestra naturaleza? Y además de esto, al principio ni siquiera nos damos cuenta de que este mal está en nosotros, ni lo vemos en los demás, hasta hacerlo al final como propio.

Todos los defectos que vemos en los demás son el resultado de mis propios defectos. Si yo veo malas características en otros, esto indica que este mal siempre estuvo en mí y ahora se me reveló. Y debo transferir la culpa en dirección hacia mí; es decir, tener en cuenta que ésta es mi deficiencia personal y corregirla dentro de mí. Pero ¿por qué el Creador me revela el mal de esta forma?

Respuesta: Si me preparo a través del entorno, del estudio, del maestro, de las fuentes hasta el hecho de que “No exista nadie más aparte de Él”, entonces todas las deficiencias y el mal que veo en los demás, puedo atribuírmelo inmediatamente a mí mismo. Porque se nos ha dicho, “Cada uno juzga según sus propios defectos”, por lo tanto, yo seré capaz de alegrarme por todos los ” malvados que se revelan en mí”. Si ellos se revelan, esta es una señal de que yo estoy dispuesto a corregirlos y a transformarlos en buenas características a través de la conexión con los amigos y de la “Oración de muchos”.

Así es como me sentiré feliz por todo el mal que se descubre en los demás y en mí. Yo no me “como a mí mismo” por cualquiera de los hechos o errores que he cometido en el pasado o en el presente, más bien, de inmediato entenderé que esto se me revela a fin de corregir el mal.

Todo depende de la conexión entre nosotros que hace posible sostenerlos a todos y a cada uno con la correcta preparación e intención, en el estado correcto, de tal manera que yo esté dispuesto de inmediato a aceptar en la forma correcta todo el mal que se descubre. De ello se desprende que todas las molestias, los descubrimientos del mal en mí o en otros, los errores cometidos y la aclaración de la ruptura, sean medios para el avance.

Los errores no son culpa mía, más bien, se me enviaron con la intención de ayudarme a avanzar. El Creador creó todo el mal, la inclinación al mal. Y yo sólo tengo que descubrirlo, aprender de esto, exigir la corrección y ver cómo el Creador lo corrige. Y de todas estas formas opuestas del mal que hay antes de mi corrección y del bien que hay después de la corrección, de estas lagunas, aprendo sobre la Luz desde dentro de la oscuridad.

Todo depende del grado en que nos preparemos para aceptar de forma buena y correcta todos los descubrimientos de los “males”. Nunca hay que olvidar que todo proviene del Creador, y que todo ocurre sólo a fin de ayudarnos a alcanzar una sensación de que “No existe nadie más aparte de Él”.

(125886)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/19/14, Taller

Material relacionado:
El mal sirve al bien
Vigilen sus pasos cuidadosamente
Trazando la línea entre la recepción y el otorgamiento

Cuando las cerraduras se convierten en aberturas

dr. michael laitmanEl Libro del Zóhar, “Dos puntos”, ítem 121: … como está escrito, “Esta es la puerta del Señor; los justos entrarán por ella”.

Sin embargo, antes de ser recompensados con el hecho de que se invierta en nosotros el deseo de recibir por medio de la Torá y las Mitzvot, y se convierta en recepción a fin de otorgar, hay fuertes cerraduras en esas puertas hacia el Creador, porque entonces ellas tienen el rol contrario: alejarnos del Creador.

Este es el rol de ellas, como coquetear, burlarse del deseo, aumentarlo y encenderlo cada vez más para que éste quiera más y más. La deficiencia se incrementa por medio del rechazo, y así llegamos a un deseo lo suficiente fuerte como para romper la puerta.

Es por esto que las fuerzas de separación son llamadas “cerraduras”, ya que bloquean las puertas de acercamiento y nos alejan del Creador.

Pero si las superamos de tal forma que no nos afecten, enfriando Su amor desde nuestros corazones, las cerraduras se vuelven puertas, la oscuridad se convierte en luz, y lo amargo se vuelve dulce. Por encima de todas las cerraduras, recibimos un grado especial en Su Providencia, y ellas se vuelven aberturas, grados de alcance del Creador. Y esos grados que recibimos en las aberturas se convierten en pasillos de sabiduría.

Con la ayuda de estos movimientos, rechazo y cercanía a la puerta, y de nuevo el rechazo y la cercanía, nos bombeamos a nosotros mismos, de tal forma que tengamos la fuerza para irrumpir. Entonces, esas cerraduras se convierten en aberturas.

Por supuesto, la primera abertura es la más difícil de atravesar.

(125944)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/13/14, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La cerradura que muestra que hay una cerradura detrás de ella
Y los palacios de la sabiduría se abrirán de par en par
Dime quien eres y te diré como se ve tu mundo

Una clave para la dulzura

dr. michael laitmanEl Libro del Zóhar, “Dos puntos”, ítem 121: … Por lo tanto, las cerraduras, las puertas y los pasillos son tres formas que vienen sobre nuestra sustancia, el deseo de recibir en nosotros. Antes de convertirla en recepción con el fin de otorgarle a nuestro Hacedor, esa sustancia convierte la luz en oscuridad y lo dulce en amargo, según nuestro gusto….

En realidad, es nuestra intención a fin de recibir la que convierte la dulzura en amargura y nosotros sentimos amargura. Cuando corregimos la intención, la amargura se vuelve dulce. Esto significa que todo depende de la equivalencia de forma entre nosotros y lo que viene de lo Alto. Según la medida en que tengamos una intención a fin de otorgar, todo puede sentirse como dulce y por encima de esta intención todo se siente amargo, puesto  que yo no tengo nada con que endulzarla.

Es la intención la que hace que todo sea amargo o dulce. No existe nada además de la intención, y nosotros no necesitamos trabajar en nada diferente a la intención. Dejen tranquilos sus deseos y sus atributos, ellos no tienen importancia. Ya sabemos por experiencia que la persona permanece con lo que nace. Nada cambia en ella, excepto una cosa. Por lo tanto, sólo nos preocupamos por la intención, por nuestra actitud hacia el Creador.

(126043)
De la 3° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/13/14, Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material relacionado:
La amarga dulzura del otorgamiento
El sabor de la espiritualidad esta en el sentimiento de gratitud
A través de la cabalá es posible sufrir con entendimiento y amor

Los deportes y el futuro

dr. michael laitmanOpinión (Boris Yakimenko, historiador, miembro de la Cámara Pública, jefe del Movimiento Nashi [nuestro]): “La transformación que han experimentado en los últimos 10 a 15 años todos los fenómenos socialmente significativos de la vida, tocó el deporte, sobre todo este fenómeno a gran escala del fútbol. Existen gran cantidad de razones para esta transformación”.

“En primer lugar, las capacidades físicas humanas han llegado a su límite. La incapacidad para avanzar, trae a primer plano no el resultado, sino el proceso de participación tanto de los atletas como de los espectadores por igual. Por lo tanto, los deportes (especialmente el fútbol) se vuelven más un ritual”.

“La segunda razón, el deporte se convierte en un proceso de negocio. El jugador, así como todo lo relacionado con él, se convierten en una mercancía”.

“La tercera razón es que la esfera del deporte (principalmente el fútbol) se hace sagrada, cuando no el resultado sino el proceso y la experiencia de unidad con el entorno pasan a primer plano. Los investigadores han trazado paralelos entre el fútbol y las prácticas religiosas. La auto identificación con el club de fútbol o con el equipo, es más fuerte que con la religión y la familia. Los movimientos fanáticos están en auge sobre todo en los países religiosos como Italia, España, Portugal, Grecia, Turquía, Rusia”.

“El componente de negocio de los deportes destruye definitivamente los equipos deportivos nacionales y trae primero a los comerciantes, financistas, dueños de clubes, etc., a los que poseen la tecnología de la promoción y venta de espectáculos, mientras que el jugador y el juego caerán al fondo y perderán su singularidad”.

“El ambiente de los aficionados que convierte a los jugadores en estrellas del pop, tarde o temprano, forzará inevitablemente a estos últimos a ampliar sus roles; además de su actividad principal, se volverán modelos, cantarán, bailarán, actuarán en las películas, caminarán sobre la cuerda floja con una pértiga o empezarán a hacer malabares”.

“El proceso, pero no el resultado, será un paso más para convertirse en un objetivo. Es decir, el deporte se convertirá en una esfera especial de la vida social en la que sería posible escapar de los problemas del mundo que los rodea, divertirse, actualizarse, y en el que el componente deportivo en sí, es casi irrelevante”.

Mi comentario: Los registros no importan si están tan lejos de que la gente común sea capaz de repetirlos, lo más importante es el espectáculo y todo lo demás; los participantes y los resultados no importan. Mientras estos no se conviertan en los “deportes caseros” habituales, pero el deporte profesional desaparezca.

(126139)

Material relacionado:
La raíz espiritual del futbol-soccer
Campo de entrenamiento
En la vida de un cabalista hay lugar para este mundo

Un golpe profundo al corazón de piedra

dr. michael laitmanBaal HaSulam, Shamati (He escuchado) # 19 “Qué significa el Creador aborrece los cuerpos, en el trabajo”: Uno debe intentar, específicamente, tener un fuerte deseo de obtener la voluntad de otorgar y de sobreponerse al deseo de recibir. Al hablar de un fuerte deseo quiere decir que este es medido por la proliferación de las pausas y de los descansos intermedios; esto es, de las suspensiones entre cada logro o superación.

A veces, en el medio, uno recibe una suspensión, es decir, un descenso. Este descenso puede consistir en una suspensión de un minuto, una hora, un día, o un mes. Después, uno reanuda el trabajo de trascender el deseo de recibir, y los intentos de alcanzar el deseo de otorgar. Cuando habla de un fuerte deseo, quiere decir que la suspensión no le lleva un período largo de tiempo, sino que inmediatamente es despertado para continuar su trabajo.

Es parecido a una persona que intenta romper una gran roca. Toma un gran mazo y golpea muchas veces durante el día entero. Pero los golpes no son contundentes. Es decir, no realizar cada golpe con gran impulso, sino que baja el mazo lentamente. Luego se queja diciendo que esta tarea de romper la roca no es para él, y que solo un héroe podría tener la habilidad de romper esta gran roca. Dice que no nació con tal poder como para poder romper la roca.

Sin embargo, quien levante este gran mazo y golpee la roca en un gran impulso, es decir, no lentamente, sino con gran esfuerzo, logrará que la roca se rinda ante él y se rompa. A esto se refiere la frase: “como un martillo romperá la roca en pedazos”.

Así es como probamos y evaluamos nuestro progreso: observando si las cesaciones (interrupciones) y los descansos entre los estados, los ascensos y descensos que atravesamos se acortar, viendo la presión y el poder que le aplicamos cada vez con más fuerza a nuestro avance. Vemos si realmente saltamos de un estado a otro con creciente energía, deseo y persistencia, y esto es una necesidad.

Este es el criterio que deben utilizarse para la comprobación: Cuánto tiempo desperdiciamos durante un día en pensamientos y acciones que no están conectados directamente con la meta de la creación, lo que hicimos sin que estuviera unido con el Creador.

Esto nunca debe suceder, porque todo está controlado y proviene de una sola fuente y regresa de nuevo a Él. Nosotros solo somos intermediarios en el medio, que, o bien conectamos o desconectamos el vínculo entre los dos puntos: el comienzo de la acción emana del Creador y el resultado de la acción nos devuelve de nuevo a Él.

Es esencial que nos demos cuenta de que estamos en una posición en el medio, por lo tanto siempre debemos servir como canal de conexión a través de toda la creación, la cual se realiza en nosotros. Sólo nosotros tenemos esta área especial que está libre del Creador. Si tratamos de llenarnos a con nosotros mismos con Su presencia, según la medida en que Él se convierta en la razón y el destino final para nosotros, esto significará que retornamos todo lo que hay al mundo del Infinito, a la Luz infinita que llena toda la realidad.

Nosotros somos la realidad, puesto que todo “ocurre” dentro de nosotros. Es por eso que uno mismo puede calcular su avance al evaluar cuánto trata de reducir las brechas entre los estados y aumentar la presión y la fuerza de sus esfuerzos.

(125434)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 1/14/14

Material relacionado:
A máxima velocidad sin disminuir
Un camino sencillo sin altos y bajos
La separación trae un descenso la unidad un ascenso