¿Cómo podemos convertir la noche en día?

dr.laitman“Introducción al Libro del Zóhar”, “La Torá y una plegaria”, ítem 182: Ven y ve un consejo para la persona: cuando ella va a la cama en la noche, debe asumir el reino de arriba de todo corazón y venir temprano a depositar su alma ante Él. …

Y cuando hace eso, el gobierno de la noche ya no puede mancillarla y arrestarla por el placentero trabajo del Creador, porque para ella, el atardecer y la mañana son un día, y la noche es sólo una parte real del día. Por lo tanto, es salvada inmediatamente de cualquier fuerte enfermedad y de todos los espíritus malvados, los cuales no la controlan, porque su noche ya ha partido del dominio de la Sitra Ajra, dado que nada puede nunca partir de ella y de la santa Divinidad, y las fuerzas de la Sitra Ajra y el Din  ya no la gobiernan.

¿Cómo podemos convertir la noche en día? Por supuesto no hay noche o día, y sólo me parece así en mis deseos corruptos. Si son evocadas en mí deficiencias adicionales, es el momento de corregirlas, yo siento oscuridad en ellas, noche. Noche es falta de unidad, falta de revelación del Creador, la fuerza de otorgamiento que debe llenar todas mis vasijas.

Mis vasijas son mi realidad. El mundo entero es mi vasija, toda la naturaleza inanimada, vegetativa, animada, y los seres humanos están dentro de mí. Si a esta vasija la llena la fuerza de amor y el otorgamiento mutuo que une todo en una sola plenitud, entonces no hay grande o pequeño, distante o cercano; todo es uno, porque el amor cubre todos los pecados y borra todas las diferencias. Esto significa descubrir al Creador, Él me llena, y yo me uno con Él.

Pero todavía existen dentro de mí más deseos no corregidos que nunca he sentido ni visto, y ellos de pronto comienzan a elevarse y a aparecer. Entonces comienzo a pensar mal de los amigos, del grupo, del maestro, y del Creador. Soy arrojado de lado a lado hasta que asciendo al último nivel definitivo del final de la corrección, y hasta entonces, yo descubro niveles más profundos y peores de mi ego con un Aviut (espesor) cada vez más grande.  Soy arrojado muy lejos de la espiritualidad o incluso llego a no tener ninguna consciencia de que alguna vez estuve en la espiritualidad y que ahora la he abandonado. Los espesos niveles de Aviut corrupto que se revelan en mí serán tan ásperos que pueden desconectare totalmente de la sensación y del reconocimiento que tenía antes.

Entonces siento la noche en esos deseos. La noche es la fuerza de separación y no es sólo oscuridad y pérdida de interés en la espiritualidad y la meta. O bien soy arrojado a un estado de total impotencia, o no tengo ningún respeto por la meta espiritual y el grupo y estoy consciente de ello, incluso podría perder totalmente este reconocimiento y descender una vez más a este mundo, preocupándome sólo por mi existencia corporal, lo cual significa que hasta pierdo el nivel humano de este mundo y desciendo cada vez más hacia abajo hasta el nivel animal de tal forma que caigo totalmente incapaz de moverme, como un cadáver.

Todas esas fuerzas que me separan de la adhesión con el Creador, de la única fuerza que domina y llena toda la realidad con el atributo de amor y otorgamiento, son llamadas oscuridad y noche. Pero existe un ángel llamado noche que en realidad trae la gota de semen ante el Creador y pregunta, “¿Qué nacerá de ella?” Esto significa que en realidad la noche es la fuerza que trae la gota de semen de la cual se desarrolla un humano. La persona renace cada día y tiene que determinar su propio destino: ya sea ser malvado o ser justo.
(126143)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/20/14, Escritos de Baal HaSulam 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: