El despertar del alba

Dr. Michael Laitman“Introducción al Libro del Zóhar”, artículo “La Torá y la oración”, ítem 183: “Y en la mañana, cuando él se levante de su lecho, debe bendecir a su Señor, entrar en Su morada y postrarse ante Su Santuario con gran temor. Y entonces él debe pronunciar su rezo…”

Está claro, que no se refiere al despertar del sueño del cuerpo físico. La mañana es un estado en el que la persona recibe una nueva inspiración a causa de su incorporación en el grupo, en los estudios, en el taller, en la conexión con los demás. La persona no tiene ninguna otra oportunidad de recibir fuerzas espirituales, sino a través de su entorno. Si intenta penetrar más profundamente en el grupo y unirse con sus compañeros, entonces ella podrá sacar fuerzas de allí.

Y este grupo puede ser pequeño y de principiantes. Es decir, que los mismos compañeros no revelan ningunas fuerzas espirituales, pero esto no es importante. Si la persona sabe  cómo entrar en el grupo y unirse con los demás, ella recibirá del grupo la fuerza para adelantar. Como ocurre en el conocido ejemplo de Rabí Yosi Ben Kisma.
(126104) 
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/20/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta