El poder de la intención está en su constancia

Dr.Michael LaitmanYo debo tratar de abrir mi corazón hacia los amigos y que todos sus deseos, pensamientos y expectativas por la espiritualidad entren directamente en mi corazón sin ninguna oposición ni crítica por mi parte. Para la correcta intención, nosotros necesitamos al Creador en el centro del grupo todo el tiempo y aceptar este estado con el corazón abierto. Todos nosotros debemos concentrarnos en torno a este punto y enfocar todos nuestros esfuerzos en ello. Sólo en esto yace nuestra libre elección, la cual debemos realizar. Esta actitud de rodear al Creador dentro del grupo, es similar a la actitud en torno al Monte Sinaí. Exactamente como las hubo allí, la Arvut (garantía mutua) y el apoyo mutuo se requieren de nosotros; a través de ellas podemos alcanzar una intención constante.

En la espiritualidad nada se mide de acuerdo a la cantidad de poder; en vez de ello, ésta es acorde con la calidad. Una fuerte intención es una intención que nunca se detiene. Una intención débil puede ser detenida. Pero una fuerte intención no puede ser detenida y es constante, y por lo tanto se dice que es elevada. Ciertamente, llegarán todo tipo de molestias, tanto generales como particulares, pero al encarar todas las molestias nosotros debemos preocuparnos por una sola cosa: una fuerte intención de tal manera que nunca se detenga. Precisamente con esto debemos fortalecernos unos a otros, y esta es la garantía mutua que se realiza.

Desde una intención pequeña y débil, tenemos que llegar a una intención grande y poderosa, es decir, de los descansos regulares, de una pérdida del anhelo espiritual, debemos pasar a un solo corazón, al centro del grupo, en el que se descubre al Creador, para que todos juntos nos conectemos allí en un solo abrazo con Él. Tenemos que ayudarnos unos a otros con garantía mutua, que la intención no se detenga en ninguno de nosotros. Porque con esto, la persona estaría perforando un agujero en el casco de nuestro barco común, en nuestro corazón común. Si nos acercamos a la convención con esfuerzos como estos, entonces, el éxito está asegurado para nosotros.
(125590)
De la 1° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/15/14, Taller

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: