El poder del Libro del Zóhar

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Por qué leemos El Libro del Zóhar?

Respuesta: Lo usamos como un medio para el progreso espiritual en el grupo.

En primer lugar, los deseos de recibir se manifiestan en un determinado grupo de personas. Son deseos discretos, rotos, con respecto a los demás en su forma física; esto les permite establecer un contacto primario. Ellos se reúnen en un grupo y estudian El Libro del Zóhar.

Una especie de deseo roto “aspira” a los que son más elevados. Los estudios comunes y la exploración correcta conjunta del nivel superior, bajo la guía de un maestro, desencadena nuevos cambios en los amigos. Ellos tratan de obtener las vasijas en una línea recta; entonces, la Luz de las vasijas circulares estará lista para entrar en ellas. Hasta el momento, la Luz sale de los círculos y va desde lejos al vacío de sus deseos en forma de Luz Circundante hasta que se transforman en una línea recta.

Este, de hecho, es el propósito de nuestros estudios. Cuando esto ocurra, nosotros estudiaremos los mismos textos y Luces que hacen la transición de estados externos a internos y de vasijas circulares a vasijas en línea recta en nuestras vasijas corregidas modificadas.

Por lo tanto, El Libro del Zóhar es un recurso extraordinario que usamos sin tener una idea clara de cómo nos influye exactamente. Sin embargo, esto no importa, puesto que aun así funciona.

Pregunta: ¿Por qué en este contexto es más poderoso El Zóhar que la Torá?

Respuesta: El Libro del Zóhar es más fuerte que la Torá, dado que su estilo y forma provienen del período que siguió a la destrucción del Templo.

Antes, el pueblo de Israel estaba en el nivel de Mojin de Jaya, es decir, en su final de la corrección personal. Luego, cayeron desde esa altura al ocultamiento. Como resultado, los cabalistas estaban en el estado roto de todo y, al mismo tiempo, se elevaron por encima de todo. Ellos desgarran esta diferencia entre los dos “extremos” de la realidad, entre el mundo del Infinito y nuestro mundo. Los hijos de Israel cayeron hasta el fondo, al egoísmo más duro, mientras que los cabalistas del grupo de Rabí Shimon se encontraban en la cima. Como consecuencia, la brecha entre ellos y el pueblo de Israel se extendió desde menos (-) infinito a más (+) Infinito.

Más tarde, durante todo el exilio hasta su plena finalización, las vasijas de los hijos de Israel tenían que mezclarse con otras naciones y llevarles chispas espirituales a ellas.

La Torá es diferente. Moisés escribió el Pentateuco desde el nivel de la corrección final. Él estaba por encima de todos los demás, sin embargo, en ese momento el resto de la nación no estaba en el mismo estado que él. Las personas sólo habían salido de Egipto, y el estado llamado “Egipto” todavía no es la ruptura. En “Egipto”, uno simplemente revela el pequeño estado de uno, no toda la destrucción durante la cual la santidad se mezcla con la impureza, “sacudiéndola”, permitiendo así que las personas corrijan sus defectos, y “se hinchen como la levadura”. Debido al hecho de que las personas no habían llegado a estos estados, Moisés no podía revelar y explicar en el Pentateuco todo el proceso de corrección. Él sólo reveló lo que había sucedido hasta entonces.

En general, cada paso incluye todos los demás. Una parte y el todo son iguales. Es por eso que la Torá, por supuesto, lo contiene todo, pero, se presenta de una manera que es imposible de usar en el grado pleno para la corrección de las almas. Uno no puede extraer del Pentateuco la Luz que Reforma las almas rotas, puesto que la salida de Egipto ocurrió antes de la ruptura. Sólo una pequeña parte de ella se reveló en la antigua Babilonia; ésta permitió conectar a los “antepasados” (GAR,) una carga en sus corazones, y luego dar a luz a los “hijos” (las tribus de Israel) después de que ocurrió el éxodo de Egipto. Las eras de los dos templos y el último exilio le siguen a estos eventos.

De este modo, El Libro del Zóhar está escrito desde un estado totalmente diferente con la máxima diferencia entre la altura de ciento veinticinco pasos y la ruptura definitiva de los hijos de Israel. No entraremos en los detalles y las condiciones espirituales de la época. Lo único que importa ahora es que este libro se corresponde por completo con lo que está incorporado en la naturaleza.

(123513)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 12/19/13, Escritos de Baal HaSulam

Material relacionado:
La Torá y el libro del Zóhar.
El Zóhar: El programa de manejo de la “computadora” de la creación.
Una maravillosa dora llamada “Zóhar”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta