Engranajes lubricados con Luz

Dr. MIchael LaitmanLa influencia del grupo debe ser tan fuerte que “no me deje dormir”. Es decir, que nunca sea capaz de olvidar la importancia de la conexión; más bien, que sienta que este pensamiento está fijo en mi mente y corazón, un  contexto permanente.

Es absolutamente posible alcanzar esto. Nadie puede quejarse de que esto no funcione. Si así lo piensa, simplemente está mintiéndose a sí mismo. Para esto, sólo requerimos de trabajo y tiempo.

Si la persona se coloca bajo la influencia del grupo y está bajo su poder sanador, ella no pude separarse, como si fuera atraída por un imán de algún tipo de frecuencia que la sostiene en su campo. Se vincula a un entorno que ella misma eligió en una etapa. Sin embargo, después de hacer la elección, ella entra bajo la influencia del entorno, de los amigos, aprecia los mismos valores, y piensa de la misma manera que todos, porque, si el grupo es importante para ella, aceptará todas sus opiniones, incluso aquellas que anteriormente no valoraba, no amaba, ni pensaba que fueran buenas y hermosas.

Vemos de nuestras vidas que si amamos y apreciamos a alguien, comenzamos a aceptar y a copiar su comportamiento porque lo apreciamos como más elevado que nosotros y dependemos de él.

Por lo tanto, el ego no se vuelve un obstáculo para nosotros, y si no hemos tenido éxito, la razón para esto es que no hemos invertido la suficiente energía en reforzar al grupo. No hemos utilizado la envidia. El maestro también aprende de sus estudiantes, y se nos dice, “He aprendido mucho de mis maestros, incluso más de mis amigos, y aún más de mis estudiantes”. Por lo tanto, ustedes pueden aprender de todos aquellos a quienes les enseñan.

En el momento en que sentimos algún tipo de resistencia interna, necesitamos aceptar esto como la “línea izquierda” en contra de la cual se despierta la “línea derecha”. La sociedad estará en contra de este obstáculo y después veremos que no es un obstáculo, sino una oportunidad de conectar dos líneas y de construir entre ellas la “línea media” con el fin de avanzar aún más hacia un retrato del Creador.

Estamos tratando de conectar las partes rotas del alma como si estuviéramos conectando engranajes. Sin embargo, no queremos que estén presionados unos contra otros y obligados a rotar como sucede en una sociedad común. Nosotros queremos que comiencen a girar de una manera sincronizada por medio de la ayuda de unos a otros, evitando la presión de alguno sobre el otro. Todos deben girar en completo acuerdo y armonía. Es decir, cada uno se siente como completamente libre, sin ninguna presión, porque la Luz gira y los mueve a todos juntos.

Cuando el Creador se revela, ninguna presión de uno sobre otro permanece en ninguna dirección y todos son dirigidos por medio de la Luz.  Es como está escrito, “Y un tercero vendrá y los reconciliará a uno con el otro”.

Al revelando la inclinación malvada dentro de sí, él puede revisar si es capaz de pasar inmediatamente la correcta corrección. Si él inmediatamente acepta este descubrimiento del ego como ayuda, como algo bueno y útil, “una ayuda contra él”, entonces inmediatamente puede trabajar con esto y construir la “línea media“, y la línea media ya es el descubrimiento del Creador,  entonces el trabajo se vuelve tan fácil para la persona, sin ninguna fricción, que ella siente como si simplemente flotara en el aire.

Sin embargo, es imposible permanecer en un estado como este, porque las oscilaciones vienen todo el tiempo, derecha e izquierda, y la persona se balancea entre ellas en la línea media, la cual es llamada la línea de habitación, la equivalencia de forma.

(124511 – De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 1 de Enero del 2014, Lección sobre el tema: Preparación para la Convención)
Material Relacionado:

En la entrada al tunel
¡Yo quiero seguir!
Las condiciones de la garantía mutua

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: