Incrementando el coeficiente de la acción positiva

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo podemos alcanzar la oración correcta lo más rápido posible?

Respuesta: Nuestro esfuerzo, al igual que todos los discernimientos espirituales, no se mide de acuerdo al número de acciones, sino en función de su calidad. A veces podemos ver a una persona que se esfuerza mucho y hace muchas cosas girando como un ventilador. Todos pueden admirar su energía, pero la ventaja de este tipo de acciones puede ser mínima. Como se nos dice, “solo un poco, pero con la intención correcta es mejor”.

El mundo espiritual está hecho de cualidades: ya sea a fin de recibir o a fin de otorgar. Todo depende de eso, de cuánto peso carga uno y no del número real de acciones. Por eso se nos dice: “¡Una persona puede alcanzar su mundo en una hora!” Pero, ¡¿cómo es eso posible si uno gasta mil horas o un millón de horas?! Toda la humanidad desperdicia miles de millones de horas y no alcanza la meta, y hay personas que obtienen su mundo en una hora y alcanzan la revelación. ¿Es esto justo?

Es posible debido a que la calidad es más importante que la cantidad. Así que si quieren alcanzar la oración correcta tan pronto como sea posible, ustedes deben hacer un esfuerzo en la calidad y no en la cantidad con respecto a las acciones e intenciones. La calidad debe ser lo primero.

Un esfuerzo cualitativo significa aclarar constantemente qué es recepción y otorgamiento, uno con respecto al otro. Esto es lo que debemos buscar en todos los aspectos de la vida, en todas nuestras relaciones con los demás.

El esfuerzo cualitativo se mide según la forma en que se involucra mi corazón. El criterio debe ser el corazón y no la mente. Hay personas muy inteligentes y yo realimente solía envidiarlas en el pasado cuando veía cuán rápido podían captar el material, entender las cosas, y profundizar en los detalles. Pero con el tiempo he descubierto que “no es el sabio el que aprende”. Ustedes pueden entender sólo a través de sus sensaciones, y yo realmente no consideraba eso como algo serio, sino más bien como algo frívolo, algunos sentimientos femeninos.

Yo creía que el poder de uno está en la mente, pero eso no es cierto. Primero que todo debe pasar a través de las sensaciones y sólo entonces la persona entiende. La mente lee y sólo percibe lo que pasa a través del corazón. Así que tenemos que tratar de expandir nuestras sensaciones tanto como nos sea posible en la dirección correcta, por supuesto. Las sensaciones se expanden sólo por medio de la Luz que Reforma.
(125502)
De la 2° parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/12/14, El Zóhar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta