La preparación para una oración

Dr. Michael LaitmanEl Libro del Zóhar, “VaYikahel”, ítem 141: Por lo tanto, está prohibido encender la voz de un hombre durante la oración, para que la voz superior, ZA, esté en ella, ya que el discurso se eleva a Maljut y se une con ZA a través de la Maljut, recibiendo una voz que es mitigada desde ZA. Entonces, la oración es apta para la recepción de la abundancia, y el discurso del mundo superior no necesita escucharse a través de la voz de un hombre.

Hay una regla, “no hay vasija sin la Luz”. Todo lo hace la Luz, mientras que nosotros mismos sólo nos esforzamos, lo cual es la condición previa para cada acción. Cada acción individual la hace solo la Luz que trabaja en la vasija.

Nosotros sólo estamos obligados a esforzarnos; no hacemos nada, sino que sólo aumentamos la intensidad de la deficiencia. Esta es la razón por la que estamos en este mundo, ya que este es el único lugar donde podemos realizar diferentes experimentos y acciones, que desde una perspectiva espiritual no se consideran acciones. Ellos sólo nos llevan a un estado en los que podemos pedir la corrección de las vasijas y su llenado.

Es por ello que nuestro mundo es tan especial. Si no existiéramos en esta realidad, no seríamos capaces de influir de ninguna manera en nuestro ascenso espiritual, puesto que todas las acciones las realiza sólo la Luz. Entonces, ¿cómo puedo yo, al estar en cierto nivel espiritual, influir en algo que es superior a ese nivel? ¿Por qué medios puedo hacer esto? Yo tengo que estar alejado del mundo espiritual a fin de pedir ser elevado de un estado a otro, de un nivel de aclaración y nueva corrección a otro.

Tiene que haber una realidad que esté separada de la escalera espiritual, que es donde yo estoy, en el que siempre pueda prepararme para la oración antes de la oración. Esta es la razón por la que las acciones corporales en nuestro mundo son tan beneficiosos para alcanzar un cierto estado y pedir la Luz que Reforma. Nosotros no debemos pensar que no necesitamos nuestro mundo, que no podemos hacer nada, sino simplemente conectarnos internamente y que esto sería suficiente.

Esto no es suficiente. Por el contrario, cuanto más haga la persona en la práctica, más deseo, presión, y experiencia se acumulan en su interior como resultado de todas sus acciones, lo que eventualmente se suman a un grito, a la oración antes de la oración. La oración antes de la oración está dirigida hacia la Luz con una petición para formar la vasija, el deseo. La oración en sí está dirigida hacia la Luz para que ésta llene las vasijas, es decir para que en realidad nos permitirá otorgar.

(125415)
De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/9/14, El Zóhar

Material relacionado:
Las acciones prácticas determinan el resultado
¿De dónde comienza la oración?

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: