Los grados de la garantía mutua

Dr. Michael LaitmanTodo lo que necesitamos es seguir la condición de la garantía mutua entre nosotros. Desde el momento en que empecemos a observarlo y en la medida de nuestro cumplimiento con ella, comenzamos acercarnos a la meta. Todos los 125 escalones de la escalera espiritual, del mundo de Assiya al mundo del Infinito, son los niveles de nuestra garantía mutua, de nuestra conexión cada vez más fuerte con los demás.

Nuestra entrada a la primera etapa, el primer nivel espiritual, depende enteramente de que logremos nuestra garantía mutua como en el Monte Sinaí. La entrega de la Torá proviene de lo Alto, y la garantía mutua debe venir desde abajo, de nosotros. Entonces, el “despertar desde Arriba” y el “despertar desde abajo” ocurren juntos, y el Creador y la creación comienzan a acercarse. El Creador se acerca a Sus creaciones y la creación se mueve hacia el Creador hasta que se fundan en uno lo cual es llamado el estado de corrección final (Gmar Tikkun).

Por lo tanto, nuestra tarea es alcanzar la garantía mutua. Si queremos que la Luz que Reforma, es decir, la Torá nos afecte, tenemos que saber que Ella misma se manifiesta sólo en la medida de la garantía mutua entre nosotros.

Hasta que no comencemos a crear presión interna para volvernos parte unos de otros, para conectarnos y alcanzar la garantía mutua, la Luz no va a comenzar a influir en nosotros o a corregirnos. La Luz sólo modifica nuestro deseo de conectarnos y de alcanzar el estado de la garantía mutua, en la medida que nosotros lo persigamos.

Todo lo que necesitamos es tratar de empujar. A esto se le llama “oración“, un deseo, una demanda, una petición por alcanzar una conexión especial llamada “garantía mutua”. Cuanto más queramos acercarnos entre nosotros, más fuertemente sentiremos que somos incapaces de alcanzar la unidad.

La luz  impactos en nosotros con Su lado opuesto: Ésta nos da un deseo inicial, la oportunidad llamada “poner nuestra mano sobre el buen destino y dirigirnos a tomarlo”. Ella nos da las herramientas: Un maestro, libros, y nos jala para que nos conectemos.

Al mismo tiempo, la Luz nos repele a unos de otros al crear una tensión entre nosotros. Por un lado, se nos dice que tenemos que conectarnos; a pesar de no ser atractivo para nosotros, tenemos que jugar como si tratáramos de unirnos. Sólo si un grupo comprende este principio y entiende que este paso es esencial, puede avanzar.

Esto toma tiempo. A veces se necesitan años para considerar esta condición como un requisito previo serio. Esta es la condición más difícil, puesto que es contraria a nuestra naturaleza. Si nosotros nos reunimos alrededor de la noción de “garantía mutua”, esto significa que finalmente cogemos el extremo de la cuerda, el extremo de una viga que se extiende desde el mundo del Infinito hasta este mundo.

Nosotros estamos empezando a darnos cuenta de que sólo a través de nuestra conexión y según el grado de nuestra garantía mutua, podemos estirarnos hasta llegar a ser una vasija espiritual en la que eventualmente revelemos el Mundo Superior, la eternidad, y al Creador. Todas estas cosas se nos revelan aquí y ahora, en esta vida.

(124356)
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 12/31/13, Preparación para la Convención

Material relacionado:
Las condiciones de la garantía mutua
¿Qué es garantía mutua?
La garantía mutua es la llave para el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: