Los talentos no ayudarán

Dr. Michael LaitmanEl desarrollo en el grupo es sorprendente y hermoso porque durante un muy corto lapso de tiempo yo paso por tales estados y detalles de percepción que sin los amigos hubieran requerido unas cuantas reencarnaciones en la vida física, largas transformaciones de Reshimot. Entre los maravillosos amigos aceleramos el desarrollo.

En este camino no podemos “saltarnos”, “pasar por alto”, “quietar nada de la lista”. El proceso de realizar las Reshimot se establece inicialmente y yo debo pasar por toda esta espiral. Pero el ritmo del progreso depende de mí y lo determina mi integración en el grupo.

Incluso si me siento en la clase sin moverme “como un tronco”, vacío de entendimiento, no importa. Todos pasan por esto.

El grupo es un maravilloso sistema en el cual nos complementamos, nos añadimos unos a otros. Algunos revelan nuevos “grosores” de deseo, otros son imbuidos con un impulso espiritual, e interactuamos como un todo.

Lo principal es vivir en el grupo lo más profundamente posible, e inclinarnos ante este con todo, inclinar nuestra cabeza en cualquier estado: tanto cuando estoy lleno de vida, como cuando estoy “muerto”.

Los talentos y habilidades no ayudarán en esto; no es el sabio el que aprende espiritualidad. Primero y antes que nada, se requiere que yo me rinda.

(125644 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 16 de Enero del 2014, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

El destino del amigo depende del grupo
Las condiciones de la garantía mutua
Cómo hacer que el destino te dé la cara

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: