Repartan la carga colectiva entre todos

thumbs_laitman_253En la vasija completa todo está conectado junto: las deficiencias, las fallas, los refinamientos, y los alcances. Todo está relacionado entre sí y entretejido en un todo: recepción y otorgamiento, un sentido de profundidad de la vasija y la altura de la Luz. Pero cuando la vasija se rompe y se separa en muchas piezas pequeñas, entonces, cada parte recibe alguna característica única que es típica sólo de ella. Por lo tanto, cada uno siente sus propias dificultades y sufre debido a la ruptura, pero cada uno a su manera muy singular.

Debemos tratar de ver en todos y cada uno de los amigo que los sufrimientos con los que vive son los sufrimientos que él aguanta por todos. Cada uno recibe una parte de la vasija, de la carga colectiva: uno recibe una cosa, y un segundo recibe algo más, y así sucesivamente. Y cada uno lleva por todos lo que él recibe, es un portador de algún tipo de deficiencia. Así es como la ruptura nos separa a los uno de los otros.

Por lo tanto, tenemos que ver los problemas de todos y de cada uno, no como sus problemas y dificultades personales, sino como nuestros problemas y dificultades comunes. Él sólo los cargó en su espalda en vez de mí, él recibió instrucciones de lo Alto para llevar esta carga. Y un segundo fue elegido para soportar otra carga, y el tercero lleva otra, y así sucesivamente. Y debido a esto nosotros debemos cambiar nuestra actitud hacia los amigos y apreciar su trabajo en la aclaración y corrección de nuestros problemas colectivos. Al final, tenemos que alcanzar un estado en el que veamos a cada persona, hombre o mujer, como portador de un defecto específico del mundo entero.

(125964 – De la 2° parte de la lección diaria de Cabalá del 1/20/14, Taller)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta