No se desvíen

Dr. Michael LaitmanBaal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”: ¿Cómo puede ser que desde lo eterno se extiendan acciones transitorias que se desperdician? Y vemos que, de hecho, nosotros ya hemos sido extendidos como le corresponde a Su Eternidad, seres eternos y perfectos. Y nuestra eternidad necesita que la Klipá del cuerpo, la cual se nos dio solo para el trabajo, sea transitoria y sea desperdicio. Porque si éste permaneciera en eternidad, permaneceríamos siempre separados de la Vida de Vidas.

Hemos dicho anteriormente (ítem 13), que esta forma de nuestro cuerpo, que es el deseo de recibir para nosotros mismos, no está presente en absoluto en el pensamiento eterno de la creación, porque allí estamos bajo la forma del tercer estado. Sin embargo, es obligatorio en el segundo estado, que se nos permita corregirlo.

Y no debemos ponderar el estado de los otros seres en el mundo, sino el del hombre, dado que el hombre es el centro de la creación, como se escribirá a continuación (ítem 39). Y todas las demás criaturas no tienen ningún valor en sí mismas, sino solo en la medida en que ayudan al hombre a alcanzar su perfección. Por lo tanto, ellas se elevan y caen con él sin ninguna consideración de sí mismas.

Nuestra condición actual, la cual parece tan mala y baja, se nos ha dado deliberadamente para que podamos detectar la perfección a partir de ella. “La ventaja de la luz se conoce a partir de la oscuridad”.

Además, todas las otras criaturas están incluidas en este análisis conjunto. De hecho, la realidad que vemos afuera es realmente una proyección de nuestras propiedades internas. Yo tengo todas las cuatro etapas del deseo “material”, pero detecto solo la cuarta, el grado humano.

Esto también se aplica a nuestro mundo. Si identificamos en la humanidad todas las formas correctas de relaciones entre nosotros, esto será suficiente para corregir los niveles previos: inanimado, vegetativo y animado. Al corregirse a sí mismo, el cuarto nivel también corrige los anteriores que están incluidos en él.

Después de todo, las demás criaturas no tienen libre albedrío. Ellas son incluidas automáticamente en el ser humano durante su corrección. Por lo tanto, si se corrigiera, por ejemplo, el diez por ciento, entonces, toda la naturaleza circundante sería corregida en la misma medida.

Entonces, nuestra preocupación real no es con respecto al medio ambiente, al clima, a la contaminación, sino sólo a nuestra propia actitud corregida hacia los demás. En la medida en que nosotros corregimos esta actitud, en esa misma medida disminuyen los desastres naturales y se calman los problemas ambientales.

Por lo tanto, Baal HaSulam nos da la clave para la corrección, no sólo de la humanidad, sino del mundo entero, incluyendo la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. ¿Quieren apaciguar a la Tierra para que ésta les proporcione todo de la mejor forma: alimentos, agua y aire? ¿Quieren sentir una sensación de comodidad y tranquilidad donde nada los presione, los amenace, donde haya una preciosa nube bondadosa y agradable a su alrededor? Entonces corríjanse a sí mismos y no ser desvíen por ninguna otra cosa. La persona no debe distraerse con el universo, que es una copia de sus defectos, sino recordar que todos los defectos “externos” dependen y se le entregan a ella, para que con base en ellos, ella verifique e identifique la perfección.

Entonces ella verá lo que se nos dijo: “Estábamos como en un sueño”. En otras palabras, todo lo que experimentamos ahora y lo que experimentaremos en los siguientes grados de la escala espiritual hacia la corrección final es un “sueño” dado artificialmente a nosotros desde el cielo en forma de mundo corrupto, para que por medio de éste, al estudiar el sistema desde las fallas hacia la corrección, nosotros conozcamos al Creador, de acuerdo al principio: “Por medio de Tus acciones Te conoceremos”. Como consecuencia de conocerlo a Él, seremos capaces de adherirnos en perfección a Él, que es la meta de la creación, la meta de todos los mundos, de la creación de ellos, de la ruptura y la corrección.

(125156 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 09 de Enero del 2014, Escritos de Baal HaSulam)
Material Relacionado:

¿Por qué se extinguieron los dinosaurios?
El ser humano es intención
Una ampolla en el hermoso rostro de la creación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta