Trabajando con el mundo como garante del avance espiritual

dr.laitmanPregunta: ¿Cómo puede cambiarme mi trabajo con el mundo, de manera que eventualmente alcance al Creador?

Respuesta: Es muy simple. Yo ya lo he explicado muchas veces.

Digamos que nosotros aspiramos a elevarnos hasta el Creador, hasta la propiedad de otorgamiento. No podemos dirigirnos hacia el Creador solamente por nuestro propio bien, aunque pidamos que se nos conceda la propiedad de otorgamiento. “¡Dame la cualidad de otorgamiento! ¡Corrígeme!”. ¿Por qué? Esto suena como si estuvieran culpando al Creador por hacerlos “malos” y ahora están pidiéndole a Él: “¡Corrige lo que hiciste!”

Existen rasgos muy sutiles aquí. Recuerden, nosotros no podemos dirigirnos al Creador con nuestras peticiones personales. Nuestra demanda tiene que ser general y venir de todos los amigos. Sólo cuando tratamos de unirnos en un grupo y crear propiedades comunes entre nosotros, podemos dirigirnos al Creador al pedirle a Él que se manifieste en nosotros. Nuestra petición hacia Él es llamada MAN y Su respuesta hacia nosotros es llamada MAD.

Pero incluso, si recibimos algo en respuesta, será sólo una ligera sensación de espiritualidad  llamada Galgalta ve Eynaim o Jafetz Jesed (uno que no desea nada para su propio bien), ¡Nada más!

Con el fin de sentir verdaderamente la espiritualidad y ocasionar la fuerza superior, nosotros no necesitamos deseos propios, sino los deseos de nuestro prójimo. De otra manera, nuestra demanda por propiedades altruistas, será sólo un deseo egoísta.

“¿Por qué necesitan ustedes cualidades altruistas? ¡Sean felices así como Yo los creé!” Si uno quiere elevarse por encima de su naturaleza, entonces no debe pedir que se la alteren.

Piensen en ello y traten de “digerir” internamente esos estados. Si nosotros justificamos al Rey, entonces validamos todo lo que Él nos hace, aunque Él nos encarcele. Si no aprobamos al Rey, significa que nuestro egoísmo está gritando dentro de nosotros que lo juzgamos todo a través de nuestros propios estados.

Por lo tanto, debemos dirigirnos al Creador todos juntos a fin de revelar verdaderamente al Creador, en vez de orar sólo por nosotros mismos. Si lo hacemos, adquiriremos una “pequeña adición”, siete mil millones de personas, la humanidad entera.

Si cuidamos de los demás como si ellos fueran nuestros hijos, entonces comenzaremos a sentirlos. Tan pronto como comience nuestra influencia sobre ellos, su reacción de pronto se volverá clara para nosotros. Comenzaremos a preocuparnos por ellos. Los entenderemos y los sentiremos como si fueran nuestros hijos. Nos daremos cuenta de lo que es bueno y lo que es malo para ellos, dado que sentiremos su dolor interno.

Sentiremos su reacción, su demanda, su MAN por salvación y unidad, que estará dirigida hacia nosotros.

Working-With-The-World-As-A-Guarantee-Of-Spiritual-Advancement-2

Nosotros somos incapaces de hacer esto por nuestra cuenta. Entonces una vez más, ¿pueden ellos unirse realmente y volverse un todo único aunque no sean un grupo cabalístico? Ellos no saben nada ni quieren estudiar, dado que no tienen ninguna predisposición para ello.

Con el fin de conectarse internamente, necesitan la Luz Superior, al Creador. El MAD se les transmitirá a ellos a través de nosotros. Ellos lo sentirán porque mientras los educamos, nos volveremos una fuente de energía para ellos. Nosotros servimos como un eslabón de transición para ellos.
(124337)
De la Convención virtual en Moscú del 12/15/13, Lección 5

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: