Velocidad y aceleración

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué son la velocidad y la aceleración en la espiritualidad y cómo podemos usar esto?

Respuesta: La idea es que la naturaleza nos empuja hacia el desarrollo a través del sufrimiento, es decir, a través de una sensación de falta de llenado en el estado presente y la posibilidad de llenado en el siguiente estado. Y esas son las fuerzas de la evolución: la fuerza negativa desde atrás y la fuerza positiva desde el frente.

Mientras más avanzamos, más fuerzas negativas se reúnen desde atrás y menos fuerzas positivas nos atraen desde el frente. Vemos que dado que avanzamos de acuerdo a nuestra naturaleza egoísta, muy poco se nos ilumina desde el frente. Por lo tanto el mundo está en un estado de apatía y depresión.

Y aquí estamos llegando a una condición en la que debemos explicarles a las personas que todas las fuerzas negativas no están dirigiéndonos para que huyamos de ellas, más bien para que podamos entender la nueva forma de desarrollo, es decir, cambiar la intención, la relación hacia el otro, hacia el mundo, y de esta manera, hacia el Creador.

Lo principal es la intención. Los deseos están determinados y se levantan y se realizan sólo según el grado en que sea posible realizarlos con la intención correcta.

En nuestro mundo, la velocidad de avance la determinamos nosotros desde atrás, en que ésta nos mueve y nos impulsa hacia adelante a través de la influencia negativa y nosotros nos movemos hacia adelante a una velocidad constante.

Estudiar Cabalá hace posible que nosotros llevemos a cabo un apresuramiento o una contracción del tiempo, lo cual es lo mismo, con la ayuda de tres componentes: el grupo, el estudio, y la diseminación.

La velocidad es ese parámetro que no depende de nosotros; la naturaleza nos mueve hacia la meta. Y por otra parte, la aceleración depende de nosotros.

La velocidad no es una contracción del tiempo. Se sabe que el camino de la corrección toma 6000 años, desde la primera corrección que fue hecha por Adam hace 5870 años hasta la última corrección que llegará en otros 220 años, lo queramos o no. Este es llamado el camino de la velocidad.

Pero al mismo tiempo, existe la posibilidad de la aceleración. Según el grado en que aceleremos nuestro camino, lo cambiamos cualitativamente porque nosotros mismos queremos esto.

Por ejemplo, existe una diferencia entre un niño pequeño a quien se le pide que aprenda y esté constantemente bajo presión, y un niño que por sí mismo está interesado en todo y estudia de forma exitosa. Él puede finalizar rápidamente las lecciones en la escuela y siente que él mismo está en el proceso como si estuviera en un juego bueno y fácil. Y así también es con nosotros.

Si elegimos un grupo y dentro de este como en un pequeño mundo, en una pequeña sociedad, creamos todas esas condiciones, eso nos hará avanzar hacia adelante, entonces llegaremos a la meta mucho más rápidamente que bajo la aplanadora y la presión de la naturaleza.
(124723)
De la Convención virtual de Moscú “Unidad sin fronteras”, día dos del 12/14/13, Lección 2

Material Relacionado:
Lo principal es acelerar el tiempo
Este es el trabajo para el hombre
¿Por qué nuestro tiempo es tan especial?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: