¡Yo quiero seguir!

Dr. Michael LaitmanEs imposible revisar y juzgar nuestros estados de acuerdo a nuestras sensaciones. Una mujer embarazada puede no sentirse tan bien a veces, pero ¿quiere ella abortar? ¡Por el contrario, ella quiere seguir! El objetivo es ser una madre, tener un hijo y sostener al bebé en sus brazos, y eso compensa y justifica todo el dolor y el malestar que ella siente.

El cuerpo sufre; todo el período de embarazo y de dar a luz no es fácil y puede ser trágico, peligroso y crítico. Si un extraterrestre del espacio exterior que no sabe nada acerca de nuestra vida en la tierra viera esto, él se sorprendería por la tortura que tiene que atravesar  la pobre mujer, pero nosotros estamos felices y nos deleita todo el proceso de embarazo y nacimiento de un bebé.

Estamos avanzando hacia el nacimiento de un nuevo nivel, entonces ¿qué nos falta para estar complacidos con todos los estados? Deberíamos ver “Tú preparas una mesa ante mí en presencia de mis enemigos”, como se nos dice en el Salmo 23: “mis enemigos”, quienes están dentro de mí, para que ellos la vean. Yo no quiero reafirmarlos con eso y viceversa, más bien, burlarlos y alabar la meta.

Si ustedes no se sienten una mayor impresión con respecto a la que sintieron ayer, significa que les falta el apoyo del grupo. Todo el grupo carece de la fuerza de unidad a fin de capacitar a cada individuo y todos juntos, con el fin de sobrevivir a la situación actual.
(124517)
De la 1° parte de la lección diaria de Cabalá del 12/31/13, Lección sobre el tema: Preparación para la Convención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: