entradas en '' categoría

La educación integral de las masas

dr.laitmanSomos elegidos en el sentido de que hemos recibido de Arriba el deseo que nos llama a aprender, a anhelar la conexión con el Creador y la revelación del Creador, la cual debe ocurrir ante toda la humanidad.

Ésta ya está acercándose a la necesidad del siguiente estado; la naturaleza mueve hacia adelante a toda la humanidad. Pero las personas no tienen ni tendrán su propio deseo. Miles o unos cuantos millones se nos unirán, pero es una diminuta fracción de toda la humanidad. No habrá más.

La cabeza siempre es así: es pequeña, como el microprocesador de una computadora, pero lo define y lo decide todo. Las partes restantes realizan esta micro parte.

Entonces, nosotros somos este “chip”. Tenemos que conectarnos con el resto de la humanidad, comenzar a trabajar con las personas, entenderlas, unirnos con ellas, encontrar un vocabulario apropiado, crear un diccionario apropiado, diversas imágenes, ejemplos, y desarrollar talleres adecuados, etc.

Nosotros les enseñamos a los niños pequeños todo lo que tienen los adultos, sólo que a un nivel bajo y con ejemplos y acciones simples. Con el fin de que las personas sientan su próximo nivel deseable en su conexión, tenemos que alentarlos, atrayéndolos constantemente con algo.

Nosotros mismos experimentamos descensos y ascensos, y de acuerdo a esto, necesitamos reforzarnos.

Otros no pasan por esto. Ellos tienen que ser constantemente atraídos, abrazados, reconfortados, y servidos. Necesitamos explicarles el método según el grado en que necesiten entenderlo con el fin de estar conectados con  nosotros y de elevarse con nosotros. Los tomamos como niños pequeños en el camino, hacemos que se sienten y conducimos. El niño está al lado de ustedes, o incluso en su regazo, o corriendo cerca bajo su supervisión porque él no conoce el camino y no quiere siquiera conocerlo. Ustedes no debes exigir nada de las personas, excepto una cosa: “Si están con nosotros, todo estará bien”.

Este debe ser nuestro camino hacia las masas. Sin este, no podemos avanzar hacia arriba tras la creación de nuestro Kli colectivo. Llegaremos al nivel mínimo pero no más allá. En realidad, hemos recibido un despertar con el fin de “jalar” a la humanidad con nosotros. Tenemos que tratarla de manera muy seria. Seremos capaces de ascender sólo dependiendo de nuestro éxito con una audiencia amplia. Si no tenemos éxito, ella nos servirá como un lastre, impidiendo que ascendamos.
(12683) 

Un lugar que ha sido bendecido por el Creador

dr.laitmanRabash “Cuál es la ventaja en el trabajo que es más que la recompensa”: Y la preparación principal que es llamada esfuerzo, que uno tiene que anularse a sí mismo, es decir auto anulación, lo cual quiere decir que anula la opinión de los dueños de casa y anhela la opinión de la Torá… como dijeron los sabios “la Torá existe sólo en aquellos que se matan a sí mismos por ella”, es decir auto anulación, y no existe dominio propio aquí, sino el dominio del Creador. Entonces el Creador puede decir “todo lugar que yo mencionare”. ¿Por qué puedo mencionar Mi nombre? Porque la persona ha anulado el dominio de este lugar para el Creador, entonces “Vendré y te bendeciré” puede ser completado… lo cual es la recepción de la Shejiná.

Nosotros ya conocemos esta fórmula. Un lugar es el deseo de recibir y también el Creador que llena este lugar, lo que significa quien llena el deseo. Nosotros consideramos la vasija como un lugar y también llamamos a la Luz, la cual la llena, un lugar. Todo depende de la fase a la cual nos referimos, ya sea el deseo o aquel que lo creó y lo llena.

Se nos dice, “Todo lugar que mencionare Mi nombre”, donde la vasija se arregla de acuerdo al nombre del Creador, HaVaYaH, con todos sus discernimientos, “Vendré y te bendeciré”. La Luz vendrá y corregirá la vasija, y despejará el lugar correcto para que se invista el Creador.

Es importante medir constantemente en qué medida nos acercamos o nos alejamos de la Luz para que “no haya un dios extraño entre ustedes”. En qué medida el concepto de Creador, la fuerza superior, todas las imágenes que están representadas en nuestra imaginación, llegan a ser el atributo de otorgamiento que se in viste en mí. Yo puedo medir mi estado de acuerdo al atributo que recibo y de acuerdo a mi atracción hacia este.

Por supuesto, también existen estados opuestos como a favor o en contra, pero es entre estas dos direcciones, desde estas dos inclinaciones, que avanzamos. Tenemos que revisarnos en qué medida el concepto de Creador, lo cual significa el atributo de otorgamiento que se inviste en nosotros, es cada vez más deseable y en qué medida esperamos esto, lo anhelamos y somos atraídos hacia él. Hasta que “Israel, la Torá y el Creador sean uno” en el mismo lugar.

Ahora realizamos ejercicios, tratando de anularnos a nosotros mismos y de alcanzar la conexión sólo entre nosotros, por el momento. Como se nos dice “del amor de los seres creados al amor del Creador”. Pero si además recordamos que lo hacemos para llegar a ser una vasija en la que seamos capaces de revelar un día al Creador, la Luz superior nos influye, conecta y organiza. Por lo tanto, gradualmente sentiremos el lugar que estamos preparando para la revelación del Creador, y revisaremos si está listo para que la Luz Superior, el atributo de otorgamiento, se invista en él.

Entonces empezaremos a identificar movimientos en aquel lugar, y si estamos o no recibiendo al Creador, si Él ingresa en nosotros o si nos expulsa. Entenderemos cómo podemos acercarlo a nosotros o alejarlo de nosotros si queremos ascender a un nivel más elevado con el fin de estar más adaptados a Él. Después de todo, nosotros tenemos que alejarnos de Él entre nivel y nivel.

Cuando todas estas acciones se vuelven familiares y están bajo nuestro control, alcanzamos gradualmente una mayor equivalencia de forma con el Creador y Él se nos revela gradualmente. Por lo tanto, establecemos el lugar, y empieza la conexión entre nosotros. Después de la conexión, se crea una distancia, lo cual nos enseña a regresar a la conexión a pesar de la distancia. Así, aprendemos a controlar estos procesos tanto como podamos y a monitorearlos.

Esto es posible sólo con la ayuda de Dios, por supuesto, con la ayuda de la fuerza superior. No debemos olvidar que Él es quien lo organiza y lo dirige todo, pero con nuestra participación activa. Nosotros decidimos que queremos alcanzar “haz que tu deseo sea Su deseo”, y así establecemos un lugar.

Ya estamos en el proceso de establecer un lugar, aunque en realidad no entendemos cómo hacerlo, qué fases atravesamos, y qué más tenemos que hacer. En realidad, nada está claro. No es una fórmula con una incógnita, sino más bien una fórmula con muchas incógnitas que tenemos que resolver. Este es un sistema integral en el que todo está incorporado  en todo y depende de todo.

Pero cuando este cuadro se aclara, vemos que incluye muchos detalles que están interconectados en un sistema, aunque al mismo tiempo está muy nublado y es poco claro. Es imposible que nos aferremos a esto con nuestras toscas, egoístas y primitivas manos.

Pero al trabajar en este mundo, gradualmente empezamos a elevar sus componentes al nivel espiritual y a insertar cada atributo, cada fuerza, cada evento dentro de todo lo que ocurre, el espíritu del Creador, nuestro anhelo espiritual. Entonces empezamos a ver otro panorama detrás del cuadro de este mundo. Detrás de este cuadro descubrimos un sistema de fuerzas del mundo superior. Es así como establecemos el lugar para la revelación del Creador.
(126211 )
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 1/23/14

La estructura espiritual de los deseos

dr.laitman“Y el SEÑOR habló a Moisés, diciendo: Tú también harás una fuente de bronce y su base de bronce; para lavar, y has de ponerla entre la tienda de reunión y el altar, y pondrás agua en ella. Y Aarón y sus hijos se lavarán sus manos y sus pies, cuando entren en la tienda de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran cuando se acerquen al altar para ministrar, para hacer una ofrenda quemada al SEÑOR…. “(Éxodo 30:17-20)

En el trabajo espiritual la persona debe purificarse en todos sus deseos.

Esto habla de la estructura espiritual de nuestros deseos. Los deseos, así como nuestros cuerpos, están compuestos por una cabeza y un cuerpo.

Lo más importante son nuestras manos y pies, lo que tomamos y hacia dónde vamos. Por lo tanto es necesario lavarlos, pues constituyen un instrumento para nuestro avance, para nuestra cooperación mutua con los demás.

Y el cuerpo en sí es sólo el Sefira de Tifferet, la cual es pasiva en relación a las manos y los pies. Porque hacia dónde te lleven tus pies y qué tomen tus manos es responsabilidad de la cabeza. Pero previamente la cabeza debe hacer un balance, y sólo después de esto es posible lavarse las manos y los pies, es decir, purificar los deseos de una intención egoísta.

“Se lavarán con agua, para que no mueran” simboliza que después de la purificación de los deseos, la persona ya no está separada de la Luz Superior; ella no recibe para su propio bien, porque esto es muerte espiritual.
(126412)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 2/9/13

El papel de las religiones en el proceso de corrección

dr.laitmanPregunta: Está dicho en el Corán: “El Todopoderoso no necesita ayudantes” ¿Por qué entonces la Cabalá nos enseña que tenemos que volvernos socios y asistentes del Creador?

Respuesta: Las religiones se originan de las líneas derecha, izquierda, y media, El Islam se deriva de la línea derecha en relación al Creador; el Cristianismo viene de la línea izquierda; mientras que el Judaísmo se origina de la línea media. Es por eso que el calendario musulmán está basado en el movimiento lunar, el calendario cristiano está basado en los ciclos solares, y el calendario judío está basado en ambos y está construido de acuerdo a la línea media.

Es verdad que el Corán dice: “El Señor no necesita ayudantes”. Esto se debe a que la participación humana es imposible tanto en la línea derecha como en la línea izquierda. Las personas comienzan a tomar parte sólo cuando se construye la línea media a partir de las líneas derecha e izquierda. Así, ascendemos para volvernos socios del Creador al volvernos similares a Él.

Es por ello que la Cabalá habla de asociación entre un hombre y el Creador. Esta no es la práctica usual en el judaísmo puesto que éste surgió tras la destrucción del Templo y el pueblo de Israel cayó de su nivel espiritual. Hoy, tras dos mil años de exilio, nosotros comenzamos a corregir la devastación que sucedió tras el colapso del Primero y el Segundo Templo. Tenemos que establecer una línea media dentro de nosotros, es decir, debemos ascender por encima de nuestro ego.

Las religiones se construyen de una manera que no requieren que las personas se deshagan de sus egos. Por el contrario, las religiones usan el ego para atraernos, involucrarnos, calmarnos, y prometernos una vida tranquila, salud, éxito, y bienestar. Las religiones son una estructura asociada con el exilio: son totalmente adecuadas para el exilio ¡Nosotros no rechazamos este fenómeno en absoluto!

Sin embargo, ahora vivimos en una era en que las personas de todas las creencias comienzan a elevarse por encima de sus religiones y a esforzarse por alcanzar al Creador ¡Por una parte, ellas no tienen otra opción porque sus vidas son muy impredecibles!  Nuestro deseo interno avanza y demanda que conozcamos y revelemos al Señor. En cada uno de nosotros existe una chispa: en los hijos de Israel, la chispa es una consecuencia de su paso espiritual previo; en las naciones del mundo, es un resultado de una mutua penetración con los hijos de Israel durante el periodo de exilio.

Es por eso que hoy muchas personas comienzan a despertar. Cuando uno está listo para alcanzar al Creador, no necesita una religión, sino que tiene que estudiar Cabalá ya que la Cabalá es la sabiduría de la revelación del Creador a las creaciones en este mundo material. Esta es la diferencia entre todas las religiones (las líneas derecha, izquierda, y media) y la auténtica “religión” (Cabalá) como Baal HaSulam la define en sus escritos. En su artículo “La esencia de la Religión y su propósito”, Baal HaSulam escribe que existe sólo una auténtica religión: la sabiduría de la Cabalá que nos trae al alcance del Creador al obtener Sus propiedades.

Todas las otras religiones estuvieron activas durante el exilio. Su meta era traernos hasta nuestro tiempo para que de aquí en adelante comencemos el proceso de autocorrección. Durante el exilio, el propósito de las religiones era educar a las personas, sostenerlas de una manera civilizada, y proporcionarles conocimiento, moralidad, y ética. Las religiones han cumplido con su papel. Actuaron dentro de la humanidad, dejando así que avanzáramos. Las religiones sirvieron a los intereses humanos.

Sin embargo, hoy su papel expira; este fenómeno es obvio en todas las religiones. Pronto, seremos testigos de enormes transformaciones, de un incremento de la resistencia y grandes luchas. La época de la corrección se ha puesto en marcha. Nada puede detenerla. El mundo se degrada día tras día, como un carro que rueda colina abajo con una velocidad tremenda. Es por eso que hoy en día todas las religiones tendrán que cumplir con la sabiduría de la Cabalá y ajustarse a ella. Esperemos que suceda de una forma moderada, civilizada y que todas las religiones eventualmente acepten sus nuevos roles y lugares.

Las religiones son importantes para nuestra autocorrección siempre y cuando comiencen a implementar el principio de “amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos”. Todas ellas tienen este principio “en el papel”. Todo lo que tienen que hacer es comenzar a implementar en la práctica su doctrina; no hay nada más que podamos esperar de ellas. Como resultado, se replantearán a sí mismas y entonces llegarán a apoyar a la sabiduría de la Cabalá, dando así una oportunidad para corregirlos a todos sin excepción.
(126272)
De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 1/23/14, Escritos de Baal HaSulam

Nueve etapas en el camino hacia la unidad, punto 8

dr.laitmanEn preparación para la Convención Integral

El buen futuro del mundo

La realidad en la que nos encontramos está retratada bajo la influencia de la Luz en el deseo. Nosotros podemos cambiar la relación entre la Luz y el deseo, consciente o inconscientemente, de manera coherente, por etapas, de manera inteligente, con nuestras propias fuerzas, a través del trabajo compartido, o como si lo hiciéramos por casualidad, como está escrito: “El Creador cumplirá Su propósito en mí” (Salmo 138:8).

Sin embargo, en cada una de las circunstancias, la realidad que percibimos, tanto la física como la espiritual, es representada a través de la acción de la Luz sobre el deseo. Y cuando alcancemos la equivalencia de la Luz y el deseo, complementándolos, haciendo la paz entre ellos, nosotros traeremos la paz al mundo entero.

Por lo tanto, incluso las personas sin un punto en el corazón que no están preparadas para crear una conexión entre la Luz y el Kli y equiparar su forma por medio del Masaj y la Ohr Jozer, ven el mundo de manera diferente. Ellas no lo ven como el mundo espiritual, porque no hay componentes espirituales a su sensibilidad. Sin embargo, dado que ellas también aspiran a la unidad a través de los diversos deseos, ya sea que hablen de un deseo en cuanto a dinero, seguridad, educación, honor o control, serán liberadas de todos los problemas en sus vidas.

Por supuesto, se descubrirán gradualmente otros problemas a fin de avanzar aún más, pero ellas verán todo el tiempo que el mundo se acerca al bien. Y esto ya es el buen camino, el camino de la Torá, y no el camino del sufrimiento. Como resultado de la unión de la influencia inconsciente de la Luz sobre ellas, verán que los cambios mejoran las cosas. Ellas descubrirán el sistema operativo de la realidad, es decir que sentirán que, gracias a las buenas relaciones entre ellas, el mundo está cambiando, que cambia su percepción, su reacción interna a lo que está sucediendo.

¿Serán ellas más saludables? Sí. ¿Descubrirán otros fenómenos positivos? Sí. ¿Habrá menos desastres naturales? Sí. Pero veremos cómo la persona activará las fuerzas internas que están conectadas a la naturaleza inanimada, vegetativa, y animado.

Depende de nosotros el entender que tenemos el arma más fuerte que puede haber. Todas las fuerzas de la naturaleza son para nosotros, e incluso el Creador, de hecho, quiere decirnos: “Por favor, úsenme a Mi. Todo está en manos de ustedes”.

Cuando nosotros le traigamos la paz al mundo, las personas estarán involucradas únicamente en una conexión circular. Tal vez parte de ellas trabajará alrededor de una hora por día, y el resto del tiempo, todas estarán comprometidas pensando cómo parecerse al Creador y sentir placer al hacerlo.

Nosotros aún no entendemos cómo podría ser, pero así será. Esto se convertirá en el centro de la vida. Además de las necesidades, las personas estarán involucradas sólo en la conexión con los demás, en llevar la conexión entre ellos a una mayor profundidad, mayor sensibilidad, hasta que el cuerpo físico y el mundo material se descubran como imaginarios.

Comenzará a desplegarse otro mundo; se descubrirán conexiones más allá de este mundo, y veremos que todas estas “telarañas” son interdependientes. Y como resultado, las personas comenzarán a entender que la sabiduría, el pensamiento de la creación está latente en todas sus partes. Esto se conoce como el resplandor de la Divinidad, la revelación de la Divinidad, es decir, que en todo lo que respira, una cosa depende de otra.
(126701)
Preparación para la Convención Integral, nueve etapas en el camino hacia la unidad, punto 8