Alcancen la edad de “Bar Mitzvá”

Dr.  Michael LaitmanEn este momento tenemos que aclarar qué problemas deben resolverse en realidad antes y durante la convención. De lo contrario, esta no será llamada una “convención”, una celebración, una conexión.

Pregunta: Es comprensible que necesitamos sentirnos felices por la conexión. Pero ¿debemos también estar temerosos de no alcanzar una conexión?

Respuesta: Hay una edad en particular por debajo de la cual el niño está exento de los mandamientos (Mitzvot) porque es pequeño. Después de eso comenzamos a educarlo, y le decimos qué está permitido y qué está prohibido comer, o que uno puede hacer algo de cierta forma y que no se le permite hacerlo de otra forma.

El primer mandamiento es llamado “temor” en la presencia del Creador. Siento temor de no ser capaz de darle contento a Él, ¿lo hará más feliz ésta acción?, ¿qué lo hará menos feliz a Él? Para esto, yo tengo que alcanzar una edad de madurez, “Bar Mitzvá”, es decir un nivel en el que la persona es consciente de que es responsable de sus pensamientos, intenciones y acciones de corrección. Una “Mitzvá” es la corrección. La pregunta es, ¿ya alcanzamos esta edad?

Si ya fuéramos así hoy, sentiríamos el temor, la aprehensión: “¡Amigos, la meta que tenemos ante nosotros es darle contento al Creador! Si no hacemos esto, será algo muy malo”. Esto será muy malo, no para nosotros mismos, sino malo para alguien, para los demás; de lo contrario, no se le llama “Mitzvá” si estoy pensando en mí mismo. ¡Pero si tenemos éxito en darle contento al Creador, esto será bueno para el mundo entero! Lo que pase con nosotros no nos importa.

Esto significa que tenemos que hacer muchas correcciones preliminares antes de alcanzar la realización de este primer mandamiento del temor, de la aprehensión, del pensamiento de “¿Estoy dándole o no contento al Creador?”. Está prohibido que ustedes puedan obtener algún tipo de beneficio de esto a cambio de ello, puesto que no será un mandamiento, esto no será otorgamiento, esto no le dará contento al Creador. Es posible darle contento al Creador sólo si no hay interés propio, si uno está haciéndolo feliz a Él sin tener en cuenta la pérdida o ganancia personal. Todavía debemos elevarnos a este nivel haciendo una restricción en nuestro ego, para que no se considere que el resultado está relacionado con nosotros mismos.
(126431)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/27/14, Escritos de Baal HaSulam

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: