Cuando el puntero se mueve

Dr. Michael LaitmanDel libro Luz del Sol, Consejos de Rosh HaShaná: Es necesario adherirnos y estar conectados unos con los otros y ser cercanos unos a los otros en los corazones de todos, de tal manera que seamos una unión que le sirve al Creador de todo corazón.

No hay parcial en la espiritualidad, es decir, tres, siete o nueve Sefirot. Debe haber diez Sefirot porque no sentimos menos que diez, nosotros sólo sentimos una medida completa. Es como una máquina  en la que se juntan los datos y entonces de pronto el metro salta. Como un reloj que cuenta los segundos por dentro, y cuando un minuto completo se junta, el puntero de pronto salta a la siguiente división.

Exactamente así es cómo sucede también en nuestro trabajo. Esto se debe a que hasta que no alcancemos Maljut, podemos trabajar y pasar por distintos estados de forma inconsciente. La persona puede pasearse alrededor y empezar a hacer una multitud de cosas, pero debe esperar hasta que “conseguirlo”. Es decir, ella atraviesa un número particular de acciones, hasta que éstas se vuelven más difícil para ella y no sabe qué hacer consigo misma, y después de esto, ¡de pronto “lo logra” y entiende lo que está haciendo! Es decir, debe lograr una saturación, una medida completa.

Entonces, cuando nosotros nos reunimos, debemos “adherirnos y conectarnos unos con los otros y acercarnos unos a otros en los corazones de todos, para que sea una unión que le sirve al Creador de todo corazón”, es decir que es necesario descubrir una medida completa de deseo. Y esto es un problema, porque nos parece que subimos una montaña, y siempre caemos, una y otra vez. Es así hasta que se acumula una cantidad de esfuerzos, hasta que se junta un número de experiencias dentro de una cuenta completa. Como escribe Baal HaSulam en la Carta 19: “Sin embargo, el tiempo hará lo que la mente no hace. El Creador cuenta todos los estímulos y los recoge dentro de la medida completa, la cual es la medida de dureza para el día destinado”.

(126793 – De la lección de preparación para la Convención en la Aravá del 30 de Enero del 2014)
Material Relacionado:

La unión de los puntos en el corazón
La última gota
Ningún esfuerzo se pierde sin dejar rastro

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta