Desarrollando la fuerza y la protección contra el aborto involuntario

Dr. Michael LaitmanLa fuerza de atracción y la fuerza dilatoria deben operar juntas en el embrión espiritual. En relación a la fuerza de atracción, yo debo revisar en qué medida y de qué forma puedo mantenerme en contacto con todos. Debo añadir la fuerza dilatoria a cualquier forma que esté en contra de mi ego, en contra de mi deseo, así no lo dejo caer, abortar, o permitir que ocurra un accidente en el nacimiento. Desafortunadamente, esto les ocurre a menudo a todos y nos deja poca esperanza de que alguna vez crezcamos.

Nosotros debemos apoyarnos unos a los otros por medio de la fuerza de atracción y especialmente por medio de la fuerza dilatoria; como se nos dice: “Cada hombre ayudará a su amigo”, ayudará a mantener a los amigos enfocados en la grandeza de la meta, en la grandeza del atributo de otorgamiento, el cual alcanzamos por encima de la razón. Aunque esta forma sea desagradable para nuestra naturaleza egoísta, si valoro la grandeza de la meta, la grandeza del Creador, y sufro en mi deseo de recibir, yo disfruto más mi cercanía con el Creador, si veo que el Creador es grande, puedo valorar Su beneficio por encima de mi propio beneficio. Así, gradualmente atribuyo mi yo a Él, a la fuerza superior, hasta que empiezo a identificar los movimientos y las acciones que hago con Él, y empiezo a sentir al superior cada vez más durante estos meses de embarazo mientras me desarrollo como un embrión.

Durante los primeros cuarenta días de la creación del embrión hacia el nivel de Bina, en realidad no lo sentimos. Sin embargo, más tarde, cuando el nivel de Bina empieza a operar, el embrión ya toma una forma humana y estudia al superior desde sus vasijas y sensaciones.

La conexión más fuerte y cercana entre el superior y el inferior, es en realidad durante la concepción. Entonces, la persona está dentro del Creador, y más tarde es como si se alejara. Aunque así lo parezca de forma extrema, de hecho, esta es una penetración más profunda en el superior, hasta que él alcanza la adhesión completa.

Nosotros deberíamos entender que podemos ser un embrión sólo si estamos dentro del superior. Imaginen qué significa el hecho de que todos nuestros sentidos, todos nuestros deseos, todos nuestros pensamientos, todo, se disuelva en Él. Debemos examinar la fuerza dilatoria y la fuerza de atracción en relación a esta sensación de disolución total en el Creador. Primero, existe la fuerza de atracción, lo cual significa en qué medida puedo penetrar más profundamente en el Creador y adherirme a Él con todos mis sentidos.

Aunque estas sensaciones nos sean agradables, dado que yo debo adherirme al otorgamiento, es decir a algo que es externo a los intereses de mi ego, la fuerza dilatoria me cuida. Esta es la plegaria que yo debería hacer todo el tiempo, una petición por la corrección, por la Luz que Reforma.

(127679De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 14 de febrero del 2014)

Material Relacionado:

El trabajo en la escritura de las letras del trabajo
La concepción es el primer nivel de la realidad espiritual
Integrémonos en el trabajo hasta el punto de la auto-cancelación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: