El cercano y el lejano

Dr.Michael LaitmanNecesitamos conexión, aunque no conexión entre nosotros sino más bien con el Creador. Por lo tanto, a fin de alcanzar la conexión con el Creador, de descubrirlo, nos corresponde construir una relación apropiada entre nosotros de acuerdo al principio, “el fin de la acción está en el pensamiento preliminar”.

La conexión entre nosotros debe pasar por encima del ego y causar otorgamiento mutuo.

Esta conexión debe ser igual para todos, tanto para los distantes como para los cercanos. Depende de nosotros el preocuparnos por todos nuestros amigos en el mundo entero, dado que esto hace posible que nosotros sintamos si estamos en otorgamiento o no.

Esto se debe a que yo no siento ninguna cercanía con amigos que están muy lejos. Estamos en una conexión interna con personas cuyos rostros son familiares, y es diferente con los amigos que no están incluidos en este círculo. Ellos me proporcionan la sensación correcta: ¿Realmente me encuentro en otorgamiento o no?

Esto es muy importante: ¿Estoy manteniendo la orientación correcta? ¿Estoy preocupado por todos los amigos como ellos son, como una madre que lleva a todos sus hijos “bajo su protección”? Esta es una señal para mí del anhelo por el otorgamiento.

Así es como cada uno se examina a sí mismo, está preocupado por otros, y los refuerza. Y juntos apuntamos a mantener la conexión con el Creador,  al cumplimiento de la similitud de Sus propiedades. Porque esto es lo más importante, descubrir al Creador de acuerdo a nuestro anhelo por Él, por el otorgamiento. Y realizamos este otorgamiento entre nosotros dentro del grupo, y además entre todos los amigos en todo el mundo.

Esto se debe a que no hay lejano o cercano en la espiritualidad. Otorgamiento es otorgamiento. Pero el problema es que yo no comprendo el sistema entero, sólo parte de este. Pero esta parte es también integral. No puede ser menos que esto o más que esto, porque no hay “parcial” en la espiritualidad. El sistema puede revelárseme en este grado o en otro, pero no hay una regla de medida para la integralidad, porque éste siempre se revela al cien por ciento en cada parte.

Por lo tanto de nosotros depende la aspiración por sentir un grupo homogéneo, completo en todo. No hay grande y pequeño, no hay lejos y cerca. Yo me relaciono con todos de forma igualitaria. Esta es una prueba muy importante con cuya ayuda corrijo, “pulo”, y “calibro” la característica de otorgamiento dentro de mí, de manera que se vuelva cada vez más correcta.

Y dentro de la característica de otorgamiento, me acerco a la sensación del Creador. Y de esta manera corrijo mi Kli, vasija, deseo; éste se acerca cada vez  más a descubrir el poder más elevado. Es bueno y benevolente para el malo y para el bueno, para el cercano y el lejano, para todos sin excepción. Por lo tanto yo también avanzo de esa manera.

En este caso, a través de mis esfuerzos, yo despierto la Luz que Reforma y esta me trae a una correspondencia con ella. Entonces la pregunta es, justo ahora, ¿cómo nos dirigimos hacia el poder de otorgamiento, hacia el Creador, con la ayuda de una relación igualitaria con los cercanos y los lejanos?
(126605)
De la 4º parte de la Lección diaria de Cabalá del 1/28/14, Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar”

Material Relacionado:
Que los más distantes se vuelvan los más cercanos
Qué es querido por el Creador
El amanecer en lo profundo del deseo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta