La concepción es el primer nivel de la realidad espiritual

Dr. Michael LaitmanEscritos de Rabash, “Qué significa que la copa de bendición debe estar llena en el trabajo”: Existe una diferencia entre hablante y mudo en el trabajo. Puesto que hablar es el estado de revelación, es decir que uno ya ha alcanzado el estado de amamantamiento en la espiritualidad, y que ya siente que está amamantándose de la Kedushá (Divinidad). Y el estado de amamantamiento apunta a Jassadim (Misericordia), porque Jesed es el estado de otorgamiento, dado que cuando uno merece las vasijas de otorgamiento, es decir cuando todas sus acciones son por el bien del Cielo y ya no se preocupa por sí mismo, es llamado que él mereció el estado de Jesed (otorgamiento).

Sin embargo, la gestación lo precede, es decir que el superior lo corrige. Por el momento la persona no participa en su propia corrección. Ella sólo se anula y el superior hace todo el trabajo. Pero cada vez  la persona se anula de forma diferente con respecto a nuevos discernimientos. Ella se encuentra con nuevos problemas, dificultades, pero se anula, inclina su cabeza y lo acepta todo.

Y aquí es cuando uno es como un no nato en el vientre de su madre, donde el no nato se anula ante su madre, y no tiene ninguna opinión propia. Más bien, como dijeron los sabios, “El no nato dentro de su madre come lo que su madre come” y no tiene existencia propia, para hacer ninguna pregunta, o para hacer algo por su cuenta, y eso significa que él es mudo y que no tiene boca para hacer ninguna pregunta.

La persona misma se vuelve muda, es como si no existiera dentro del superior en absoluto para no distraer al superior y no ser una fuerza externa en este. Si el embrión es una fuerza externa dentro de la madre, su cuerpo inmediatamente se resistirá y rechazará al embrión como algo hostil. Pero esta es la maravilla de la naturaleza, dado que sucede exactamente lo opuesto y todo el cuerpo de la madre comienza a trabajar por el beneficio del embrión en lugar de rechazarlo. Esto sucede porque en la naturaleza el embrión corporal también se anula cuando se desarrolla en el vientre.

…y eso significa que él es mudo y que él no tiene boca para hacer ninguna pregunta. Es decir, él cierra su boca y no discute, él se anula, lo aceptando todo. Él tiene muchas preguntas y siente resentimiento, pero lo admite y no discute.

Y este es el momento para que uno camine con sus ojos cerrados, por encima de la razón, para creer en la sabiduría de los sabios y avanzar hasta el final. Es imposible explicar esto en otras palabras, puesto que por el momento la persona no entiende nada en la espiritualidad. Por lo tanto, se nos dice simplemente que él tiene que anularse todo el camino y creer en la fe de los sabios, lo cual significa contar con ellos todo el camino. No importa lo que yo sienta dentro de mi corazón y qué dudas pasan por mi cabeza, me anulo ante la Providencia superior.

Esto es llamado gestación, es decir que él no tiene boca para hablar. Este es el estado de Maljut, el cual es el más pequeño y restringido, y es llamado Ibur, el cual viene de las palabras transgresión y juicios (Dinim), cómo está implícito en las palabras “El Creador me juzgó en aras de ti (por tu causa)”. 

Y el asunto de la transgresión y juicio (Din) debe ser explicado. Porque a causa de la razón que uno debe caminar con sus ojos cerrados, por encima de la razón, el cuerpo se opone a ello, y por esa razón uno debe superarlo continuamente, y esto es llamado transgresión, ira y problemas, porque se trata de un trabajo muy difícil el caminar siempre en un estado de anulación ante el superior, y dejar que el superior haga lo que sea Su voluntad sobre él.

La persona está dispuesta a anularse de cualquier manera posible. Ella no puede ayudar al superior como en los niveles de amamantamiento y grandeza. Pero está dispuesto a anularse ante el superior y a darle a Él su cuerpo y alma para que sean corregidos. Esto es llamado Ibur (gestación), que es la restricción más pequeña posible, justo el primer grado de existencia espiritual. Nosotros no debemos desesperarnos, ¡lo alcanzaremos juntos!

(127216 –De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 11 de Febrero del 2014)
Material Relacionado:

Una dieta sana para el embrión
Las preocupaciones del embrión
Anularse uno mismo y conocer- revelar- conectar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta