La luna nueva

Dr. Michael LaitmanDe los Escritos de Rabash, “La Luna Nueva”: Maljut es llamada la luna, y es llamada la luna nueva, el concepto del reino de los cielos, que es el hecho de que tenemos que aceptar el yugo nuevo cada día. La aceptación de ayer no es suficiente, porque el santo Ari dice que tenemos que elevar todo el tiempo las chispas que cayeron a BYA y elevarlas a la santidad.

Se ha encontrado que la persona toma en el yugo de nuevo todo el tiempo, que es el nombre de cuando ella toma de una porción de la separación y la conecta con la unificación espiritual. Y esta es la idea de que Maljut regresa a un punto todos los días, este punto se denomina punto negro, que no tiene la blancura en el santo Zóhar, es decir, que no brilla, porque la iluminación es llamada blancura, es decir que nosotros debemos renovarlo todo el tiempo.

Si la persona se anula realmente a sí misma ante el grupo, respetándolo y satisfaciendo su deseo al querer colocar la característica de otorgamiento y amor en la conexión entre los amigos, entonces, según la medida de su esfuerzo, ella ve cuán alejada está de esta condición. Y si refuerza su sensación de que la grandeza de este sentimiento es deseable, la distancia la lleva a la desesperación debido a su incapacidad para alcanzar esta meta. Pero junto con esto, ella entiende cuán importante es la meta y recibe el poder para alcanzarla.

Eventualmente se da cuenta completamente de la inutilidad de sus poderes. Y aquí nadie es tan sabio como alguien con experiencia, es imposible omitir esta aclaración. Sólo a través de la multitud de obras, actividades y trabajos que los cabalistas nos recomendaron alcanzamos un estado de desesperación.

Un estado de desesperación también trae felicidad. Como escribe Baal HaSulam, no hay momento más feliz en la vida de una persona que cuando ella se encuentra en la desesperación de sus propios poderes. Por ahora ella está a punto de gritar una verdadera oración desde el fondo de su corazón. Ella pide el poder de anularse hacia el grupo, porque su entrada en el trabajo espiritual depende de ello.

Entonces ella recibe este poder, haciendo posible que se anule y se adhiera al grupo. Esto se conoce como la transformación de su punto negro en blanco. Esa es la forma en que avanza, y de inmediato obtiene un nuevo punto negro. Y así, a partir de estos puntos, uno tras otro, se construye a sí misma, transformando todo el tiempo la oscuridad en la luz. Así es como se renueva la luna.

Hasta que, finalmente, todas las entradas y salidas que constantemente alternan una tras otra, construyen en ella un estado de pequeñez (Katnut). El feto espiritual se forma y nace finalmente, convirtiéndose en un recién nacido. El feto se anula por completo. Todos sus 613 deseos pasan a través de la corrección por medio de la anulación, y gracias a esto, se vuelve “blanco”, alcanzando el nivel de Nefesh y nace en el nuevo mundo.

Después del nacimiento, él sigue creciendo. Su deseo de recibir crece cada vez más en el nivel de Ruaj. Allí la persona ya debe saber cómo unirse con las acciones del Creador en el hecho de que toma parte en el trabajo del Creador mismo con el fin de empezar a administrarse a sí mismo. Esto sucede precisamente en las mismas etapas en las que se desarrolla el feto en el mundo físico.

(127533)
De la preparación para la lección diaria de Cabalá del 2/16/14

Material relacionado:
La luz de la luna es la luz de acción de gracias
La santificación de la luna
En ese momento la luna fue completada

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: